7 consejos sencillos para evitar las lesiones corriendo

Lesion dolor de rodilla corriendo

Al hacer una lista de los deportes que son más propensos a causar lesiones, correr probablemente no sería de las primeras que nos vinieran a la mente.

Sin embargo, Una investigaciones han revelado que los que corremos tenemos más probabilidad de sufrir una lesión corriendo que muchos otros deportes, incluyendo boxeo, rugbi e incluso montar a caballo.

A continuación os doy varios consejos dados por especialistas en el tema

Consejos para no lesionarnos

Seguir un programa de entrenamiento

Ir paso a paso y ser constante es el camino del éxito y si deseas alcanzar metas a largo plazo, entonces es importante tener un plan de entrenamiento adecuado para no sufrir lesiones.

«Un programa de entrenamiento te ayudará a evitar lesiones y dar base a tu formación.

Una buena regla general es la regla del 10%

No aumentes tu entrenamiento semanal en más de un 10% Incluso esto podría ser demasiado, así que siempre optar por una cantidad que te sientas cómodo, un 5% puede ser más apropiado.

Te dejo un link con planes de entrenamientos de diferentes distancias y niveles ideales para conseguir el máximo rendimiento minimizando el riesgo de lesiones, son totalmente gratuitos.  Planes de entrenamiento.  

Dedicar tiempo

Decidir que vas a correr una carrera o lograr un objetivo determinado, pero otra cosa es realmente hacerlo.

Si eres serio en el entrenamiento,  vas a tener que dedicar tiempo y esfuerzo, si no la cosa no funcionará.

«La razón principal que escucho de la gente que no sigue el programa de entrenamiento periodizado es que no tienen suficiente tiempo para entrenar durante la semana o el tiempo hasta que el evento o la carrera comienza.

Es importante encontrar tiempo durante tu horario semanal para entrenar, y tener suficiente tiempo antes de que sea la carrera para completar tu programa de entrenamiento y permitir que el cuerpo se adapte.

12 semanas sería una cantidad mínima de tiempo adecuada

Comienza siempre con humildad

La aptitud es algo que viene y va con el tiempo, dependiendo de varios factores incluyendo tu estilo de vida, ejercicio y salud.

Si quieres volver a correr un maratón, por ejemplo, después de un largo período de tiempo sin hacer nada, entonces sería una buena idea comenzar con una carrera más corta.

El hecho de que hicieras 45 kilómetros por semana, hace cinco años, no significa que puedas volver a hacerlo de la noche a la mañana y esperar cubrir la misma distancia de inmediato.

Tómate tu tiempo, comienza con un cómodo kilometraje por semana y construye gradualmente tu base aeróbica.

Elige el calzado adecuado

Los zapatos incorrectos pueden traer todo tipo de problemas, incluyendo lesiones musculares, daños en las piernas y dolor de espalda.

Esto puede sonar obvio, pero para correr, necesitas usar zapatos de correr. Esto puede ser tan simple como comprar unas zapatillas que te sean aunque lo ideal seria hacerte un estudio de la pisada del pie. Dónde te pueden analizar la pisada aconsejándote el tipo de calzado apropiado o si te hicieran falta unas plantillas».

Analiza tu técnica de carrera

Si recaes en constantemente lesiones, entonces hay una posibilidad de que la causa sea la forma en que corres. Si es el caso, es importante que busques ayuda.

Si estás preocupado por las lesiones, es bueno ir a un fisioterapeuta deportivo, que será capaz de identificar cualquier problema y hacer sugerencias sobre cómo evitar futuras lesiones y mejorar tu técnica de carrera.

Incluir entrenamiento de fuerza

Es un error que muchos corredores hacen: sólo hacer entrenamiento cardiovascular en vez de mezclar sus entrenamientos.

Esto puede afectar el rendimiento y dejarte susceptible a lesiones.

El fortalecimiento de los glúteos, los cuádriceps, los músculos isquiotibiales y el núcleo proporcionará la base sobre la cual se puede mantener una buena técnica de carrera.

La mayoría de las lesiones corrientes que veo provienen de una falta de fuerza y ​​control. En una serie de estos músculos, fortalecedlos con un buen programa de resistencia te ayudará.

No ignores ni trates de entrenarte lesionado

La frustración de la inactividad puede hacer que sea tentador entrenar a pesar de estar lesionado.

Sin embargo, cuanto más lo hagas más tiempo durará el sufrimiento.

No ignores a tu cuerpo si te está diciendo que está en debes parar

Si no se mejora significativamente en los primeros días con el descanso, consulta a un fisioterapeuta. Esta es la forma más rápida de volver a salir y el entrenar.

Como siempre muchas gracias por leerme y puedes dejar tus dudas o comentarios más abajo.

Nos vemos en los entrenos!!