Flexiones con rodillas dobladas

Al arrodillarse en el suelo, coloque sus manos directamente debajo de los hombros, ligeramente más ancho que el ancho de los hombros.

Estire los brazos de manera que su cuerpo esté en línea recta desde la parte posterior de las rodillas hasta la cabeza.

Puede cruzar un tobillo con otro o mantenerlos cerca uno del otro. Asegúrese de que su cabeza esté alineada con el cuello y que la parte superior de la espalda debe estar recta durante todo el ejercicio.

Tire de sus abdominales y mantenga apretado su abdomen. Desde la posición inicial, inhale mientras dobla los codos y baja el cuerpo al piso.

Una vez que su pecho esté casi tocando el piso, exhale mientras se presiona hacia arriba enderezando los codos.