Cómo planificar tus comidas en 5 pasos sencillos

planificar tus comidas en 5 pasos

La planificación de tu nutrición es tan importante como la planificación del entrenamiento de triatlón.

Los nutricionistas explican cómo simplificar la planificación de comidas para que estés totalmente preparado para la siguiente semana y puedas comer adecuadamente, lo que te ayudará a alcanzar tus metas.
El entrenamiento duro y la gestión de tu apretada agenda significa a menudo dejar algo a un lado.

¡No dejes que ese «algo» sea la calidad de tu ingesta de alimentos!

A continuación mostramos un enfoque simple, pero eficaz, de cinco etapas para la preparación de comidas saludables que funcionan tanto para el ambicioso cocinitas y el novato de la cocina.

Te puede interesar: La ventana secreta de los 30 minutos 

1. Planificar con anticipación

Cuando se trata de cocinar y hacer una buena comida, el mayor obstáculo para la mayoría de la gente es el tiempo.

Añade a tu trabajo diario y compromisos de la familia un horario de entrenamiento intenso y el concepto de gestión del tiempo ya no es un pensamiento agradable, pero más una necesidad para sobrevivir.

Cuando se trata de preparación de comida comprimir tu tiempo será de valor incalculable. Aquí está cómo hacerlo.

Paso uno:

Coge un bolígrafo y papel, es hora de entender cómo  pasas tu tiempo durante la semana. A continuación, divide tu rutina diaria en franjas horarias.

¿A qué hora te levantas, desayunas, te vas a trabajar, tomas un descanso o almuerzas, viajas a casa, sales a entrenar, regresas a casa después de entrenar, estás con los niños, cocinas?

A menudo es muy difícil ver las franjas horarias disponibles que tenemos para nosotros cuando estamos ocupados en nuestra rutina diaria.

Pero si vas quieres hacer algún progreso con la preparación de comida tienes que intentar ver qué franjas tienes disponible.

Paso dos

Dona tu tiempo voluntariamente.

Ahora tienes una visión general de en qué «gastas» el tiempo, por lo que debes centrarte cuánto de este tiempo vas a dedicar a la preparación de la comida.

Nota: No significa que cada día debas cocinar. Elige dos o tres días.

Paso tres

Hacer varias raciones de comida es la clave, ya que ahorra tiempo y dinero, pero no todas las comidas preparadas así se adaptan a tus necesidades diarias.

Un obstáculo muy común que encontramos cuando se trabaja con atletas gira en torno a su horario de trabajo y el transporte de comidas durante todo el día.

No todo el mundo tendrá acceso a una nevera o un microondas.

Una buena alternativa es usar alimentos que no requieren almacenamiento en frío o calentamiento.

2. Alimentos fáciles de almacenar

Después de haber preparado suficiente comida para alimentar a un pequeño ejército, ahora es el momento de encontrar un lugar para almacenar todo.

La respuesta es simple: Tupperware.

Necesitarás una variedad de tamaños para las comidas principales junto con opciones más pequeñas para porciones de ese mismo tamaño.

Ten cuidado e intenta seleccionar una marca que te permita usar el microhondas y no tener problemas.

Te puede interesar: ¿Comes lo suficiente para entrenar y correr? 

3. Alimentos fáciles de preparar

Cuánto tiempo toma cocinar una comida es crucial si el éxito de la preparación de la comida va a durar más de una semana.

El tiempo que toma a alguien cocinar una comida puede variar bastante, pero usar técnicas simples puede hacer el proceso más eficiente.

La pieza fundamental de tu equipo de cocina será la olla de cocción lenta. Hay multitud de recetas que puedes encontrar, además podrás hacer varias raciones de una sola vez y conservarás de una forma natural las propiedades de tus comidas. Necesarias para tus entrenamientos.

4. La comida que sepa bien

Después de un fin de semana duro corriendo o montando en bici, llegar a casa y tener una comida atractiva y nutritiva es muy importante.

Sin embargo, a veces cocinar los alimentos que se supone que son «saludables» pueden dejarte con hambre o sin motivación ya que quizás sus sabores no son los más apetecibles, esto no te inspirará a seguir adelante cuando las piernas comienzan a cansarse.

Esto puede dar lugar a tener una dieta, a menudo lleno de grasas procesadas, azúcar añadido y  sal que hacen poco para ayudar a la recuperación de todo tu esfuerzo duro.

Buscar alimentos que sepan bien debe ser el objetivo de cada comida, después de todo, si te estás alimentando con buena comida es más probable que seas un una persona mucho más feliz.

5. Disfruta del proceso de cocinar

Es el componente más subestimado de a la hora de elaborar una comida.

No todo el mundo disfruta de cocinar, de hecho para algunos es nada más que una molestia, una pérdida de tiempo, tiempo que podría pasar en correr, andar en bicicleta o nadar.

Te puede interesar: La nueva moda del Detox ¿Es necesario? 

Así que aquí hay tres trucos sencillos para disfrutar de la cocina…

1. Cocina con buena música

Aplicaciones como Spotify. Crear una lista de reproducción con música que te haga feliz. Canta si el resto de tu familia puede soportarlo…

2. Escuchar un podcast o un audiolibro

Todos estamos muy ocupados, y parece que leer un libro a veces no está a nuestro alcance. Creo que los podcasts y libros de audio no sólo nos aportan conocimiento (véase los mejores libros para correr) pero también son una gran manera pasar tu tiempo cocinando.

3. Cocina con tu pareja

Pasado mucho tiempo fuera de casa trabajando y entrenando. ¿Por qué no dedicar tiempo de calidad cocinando junto con nuestra pareja?

Incluso reducirás a la mitad la carga de trabajo que te dará más tiempo para descansar y relajarte, después de todo la recuperación es tan importante como el entrenamiento 😉

Y tú ¿Cómo buscas tu tiempo para preparar tus comidas?