Receta curry de pollo con arroz de coco: Para triatletas

Curry de pollo con arroz de coco

Rico en calorías para reponer esas reservas de glucógeno y aumentar la proteína para la recuperación en los días de entrenamiento duro.

También es nutritivo y enriquecedor.

Además de una cantidad razonable de proteínas y carbohidratos proporcionados por el pollo y el arroz, este delicioso plato tiene leche de coco que puede ser tu amigo o enemigo, dependiendo de la variedad que utilices.

Si bien es altamente nutritivo y rico en fibra, vitaminas C, E, B1, B3, B5 y B6 y minerales como hierro, selenio, sodio, calcio, magnesio y fósforo, también es alto en grasa.

Si necesitas reducir la grasa, entonces yo recomiendo la variedad baja en grasa.

A diferencia de otras grasas de nuez, la grasa de coco es sobre todo en forma de ácidos grasos saturados de cadena media (MCFAs) como el ácido láurico.

Este es convertido por el cuerpo en un compuesto antiviral y antibacteriano llamado monolaurina, que ayuda a combatir la enfermedad y los virus, así como recuperarse del entrenamiento.

Estas grasas se metabolizan en energía en el hígado y se utilizan rápidamente por el cuerpo y por lo tanto son menos propensos a ser almacenados como grasa.

Es una receta ideal también para personas que son intolerantes a la lactosa.

Con una cantidad decente de carbohidratos, esta es también una comida para entrenar atletas.

Los carbohidratos se almacenan tanto en el músculo como en el hígado como glucógeno.

El glucógeno muscular  accede por los músculos que trabajan para la contracción y el glucógeno del hígado mantiene su azúcar en la sangre  para el cerebro.

Si te quedas sin carbohidratos en los músculos te entrará una pájara buena.

Las reservas se limitan  entre 300-500 g, suficiente combustible para durar alrededor de 90 minutos de una sesión de entrenamiento intenso.

Es importante mantener tus reservas llenas todos los días.

Por porción 

  • Calorías 474
  • Carbs 63g
  • Grasa 14g
  • Proteína 23g

Ingredientes para dos personas: 

  • 4 muslos de pollo deshuesados ​​y sin piel, cortados en trozos pequeños
  • 1 cebolla pequeña, cortada en rodajas
  • 1 berenjena pequeña, cortada en pedazos pequeños
  • 1 cucharadita de jengibre rallado
  • 1 rodajas de chile verde
  • 1 diente de ajo, cortado en rodajas
  • 1/2 cucharada de curry en polvo
  • 1 cucharadita de garam masala
  • 1 lata de tomates natural
  • 2 tazas de arroz
  • 4 tazas de leche de coco2 vainas de cardamomo, ligeramente batidas

Elaboración:

  1. Fríe ligeramente la berenjena y el pollo durante unos minutos en aceite.
  2. Agregua las especias, el chile, la cebolla, el jengibre y el ajo junto con los tomates picados. Llenar con un chorrito de agua para que las verduras apenas estén cubiertas, cocine a fuego lento durante 15 minutos hasta que la salsa espese y el pollo esté cocido.
  3. Agregua el arroz y la leche de coco a una cacerola junto con las vainas del cardamomo. Llevar a ebullición y dejar cocer a fuego lento con la tapa durante 10 minutos hasta que el arroz esté tierno y todo el líquido haya sido absorbido (rellenar con agua si es necesario).