Los días libres de un triatleta

Todos hemos escuchado a algún entrenador o YouTuber inspirador gritar que si quieres ser el mejor, no puedes tomarte unos días libres. Y lo creas o no, estoy de acuerdo con ellos.

Sí, me has leído correctamente: si eres un triatleta, lo siento, no existen los días libres.

Pero escúchame porque interpreto esta expresión de manera diferente de lo que piensas.

En primer lugar, estoy a favor de tomar días físicos libres. Si tu horario, salud, estado físico o vida familiar requieren que te tomes un día libre, entonces tómatelo.

Es mejor tomarse un día de descanso periódicamente que no tomarse esos días y caer en una lesión por sobre entrenamiento. O enfermar debido a un sistema inmunológico débil.

Sin embargo, incluso en los días libres físicos, todavía eres un triatleta y así es como interpreto la frase «sin días libres».

Somos triatletas todos los días del año, así que actúa como tal.

Cómo ser un triatleta día a día

Por lo tanto, ¿qué factores o detalles deberíamos cuidar? Tranquilo, que también te lo cuento…

  • Mantener un horario
  • Trabaja hacia un objetivo, una meta y crea hábitos que te ayuden a conseguirla.
  • Alimenta tu cuerpo con los alimentos y nutrientes que necesitas.
  • Ayuda a tu cuerpo a recuperarse al no estar sentado demasiado tiempo, descuidando la movilidad o escatimando en el sueño.
  • Hidrátate
  • Reconoce que la vida no es perfecta y que no siempre salen las cosas como queremos, las cosas se interpondrán en tu camino, y lo que cuenta son tus reacciones a esos obstáculos.
  • Sé paciente contigo mismo y con los demás.
  • Entrénate con tus habilidades, no con las habilidades de tus «sueños» o con las de tu vecino. (Esta es muy importante)

Entonces, mientras que puedes tener un día libre de piscina, puedes (y deberías) seguir tratándote como un triatleta.

No hay días libres para eso ;)

Nos vemos en los entrenos!!

Te puede interesar: