¿Te perdiste el Prime Day?

No te preocupes, todavía puedes acceder a grandes descuentos en prácticamente todas las marcas de tecnología deportiva, échale un vistazo al listado completo de las mejores ofertas ¡Tengo todo categorizado y actualizado constantemente. Grandes rebajas en Polar, Suunto 9, Fenix 5s, 735Xt y muchos más

Todos los detalles en esta página

¡VER LISTADO OFERTAS!

Cómo evitar los temidos calambres | trucos, consejos

Los calambres en las piernas son contracciones musculares dolorosas y una vez que empiezan, es difícil librarte de ellas.

No se sabe exactamente lo que desencadena el calambre, pero es más probable que ocurra en los músculos cansados, por lo que la mala condición física o el ejercicio con altas cargas de trabajo aumenta la probabilidad de aparición.

La deshidratación puede contribuir al calambre, especialmente cuando las pérdidas de líquidos y sodio son altas

Te puede interesar:

El sodio está involucrado en la iniciación de señales nerviosas que hacen que los músculos se contraigan. Un déficit de sodio y líquido puede «irritar» los músculos, causando que se contraigan incontrolablemente.

Un desequilibrio de magnesio en relación con el sodio y el potasio puede ser otra causa común.

Síntomas

– Súbito, dolor intenso en los músculos, por lo general en las piernas y los pies– Acortamiento involuntario de músculos que contorsionan el cuerpo, por ejemplo, dedos de los pies que se encrespan con calambres en los pies. Cuatro pasos para evitarlos

  1. Mantente hidratado durante el ejercicio. Las bebidas deportivas isotónicas ayudan a reemplazar el sodio perdido en el sudor. En climas calurosos, puede ser necesaria una ingesta de sodio de alrededor de 0,25-0,7 gramos por hora, intenta beber 750 ml de bebidas energéticas con electrolitos por hora cuando sudes mucho.
  2. Debes hacer recuperaciones y descansos adecuados para los músculos después de sesiones de entrenamiento duras. Busca un equilibrio entre entrenamiento, por lo que es recomendable hacer sesión de alta intensidad con una sesión suave, e intentar evitar sesiones duras seguidas del mismo grupo muscular.
  3. Aumentar la fuerza y ​​la condición física. Los músculos más fuertes y más ajustados son más resistentes al calambre. Ten cuidado al cambiar la velocidad o la intensidad, especialmente durante las últimas etapas del ejercicio, ya que los músculos fatigados tardan más en adaptarse.
  4. Calienta para preparar los músculos, calienta para iniciar el proceso de reparación y estirar para mantener los músculos sueltos y flexibles. Es importante pasar 5-10 minutos en cada uno de estos procesos, especialmente para sesiones más duras y carreras.

Con estos sencillos pasos evitarás los tan molestos y temidos calambres. No te olvides de pasarte por nuestra zona de lesiones para estar al día de todo. Puede ayudarte también a llevar un buen plan de entrenamiento, puedes descargarte los nuestros aquí. Te puede interesar: Mejores estiramientos para evitar lesiones