¿Te perdiste el Prime Day?

No te preocupes, todavía puedes acceder a grandes descuentos en prácticamente todas las marcas de tecnología deportiva, échale un vistazo al listado completo de las mejores ofertas ¡Tengo todo categorizado y actualizado constantemente. Grandes rebajas en Polar, Suunto 9, Fenix 5s, 735Xt y muchos más

Todos los detalles en esta página

¡VER LISTADO OFERTAS!

Por qué un triatleta debería hacer yoga

Triatleta hacer yoga

Está comprobado que el yoga es una práctica que tiene numerosos beneficios, y los meses de invierno son el momento perfecto para un triatleta practicarlo y probarlo. A continuación te damos varias razones por las cuáles deberías hacer yoga…

Prevención de lesiones

La mayoría de las lesiones en natación se deben por uso excesivo, derivadas de repetir una y otra vez los mismos movimientos durante el entrenamiento.

Cuando hay un desequilibrio en el cuerpo, este hace que trabaje  de forma desalineada, el entrenar horas y horas puede irritar al cuerpo, lo que produce inflamación y desgaste excesivo en los tejidos.

Practicar yoga de forma regular, ayudará a alinear el cuerpo de forma simétrica, corrigiendo la flexibilidad y los desequilibrios de fuerza en los tejidos blandos. Al practicar yoga en una clase, le darás a los monitores de yoga, la oportunidad de señalar tus desequilibrios.

Las posturas de yoga también facilitan una autoconciencia que puede ayudarte a notar tus propios desajustes esqueléticos.

El yoga puede hacer maravillas al abordar desequilibrios subyacentes e inestabilidades que conducen a lesiones por uso excesivo. Pero algunas poses pueden agravar lesiones como discos herniados.

Asegúrate de consultar con tu médico o fisio antes de practicar yoga y avisar a tu monitor de yoga acerca de tus problemas físicos y él sabrá qué hacer.

Finalmente, el yoga te ayudará a relajarte. Cuanto más relajado estés, mejor podrás recuperarte del estrés del entrenamiento. El estrés físico, mental y emocional constante, sobrecarga el sistema nervioso. El yoga te ayudará a dormir mejor, a recuperarte más rápido y a disfrutar más.

Entrenamiento mental

El yoga te enseña a estar en una situación intensa, por ejemplo, en una pose profunda, o sentarte en el suelo durante treinta minutos seguidos, mientras intentas apaciguar tu mente, y llevar tu conciencia a tu postura con una respiración adecuada.

Esta habilidad es invaluable cuando encuentras una intensidad similar en el entrenamiento. Al practicar yoga, te colocarás en estas posiciones difíciles y aprenderás maneras de sobrellevarlo.

Esto se traduce no solo en la experiencia (también voluntaria) que tienes como nadador sincronizado de una manera mejor sino también a afrontar las adversidades de la vida.

Te puede interesar: Mejores planes de entrenamiento para triatletas 

Flexibilidad

Probablemente pienses que el yoga es principalmente un estiramiento. De hecho, la flexibilidad es una gran parte del yoga occidental. Practicar las posturas harán que estires los músculos tensos.

Los músculos tensos son más propensos a las lesiones, en forma de distensiones musculares y desgarros. Aliviarlos no solo ayudará a evitar dicha lesión, sino que también ayudará a evitar lesiones por uso repetitivo.

Más allá de la flexibilidad física, el yoga cultiva la flexibilidad de la mente. Las posturas, los ejercicios de respiración y las prácticas de meditación fomentan el enfoque en el momento presente.

Al dejar atrás los recuerdos del pasado y las proyecciones hacia el futuro, podemos encontrar la felicidad en el aquí y ahora. A medida que adquieras experiencia con el yoga, verás que la mente te llevará a lugares inimaginables.

Mantener el cerebro en el presente mientras las fuerzas externas intentan inclinarte en varias direcciones equivale a la flexibilidad mental.

Balance

Yoga requiere de equilibrio. En primer lugar, están las posturas de equilibrio, que fortalecerán la parte inferior de las piernas y perfeccionarán tu propiocepción para que te vuelvas más consciente de dónde está tu cuerpo en el espacio.

Las posturas también enseñan una conciencia más sutil del centro de gravedad de tu cuerpo en diferentes posiciones, junto con una mejor percepción de cómo el cuerpo funciona como una unidad para equilibrarse.

Además, el yoga da un equilibrio dimensional al trabajo que haces en los deportes y en la vida. En el yoga moverás el cuerpo a través de todas las direcciones disponibles. A veces estarás de pie, a veces estarás al revés. Tus perspectivas cambiarán, y obtendrás una mejor comprensión de tu cuerpo y de lo que puede hacer.

El yoga también equilibrará el trabajo de tu entrenamiento. Mientras entrenas, constantemente estás haciendo algo. El yoga enfatiza el proceso, el estar en el momento presente. Piensa en ello como un entrenamiento de recuperación mental.

Te puede interesar: Mejores estiramientos para evitar lesiones

Fuerza

El Yoga fortalecerá tu cuerpo como una sola unidad. Los ejercicios se realizan con las manos o los pies en contacto con el suelo y usan tu peso corporal.

Algunas posturas serán estáticas, involucrando a los músculos isométricamente. Otras, como los saludos al sol, involucran el flujo de una postura a otra, atrayendo y liberando los músculos a través de contracciones concéntricas y excéntricas.

Practicado correctamente, con atención al alineamiento, el yoga confiere estabilidad en las articulaciones, al igual que el entrenamiento de fuerza con pesas.

La práctica regular de posturas de yoga entrenará los músculos y los tendones para estabilizar las articulaciones, lo que a su vez ayudará a evitar tanto las lesiones agudas como las de estrés repetitivo.

Como ves el yoga tiene numerosos beneficios para los triatletas o deportistas en general y aconsejamos su práctica al 100%.

Te puede interesar: Mejor material deportivo para triatletas