Primeros auxilios para corredores

Primeros auxilios para corredores

¿Sabes qué hacer si tu compañero de entrenamiento le da una insolación cuando está corriendo? ¿o si sufre una bajada de tensión?

Hace pocos días salí a correr (actualmente llevo un plan para crear una buena base aeróbica para afrontar grandes retos que me esperan en los próximos meses).

La cuestión es que, como otras tantas veces, salí por la mañana a eso de las 11:00 AM  (el sol ya estaba dando duro), recién levantado sin desayunar corrí 40 minutos a ritmo muy suave.

Desde un principio noté que algo no iba bien, las pulsaciones las tenía disparadas a pesar, repito, de ir a un ritmo muy suave. Prácticamente iba a trote «cochinero».

El cuerpo no me respondía adecuadamente y notaba que me faltaban las fuerzas. Aún así, continué con el entrenamiento incluso tuve que parar varias veces para hidratarme y mojarme cabeza y nuca.

Cuando terminé el entrenamiento, empecé a andar, suelo andar unos 20 minutos hasta mi casa para no parar de golpe, pero ese camino de casi dos kilómetros se me harían eternos…

Poco a poco empecé a agobiarme, debido a que notaba como a pesar de ir andando las pulsaciones seguían altas. Me senté en un banco a la sombra, a la espera de recuperarme y poder llegar a casa, pero… seguía notando que algo no iba bien.

Después de unos 10 minutos sentado, decidí subir  la gran cuesta que hay para llegar a mi «meta» pero en mitad de la cuesta, las pulsaciones se dispararon (y eso que iba andando) llegó un momento que pensaba que me desmayaba, empecé con sudores, sensación de cansancio y que el mundo se me venía encima.

Como pude, me tiré al suelo a la espera de que todo acabara rápidamente.

Esa «crisis» la mantuve durante varios minutos, me llamó la atención que coches y personas que pasaban por allí no me preguntaran si me pasaba algo (yo ya tenía suficiente con «sobrevivir» y no podía ni hablar ni pensar).

Cuando me reincorporé me volvió a entrar esa taquicardia, con lo que tuve otra vez que tirarme al suelo literalmente.

Tras unos minutos interminables,  logré superar como pude lo que me había pasado y llegar a un banco de mármol y poder llamar a mi mujer para que viniera a por mí.

Después del gran susto que me llevé, estuve reflexionando sobre lo ocurrido y lo mucho que me acordaba de mi compañero de batallas, con el cuál había estado corriendo y montando en bicicleta las últimas semanas, seguro que él me hubiera ayudado a superar ese mal rato, es también profesor de Ed. Física y tiene grandes conocimientos de primeros auxilios.

A día de hoy no sé que me pasó, quizás una bajada de tensión, deshidratación, golpe de calor aunque lo descarto…

No obstante hehe estado en el médico y me han hecho un electro y varias pruebas más y en principio no tengo nada a falta de algunos resultados..

Soy una persona que también me he hecho pruebas de esfuerzo dado que el deporte es sano, pero no podemos olvidarnos de que hay que estar sano para hacer deporte.

Todo ello me ha hecho llegar hasta aquí, quiero transmitiros a través de mi experiencia, cuáles son los primeros auxilios que debemos conocer para ayudar a un amigo, compañero o incluso desconocido.

Creo que es muy importante que todos los que realizamos cualquier tipo de deporte tengamos unos mínimos conocimientos para saber actuar en caso de una emergencia.

Te puede interesar: Lesión del tendón de Aquiles, cómo prevenirla 

A continuación os expongo los casos más comunes que un corredor podría sufrir mientras realiza uno de nuestros deportes favoritos: correr.

 Golpe de calor

Como hemos dicho, correr es muy sano, pero puede ser muy inteligente que el atleta cuide de sí mismo durante el entrenamiento en los meses de verano, o bien hay un alto riesgo de sufrir un golpe de calor, que podría ser horrible si no se trata adecuadamente.

La insolación

Es causada por un fallo del «termostato» del cerebro, que regula la temperatura del cuerpo, causando que el cuerpo no pueda enfriarse cuando se calienta demasiado.

La insolación se produce si alguien ha estado expuesto al calor durante mucho tiempo, como pasar demasiado tiempo al sol.

La condición puede desarrollarse con muy poca advertencia, y las víctimas pueden dejar de responder en cuestión de minutos de sentirse mal.

Síntomas:

1. Dolores de cabeza, mareos y molestias

2. Inquietud y confusión

3. Piel caliente, enrojecida y seca.

4. Poca sensibilidad

5. Pulso completo y delimitador

6. La temperatura del cuerpo está por encima de 40 ° C

¿Qué debemos hacer?

1. Llevar a la víctima a un lugar fresco; Quitar algunas capas de su ropa.

2. Llamar al servicio de emergencias de tu ciudad.

3. Siéntate y envuélvalos en una sábana húmeda.

Vertir agua fría sobre ella. Trata de reducir su temperatura  por lo menos a 38ºC

4. Una vez que su temperatura es más baja, reemplace la sábana húmeda con una seca.

5. Revisar la temperatura, respiración, pulso y si puede responder

Deshidración

Una de las cosas más importantes a recordar cuando competimos o entrenamos en cualquier deporte, es beber bastante líquido.

Recordar beber lo suficiente puede llegar a ser difícil cuando estás a mitad de carrera, pero las consecuencias podrían ser drásticas si no lo haces.

La deshidratación ocurre cuando pierdes más líquidos de los que tomamos.

Deshidratarse es común al hacer ejercicio constante, debido a la cantidad de sudor que el cuerpo produce, que se aumenta en condiciones de calor.

Si no se trata, esto puede llevar a que los atletas desarrollen agotamiento por calor, que es una condición grave causada por la pérdida de sal y agua del cuerpo, por lo que es vital que los atletas se rehidraten con agua y electrolitos tan pronto como sea posible.

Síntomas

1. Dolores de cabeza y aturdimiento

2. Sequedad en la boca, ojos y labios

3. Pequeñas cantidades de orina oscura

4. Calambres musculares

¿Qué debemos hacer?

Parar a la víctima de lo que está haciendo, y llevarlo a un lugar fresco para sentarse, así como proporcionarle gran cantidad de líquido  para beber.

El agua es el mejor líquido para conseguir que los líquidos regresen al cuerpo, pero la solución de rehidratación oral ayudará a reemplazar el agua, así como la sal y otros minerales que se habrían perdido. Puedes comprar esto en farmacias.

Si tú o la víctima tiene cólicos dolorosos, se recomienda mucho descanso, así como estirar y masajear los músculos que duelen.

Si continua mal, buscar a un profesional de la salud inmediatamente.

Te puede interesar: 5 consejos frente a las lesiones Torceduras y esguinces

Lesiones, como esguinces o distensiones.

Las lesiones como estas también se producen fácilmente cuando se entrena en superficies irregulares.

Los esguinces son lesiones comunes que afectan a los tejidos blandos alrededor de las articulaciones: los músculos, los tendones y los ligamentos.

Un esguince es cuando un ligamento se ha sido «estirado» más de lo que puede o está parcialmente roto.

Cuando los músculos y los tendones están rotos hay sangrado alrededor de ellos que causa dolor, hinchazón y moretones.

A menos que un esguince o una tensión se trate correctamente, puede tardar más tiempo para que los atletas se curen completamente, y por lo tanto estarán sin poder entrenar durante bastante tiempo, así como posiblemente requiriendo alguna sesión de fisioterapia.

A fin de evitar que se pierda, aquí está la forma de tratar un esguince o distensión.

Síntomas

1. Dolor y sensibilidad

2. Dificultad para moverse

3. Hinchazón y moretones

¿Qué debemos hacer?

1. Descansar: debe acostarte y apoyar la lesión en una posición cómoda y elevada

2. Hielo: Para enfriar el área y reducir la hinchazón, aplica un paquete de hielo o verduras congeladas cubiertas con un paño. Recuerda no dejarlo durante más de 10 minutos y poner un paso, trapo entre tu piel y el hielo.

3. Apoyo cómodo: Deja el paquete de hielo en el lugar  de la torcedura y envuélvalo con un vendaje alrededor de la zona. Por ejemplo, para una lesión en el tobillo, las vendas deben ir desde la base de los dedos hasta la rodilla.

4. Elevación: Elevar la lesión y apoyarla en algo suave, como cojines. Comprueba que las vendas no estén demasiado apretadas cada 10 minutos.

Recuerda

Los Primeros auxilios es una habilidad tan simple, pero tiene un impacto increíble y puede ser la diferencia entre una vida perdida y una vida salvada.

Comparte para una mayor difusión por favor. Puedes salvar una vida.

Te puede interesar:  Como evitar lesiones del pie cuando corremos