Un propósito para año nuevo

Acabamos de empezar el año, y la mayoría de nosotros nos marcamos algunos objetivos o propósitos para empezar bien. Algunos se propondrán adelgazar o dejar de fumar; para otros su propósito será entrenar más duro, ser más rápido o mejorar en una disciplina concreta, pero… ¿cuál sería una buen propósito para empezar el nuevo año?

Esto me hace pensar en cuántas personas tienen el mismo dilema.

¿Y por qué un dilema? No profundizaremos demasiado, pero puedes mirarte al espejo del baño, y preguntarte: ¿por qué necesitas una motivación para este nuevo año para hacer lo que deberías haber hecho todos los días de tu vida? ? ¿Qué falta? ¿Soy un chico o una chica que necesita una charla de motivación cada mes para no despistarme de lo que siento que es importante para mí?

Esto no tiene por qué estar relacionado con el deporte, pero si me propongo un propósito para este año ¿hay algún problema?

Lo malo de elegir un objetivo para esta nuevo año que empieza es no elegir el adecuado, a continuación te decimos cuáles son los errores más comunes que pueden hacer que no lo lleguemos a cumplir.

El propósito que te has marcado es demasiado alto para el nivel de habilidad. En el peor de los casos es inalcanzable o insostenible durante un período de tiempo más largo. Este es un error común, generalmente provocado por las numerosas frases motivacionales que inundan nuestras redes sociales cuyo mantra es…

«¿Puedes hacer cualquier cosa que te propongas?».

En un principio tu propósito puede parecer esperanzador y te hará sentir que eres capaz de cumplirlo. Sin embargo, cuando te das un baño de realidad o está te tortea, tiene justamente la reacción contraria, haciendo que tu autoestima sea aún peor que cuando fuiste a buscar el «Santo Grial». El grial de ‘dame un mensaje que me va a convertir en algo que no soy’.

Te puede interesar: Mejores planes de entrenamiento triatlón y correr.

El objetivo que te has marcado no tiene la suficiente pasión para que disfrutes en tu vida. Me gustaría hacer esto, sí, pero ¿es una pasión? ¿Te obsesionas con este camino? ¿Lo estoy haciendo porque otros me han presionado para que lo haga? Este tipo de propósitos nuevos también están destinados al fracaso, porque la realidad es que nuestros corazones no están al 100% en ello. Si bien podría ser bueno para ti,y otros pueden pensar que te mejorará, pero como en la mayoría de las cosas de la vida, si no crees en él, puedes garantizar otro fracaso a cambio de que te conviertan en algo que a ti no te apasiona.

Y después están las personas que necesitan tener «estímulos artificiales» para hacer que les sucedan cosas positivas para ellos. Nadie me ha acusado nunca de no dar un poco de amor para ayudar a la gente o los alumnos en ocasiones a superarse a sí mismos, o los obstáculos que construyen que impiden lo mejor de ellos. Cuando miro a los demás, intento enseñar algo que se ha perdido en nuestra sociedad y es aprender a…

«Asumir nuestra propia responsabilidad»

Siempre he sido un profesor que piensa que gritar a un alumno a ‘ir más duro’ en una carrera es una tontería. Si lo hago, y veo que un alumno aumenta su rendimiento, entonces he fallado como profesor. Intento que aprendan que dar lo mejor de sí no es un lujo sino el requisito básico, que no se aplaude, pero que se espera como la base sobre la que debe construir para el futuro.

Solo alcanzarás tu potencial cuando cada día te despiertes y cuando tus pies toquen el suelo, digas que hoy harás todo lo posible por ser mejor que ayer, y pasarás las próximas 8 horas de trabajo intentando cumplir ese objetivo. Claro que habrán días de inactividad y días difíciles, pero los días malos desaparecerán.

¿Y cuál es la diferencia entre días malos y días difíciles? »

Citó a un novelista estadounidense Jack London:

«El hombre que hace lo mejor que puede es suficiente», y siguió con «si pones tu cabeza sobre la almohada en la noche sabiendo que hiciste todo lo que pudiste, no hay días malos, solo difíciles». Mañana te levantas y peleas de nuevo. De eso se trata realmente la vida «.

Entonces, si eres alguien que necesita estar motivado o tienes un propósito para año nuevo, mi propósito para ti es que te mires al espejo, date una buen bofetada y di: Necesito mejorar cada día. de forma simple, y hacer mi mejor esfuerzo con lo que recibo todos los días, no solo con los que elija.»