Análisis del Garmin Edge 130

analisis garmin edge 130

La familia Garmin ha crecido de nuevo, con el Edge 130.  El nuevo 130 es un ciclocomputador súper compacto y hereda gráficos de pantalla de las unidades superiores de Garmin.

Pero no nos adelantemos y vamos a verlo de más de cerca…

Comencemos con su diseño.

La unidad de 40x62x17mm es bastante pequeña, pero aún tiene una pantalla bastante grande de 46mm.

La pantalla en blanco y negro es muy buena con una visión muy nítida. La pantalla de 303×230 píxeles tiene una pantalla que permite una velocidad de cuadros máxima más rápida que otros ciclocomputadores Garmin más caros.

Por ejemplo, el Edge 820 es más grande, pero solo tiene una pantalla de 200×265, y el gran Edge 1030 tiene una pantalla de 282×470 píxeles.

El resultado final es una pantalla nítida que es fácil de leer al sol y / o con gafas de sol puestas .

Pesa solo 33g, pero cuenta con una batería de 15 horas de duración que no está nada mal.

El Garmin Edge 130 cuenta con cinco botones que lo controlan: encendido, vuelta, inicio / parada, arriba / menú y abajo.

Personalmente prefiero ciclocomputadores compactos, con un soporte frontal con gran diseño y visibilidad, cosa que no he conseguido con muchos otros pero el Edge 130 es tan pequeño que casi desaparece cuando lo montas con la correa de goma incluida en el manillar.

Funciones básicas del Edge 130

Si deseas un ciclocomputador que incorpore conceptos básicos como velocidad, distancia, tiempo, elevación, frecuencia cardíaca y potencia, con el Edge 130 lo tendrás cubierto.

Además de otros datos como promedio, vuelta y promedio de 3 segundos.

Ojo no existen las infinitas variaciones de las métricas de entrenamiento que encontrarás en otros dispositivos más costosos, de ahí su precio.

El Edge 130 no ofrece métricas como potencia de 1 seg. O potencia izquierda / derecha. Entonces, si estás interesado en entrenar con potenciómetro, deja de leer porque este no es tu ciclocomputador.

Navegación

Para la navegación, hay algunas opciones básicas. No encontrarás, evidentemente un mapa, solo una pantalla blanca en blanco con una línea para marcar tu ruta.

Puedes introducir un archivo de ruta creado en la unidad cuando está conectada a un ordenador, y luego seguir las indicaciones que te da el Edge 130 mediante unas líneas.

Y también puedes usar la función ‘volver a casa’ cuando estés en cualquier ruta, eligiendo ‘por la misma ruta’ o ‘línea recta’.

Por otra parte, puedes configurar cada pantalla entre uno y 10 campos de datos, con algunas opciones diferentes en el diseño.

Por ejemplo, un diseño de tres campos puede tener un gran campo encima de dos pequeños, o dos pequeños intercalando el grande.s

Tienes que configurar los campos en el ordenador, no con una aplicación.

Funciones de Bluetooth fáciles de usar

El Edge 130 se puede conectar a dispositivos como monitores de frecuencia cardíaca o un medidor de potencia en ANT + o Bluetooth.

Lo mejor del Bluetooth en un GPS,  es cómo se conecta a tu teléfono para recibir notificaciones de texto / llamadas entrantes y cargas automáticas de tus salidas. Agradezco ver quién me llama sin tener que sacar el teléfono de mi maillot.

También puedes configurarlo en LiveTrack, donde tus amigos o familiares pueden seguirte desde un ordenador siempre que vayas con tu teléfono.

Supongo que esta puede ser una buena característica de seguridad, pero nunca la he usado realmente.

Más características

En pocas palabras: una pequeña unidad de GPS básica pero buena

El Edge 130 no es el más barato, el más pequeño, el más grande o el más robusto.

Sin embargo, hace un cierto número de cosas básicas bastante bien; Graba y muestra datos basados ​​en GPS, sensores y barómetros en un dispositivo pequeño, lo muestra en una pantalla muy nítida y lo carga de forma inalámbrica a Strava o en otro lugar una vez que hayas terminado.

Para un ciclocomputador GPS básico, no es el más barato, pero puede ser el mejor.

Conclusiones

La legibilidad de la pantalla y las características del bluetooth son muy buenos.

Lo mejor: la pantalla nítida es súper fácil de leer, tiene un formato pequeño, batería de larga duración, notificaciones, cargas automáticas inalámbricas

Lo peor: Su precio, no hay opción de mapas, por lo que la navegación es solo una línea en una pantalla blanca.

¿Quién lo debería comprar?

Si deseas un GPS pequeño con buen diseño que pueda conectarse con sus otros dispositivos, pero no deseas una unidad de entrenamiento y navegación con todas las funciones.

Si deseas una unidad que cubra los aspectos básicos de un ciclocomputador y te sientes un poco abrumado por el precio y la lista de características de las unidades de GPS de gama alta, pero desea una unidad segura y de confianza que se ajuste a tu presupuesto el nuevo Garmin Edge 130 podría ser para ti.

Te puede interesar:

– Mejores ciclocomputadores del mercado 

Producto disponible en Amazon.es