Beneficios de caminar descalzo

Caminar descalzo tiene numerosos beneficios para nuestro cuerpo. Cuanto más usamos nuestros dedos de los pies y caminamos sin zapatos, más fuertes se volverán y por lo tanto más resistentes serán a las lesiones.

Nunca debes tratar de fortalecerlos con unos zapatos.

Sí, sé lo que estás pensando… que estoy loco como una cabra, pero te voy a poner el ejemplo de hacer flexiones para que entiendas lo que te digo.

Al hacer una flexión hacia arriba, estiramos los dedos para hacer que nuestras manos cubran más superficie  y «enganchar» el tendón flexor de nuestros dedos.

Lo mismo ocurre con nuestros pies.

¿Qué dice la ciencia de caminar sin zapatos?



Si utilizas los dedos de los pies más, sus tendones serán más fuertes, haciendo del pie una base más estable y de apoyo.

Cuando «recubrimos» nuestros pies con calcetines y zapatos, inhibimos el uso de nuestros dedos de los pies que hacen que  sean menos estables.

Para ello quítate los zapatos y camina descalzo para experimentar algunos de sus beneficios.

Esto, evidentemente no es algo que yo me invente, se han realizado estudios por expertos de la Escuela de Ciencias de la Salud y Rendimiento de Ithaca College recientemente en el que destacaron el papel importante que desempeñan los músculos «a menudo olvidados» en los pies para mejorar la estabilidad, el equilibrio, la postura y prevenir lesiones comunes.

La idea es que la gente cambie su atención a la «base del pie», invirtiendo tiempo en trabajar tanto en su pies como en sus músculos centrales en el abdomen.

Nuestros pies forman un gran equipo, desde los grandes músculos de los pies y las piernas hasta los pequeños músculos, cada uno envía mensajes al cerebro sobre el contexto.

Cuando estos mensajes se interrumpen, las lesiones surgen como otro grupo muscular trata de compensar la falta de comunicación.

Los zapatos típicamente establecen estos problemas, como caminar, correr, bailar, andar en bicicleta o saltar fuerza a estos músculos para absorber el impacto del cuerpo.

Si los músculos pequeños del pie no se comunican o no envían información al cerebro, los músculos grandes terminan compensándolo.

Se sobrecargan, lo que en última instancia, conduce a lesiones.

Caminar con Barefoot descalzo puede ayudar a fomentar cómo el cerebro envía señales a través de los tus grupos musculares para mejorar el equilibrio.

Algunos zapatos son muy buenos, desde el punto de vista de la amortiguación.

Pero la consecuencia de ese apoyo, es perder «información» del pie, muchos pequeños músculos dejan de trabajar ya que el zapato hace el trabajo por ellos, creando los efectos anteriormente comentados, sobre todo por uso excesivo.

Las lesiones por uso excesivo son un problema para los atletas en particular.

Y un estudio reciente, publicado en el British Journal of Sports Medicine, demostró la importancia de usar los pequeños músculos estabilizadores en el pie.

Aunque sólo estos se mueven un poco dentro de los pies, están constantemente activos, ya que son responsables de mantener el equilibrio del cuerpo.

Si sólo una de las cuatro capas distintas de músculos a lo largo de la parte inferior del pie no sostiene el arco, un atleta de resistencia como un corredor desarrollará típicamente fascia plantar,  que es una lesión dolorosa y frustrante en el talón.

Ejercicios Caminar descalzo

Practicar determinados ejercicios puede aumentar la fuerza de los pequeños músculos del pie y disminuir el riesgo de lesión de los grandes músculos.

Los ejercicios consisten:

1. Flexión de los dedos: Sin zapatillas, sentado sobre una silla, apoya ambos pies en el suelo y presiona los dedos contra el mismo suelo, manteniendo los tobillos totalmente inmóviles . Mantén la presión durante 2/3 segundos, relaja y vuelve generar la presión.

2. La toalla: Comienza sentado descalzo con los pies encima de una toalla. Poco a poco agarra la toalla con los dedos de tus pies haciendo que la misma se acerquea ti. Una vez que llegues al final, arruga la toalla en la dirección opuesta. .

3. Camina de puntillas: Camina de puntillas para fortalecer los músculos de los pies, los tobillos y las pantorrillas. Párate con los pies separados, y comienza a caminar por unos15 segundos. Descansa 15 segundos y repite el ejercicio cuatro veces.

4. Arrastra los dedos: El ejercicio consiste en comenzar con un pie sin zapatilla en una posición neutral en el suelo, luego acortándolo contrayendo los pequeños músculos del arco, manteniendo los dedos en el suelo. Puedes practicar esto progresivamente, pasando de sentarse en una silla a pie, luego en un pie, y luego a saltar.

Cualquier ejercicio o movimiento que debas hacer con posturas variadas y el uso de la fuerza que impliquen interacción con tus pies y el suelo es una excelente forma de desarrollar la fuerza en la base de nuestros pies.

Cuanto más puedas ir descalzo, como por ejemplo en casa o en el trabajo será mucho mejor para ti.

Somos conscientes de la gran controversia que hay sobre este tema. Podemos encontrarnos estudios que aconsejen la no utilización de cansado con amortiguación y estudios que digan lo contrario.

Nosotros simplemente nos limitamos a informar de una manera siempre objetiva. Ya cada persona que establezca sus propios criterios.

Muchas gracias!

Te puede interesar:

–  Mejores artículos, consejos y material para correr.

–  Nuestros planes de entrenamiento.

–  Mejores consejos para no lesionarte