La constancia, el principio fundamental de tu éxito en triatlón

La constancia, el fundamento del éxito en triatlón

Hace poco hablábamos del  aumento de la carga de triatlón como principio fundamental para el éxito en el triatlón. Pues bien, otro principio fundamental en los deportes de resistencia y, por lo tanto, del triatlón es la constancia. 

Parece tan simple de entender que ciertamente sientes que es parte de tu entrenamiento de una manera natural.

Y, sin embargo, vale la pena echarle un vistazo más de cerca porque demuestra ser una de las principales causas de fracaso en el logro de un objetivo o en el solo hecho de progresar en el triatlón.

Y para aquellos que piensan que este principio, que más que principio yo lo llamaría valor, ya lo tienen adquirido, les invitaría a que siguieran leyendo, porque aplicarlo a tu vida diaria supondrá obtener unos progresos.

Una lección sobre el éxito

¿Alguna vez has escuchado el cuento de la tortuga y la liebre? Bueno, señoras y señores, la tortuga soy yo.

Pero dame suficiente tiempo y podré vencer a casi todos… ¿Por qué? No porque sea el mejor, el más inteligente o el más rápido sino gracias a desarrollar unos hábitos positivos aplicándolos con coherencia.

Me estoy refiriendo a la palabra REGULARIDAD, constancia.

También creo que es el principio número uno para lograr el éxito en cada área de tu vida y que la sociedad en la que vivimos actualmente no la aplica en su mayoría, porque vivimos en la era del «click», del todo lo quiero para ahora.

Por lo tanto, esto también es aplicable al triatlón para mejorar

La consistencia en los buenos hábitos puede no verse al principio, pero después de un cierto número de meses o años, se crea una gran diferencia entre la persona que ha mantenido estos buenos hábitos y la que no hizo nada especial o peor contra el que ha mantenido malos hábitos…

Y la regularidad en el triatlón es la misma, pocos resultados al comienzo de la temporada o en tus primeros años, pero como decíamos antes, la «tortuga» finalmente llega y aparecen los hermosos resultados.

Entrenar regularmente para progresar a largo plazo

Porque si eres irregular en el entrenamiento, tu condición física baja y te pasas el tiempo para volver a tu nivel inicial, incluso progresas ligeramente y luego te caes cuando no entrenas más … ¡Qué lástima y especialmente qué frustración!

«¡Argg, reinicio cada vez desde cero!» Cuántas veces no escuché esta frase…

Así que no estoy diciendo que sea fácil ser regular, yo el primero. Familia, trabajo, responsabilidades personales, todos tenemos cosas que son muy importantesen nuestras vidas y que no debemos olvidar. ¡Y todos tenemos altibajos en términos de motivación, pero para eso estoy yo aquí ;) !

Tienes que tener en cuenta una cosa, y es que si dejas de entrenar durante varios días, las pérdidas en tu condición pueden ser difíciles de recuperar. Hasta 3-4 días de descanso, no pasaría nada, pero si pasan 5,6 o 7 días, es necesario reajustar tu plan de entrenamiento porque las pérdidas son demasiado grandes y si volvieras a entrenar como si nada, corremos el riesgo de lesionarnos o caer en sobreentrenamiento.

Entonces, una buena alternativa es simplemente hacer sesiones muy cortas pero que sirven como «recordatorios musculares» … 20 a 40 minutos de una disciplina que incluye 3-4 aceleraciones progresivas o fortalecimiento muscular.

Sin prisa pero sin pausa

Hay otra razón por la cual los triatletas carecen de regularidad y es mucho más insidioso, ¡es la precipitación! Demasiados triatletas quieren todo ahora mismo.

Si lo pensamos fríamente, los triatletas tenemos una gran motivación, que esta ayuda, y mucho a la práctica del triatlón, pero podría  ser dañino si te conduce a aumentar demasiado rápido la carga de entrenamiento. Porque en la mayoría de los casos, trae demasiada fatiga y estrés que llevan al triatleta a detenerse porque, psicológicamente, combinan el entrenamiento con el dolor y el sufrimiento. Tu cuerpo cansado te envía señales que terminan desmotivando el entrenamiento… y finalmente la regularidad .

¿Cómo ser constante en el entrenamiento?

La solución es planificar un volumen o más bien una carga mínima de entrenamiento que puedas a priori mantener a lo largo del año.

Nota: debe tenerse en cuenta que, en ciertos momentos, es bueno o incluso esencial reducir tu carga de entrenamiento para compensar en exceso (antes de una carrera o después de un período de entrenamiento intenso) o para recuperarse (después de una carrera o al final de la temporada) y así obtener mejores resultados y evitar lesiones.

Insisto en la dulzura y el hecho de ir con moderación. No tiene sentido cargar como una mula si sabes que no mantendrás el ritmo durante tu preparación. Toma en cuenta tu vida profesional y familiar para establecer esta carga básica y tal vez puedas progresar adecuadamente.

La gran ventaja es que estás seguro mantener un mínimo vital garantizado con el tiempo que te garantizará la regularidad necesaria para progresar…

Y para los nuevos en triatlón, no hay nada como comenzar con los conceptos básicos y el trabajo técnico…

Otros aspectos a considerar, motivación y disciplina . Siempre hay obstáculos durante una preparación. Y si los llamamos obstáculos, ¡es para cruzarlos ! Y para eso, nada mejor que tener claro tus objetivos para tener una posibilidad máxima de alcanzarlos .

El triatlón es un deporte complejo en el que intervienen tres deportes. Y es díficil conseguir un equilibrio. El tiempo, la constancia y el sudor son conceptos simples pero fundamentales para aplicar fácilmente, que pueden tener resultados superiores a la media mientras disfrutas de tu entrenamiento.