¿Qué tiene que ver la edad cuando se trata de correr?

Es cierto que la dinámica de existencia que más nos afecta como seres vivos es el hecho de envejecer. La edad y el desgaste de nuestras capacidades mientras transcurre nuestro tiempo son parte de un proceso biológico al que inevitablemente estamos ligados. Te invitamos a conocer a detalle qué tanto tiene que ver la edad cuando se trata de correr.

Aunque esta naturalidad como se ha dicho, puede afectarnos de muchas formas. También es necesario considerar que esto no es completamente cierto para todas las personas.

El mundo está lleno de pesimistas que se dedican a vociferar que al envejecer nuestro organismo sufre una disminución en sus tiempos de funcionamiento. Esta es una dura realidad con la que debemos aprender a vivir. Pero, esto no significa que vayamos a perder la capacidad de hacer todas esas actividades que tanto disfrutamos.

La otra cara de la moneda nos presenta a los optimistas con apreciaciones un poco menos severas que no dejan de ser realistas. Estos suelen decir que la edad es solo un número  y que “Eres tan viejo como te sientes”. Y aunque todas estas frases puedan parecer simples clichés, lo cierto es que cada día parecen estar más sustentadas por la ciencia.

¿Qué dice la ciencia de la edad cuando se trata de correr?

Envejecer no es más que un proceso de desgaste que sufren nuestros tejidos, células y órganos a lo largo de los años. Sí, hay un poco de fatalismo en este punto, debido a que se es más propenso a padecer de enfermedades que deriven en la muerte. Pero todo se trata de saber llevar las cosas.

Los últimos estudios afirman que el proceso de envejecimiento comienza alrededor de los 30 años porque hasta este momento nuestro cuerpo para de crecer. Aquí es donde entran en consideración aspectos más científicos provenientes de estudios que indican que los atletas de 40 años son el grupo con mayor proyección de crecimiento en deportes de maratones.

Un estudio realizado en Nueva York aplicado a la maratón que anualmente se realiza en la ciudad, arrojó que entre 1980 y 2009 disminuyó el número de finalistas con menos de 40 años. Mientras que con los nuevos entrenamientos y mejoras considerables en los procedimientos en alimentación, el grupo de finalistas mayores a 40 años fue en ascenso. Así vemos como la edad cuando se trata de correr no siempre juega en contra.

¿Cómo afecta el envejecimiento a los corredores?

Es fundamental conocer la edad promedio de los corredores que frecuentan este tipo de competencias. Estudios realizados en la Universidad de Marquette afirman que la edad cuando se trata de correr promedio en corredores de élite ronda entre los 28,9 entre hombres y 29,8 cuando hablamos de mujeres.

Con respecto al análisis de atletas que envejecen resalta uno en particular de Ray Fair y Edward H. Kaplan. Este estudio detalla los efectos producidos por el envejecimiento en corredores desde sus primeros pasos hasta los 95 años de edad.

Después de discutir fervientemente los resultados de este estudio se obtuvieron distintas conclusiones. La primera se trata de la velocidad de los corredores y su tendencia a mantenerse estable durante los primeros 30 años. Luego de esto los índices de velocidad empiezan a disminuir de manera gradual hasta los 40 y de ahí hasta los 70 la tasa va desacelerando en un promedio de 1 % por año. Desde allí, hasta los 90 años de edad, anualmente sigue descendiendo en un promedio de 1,5% y un 2-3 % después de los 95 años.

¿Podemos contrarrestar los efectos de la edad cuando se trata de correr?

Edad cuando se trata de correr

Está claro que no podemos competir contra el tiempo y por ende el envejecimiento no se puede evitar.  Por ello, estamos obligados a observar los aspectos positivos de los estudios  científicos donde se demuestra que la velocidad solo se pierde de manera gradual.

Si bien esta disciplina es muy exigente y competitiva, la mayoría de los atletas se esfuerzan para competir contra sí mismos. Bien puedes trabajar diariamente para romper tus propias marcas e ir obteniendo cada vez más récords personales. Y también, puedes aprovechar que las carreras están estructuradas por categorías de distintas edades haciendo que la competitividad sea mucho más justa.

Se valoran los esfuerzos de todos los participantes, es por ello que podrás asistir a diferentes eventos que celebran e impulsan estas actividades.

Te puede interesar: Todo en entrenamiento para correr

Influencia de la mente sobre nuestro cuerpo

¿Podemos ayudar a nuestro organismo con actitud positiva y un estilo de vida saludable?

El corredor promedio tiende a enojarse cuando le hablan acerca del envejecimiento como limitante para continuar con el ritmo de sus  actividades. La mayoría afirma que gracias a mantenerse corriendo y entrenando su estado de forma le daba mayor sensación de bienestar  que cuando tenían 20 años.

Bien es verdad que un gran porcentaje atribuye su estado de salud a sus cuidados, ejercicios y alimentación balanceada. Pero, muchos afirmaron que la vibra positiva y expectativas determinan radicalmente la determinación en cuanto a la edad de los atletas.

Es necesario conocer nuestras capacidades y aceptar que nuestro aspecto y la realidad de nuestros cuerpos irán desmejorando con el paso de los años. Siempre evitando que eso nos detenga o determine lo que podamos o no hacer.

Un comentarista de maratones que recién se iniciaba en esta disciplina dijo: Hoy soy más decidido, gracias a mi estilo de vida saludable. Priorizo la salud por encima de todas las cosas, muy diferente a lo que solía hacer antes. ¡Debes mantenerte positivo, enfocado, alegre y agradecido para lograr cualquier cosa que te propongas!

Otro hombre de 56 años de edad también afirmó: ¡He podido llegar al grupo etario de 50 años de edad y no podría estar más agradecido! Estoy mentalmente estable y eso me ayuda a estar firme como un roble, siempre activo y atento. ¡Me gustaría que más personas contemporáneas pudieran vivir la experiencia y decir lo mismo!

Conclusión

Edad cuando se trata de correr

Para resumir podemos observar pequeños detalles que nos hacen dar cuenta de que la vida son tres días, en dos llueve y uno está nublado. Pero como nadie sabe su fecha de caducidad, el envejecimiento jamás se puede utilizar como excusa para dejar de darlo todo en una actividad.

Si quieres ser un atleta lo primero que debes formar y mantener es tu mente y enfocarte en un estilo de vida en el que no haya imposibles.

Es cierto que la edad puede significar ciertas barreras como el aumento de lesiones o enfermedades, pero aquí es donde entra nuestra mentalidad. Siempre que quieras hacer algo, esto va a costar y surgirán contratiempos de todas partes, por ello es fundamental mantener el control y dar siempre lo mejor de sí.

Te puede interesar: