Mejores Monitores de Frecuencia Cardíaca

mejores monitores frecuncia cardíaca

Conocer tu frecuencia cardíaca cuando entrenas es de vital importancia si quieres tener óptimos resultados. Saber estos datos puede llegar a optimizar y mejorar tus resultados útil si sabes cómo utilizarlos. ¿Cómo conseguirlo? pues muy fácil, con los  mejores monitores de frecuencia cardíaca.

Para mejorar nuestro rendimiento cuando hacemos ejercicio, el ritmo cardíaco debe variar. Esta es una de las razones por la que debes ser consciente de este aspecto.

Además, si hay dispositivos que los miden automáticamente, como las banda de frecuencia cardíaca para el pecho no hay que complicarse la vida haciendo fastidiosas anotaciones o midiéndote con los dedos.

Compra un sensor de frecuencia cardíaca para hacer deporte y empieza a llevar un mejor control de tus entrenamientos. Al final te presentamos una guía de compra para que puedas comprar tu cinta de frecuencia cardíaca correcta, aunque ya te adelantamos que los aspectos más importantes son la fiabilidad y compatibilidad de conexión.

Empezamos!

Mejores Monitores de Frecuencia Cardíaca

Monitor de frecuencia cardíaca – Polar H10

Se trata de un dispositivo que resiste las inclemencias del agua y que se coloca en el pecho con ayuda de una banda elástica. Solo pesa 40 gr, así que es muy liviano de llevar.

Si por algo destaca por sobre su competencia es por su gran nivel de precisión en sus cálculos. Y es que está reforzada por la presencia de electrodos en su elástico que incrementan la señal.

Este sensor utiliza varios medios de conectividad: ANT+ y Bluetooth Smart, con una potencia de 5kHz. Se sincroniza además con la aplicación Polar Beat, en la que tendrás un registro de tus frecuencias. Si prefieres otras apps, también puedes intentarlo con Nike+ y Strava.

Igualmente puede sincronizarse con otros dispositivos como smartwatch y máquinas del gimnasio. Lo mejor de todo es que todas estas conexiones pueden ser simultáneas, con un software que se actualiza constantemente.

Para colocártelo solo debes deslizar el elástico y atarlo con la hebilla que trae retocados de silicona que contribuyen a mantenerlo en su lugar. No importa todo el movimiento que hagas, este sensor se quedará sujeto gracias a esta característica.

Lo puedes mientras practiques cualquier deporte, incluso la natación, ya que como te hemos mencionado, no se dañará al ponerse en contacto con el agua.

Ventajas
  • No necesitas llevar el móvil a los entrenamientos para que se sincronicen los datos.

  • Precisión bastante elevada.

  • Es muy cómoda de llevar.

  • Se sumerge al agua.

  • Arroja resultados rápidos.

Desventajas
  • La aplicación no permite personalizar los entrenamientos.

Ver precio Amazon
Monitor de frecuencia cardíaca – Garmin HRM-Tri

Este modelo de Garmin resalta porque está diseñado para ser usado por triatletas, así que puede usarse para ciclismo, running y natación. Esto quiere decir que pueden sumergirse al agua, lo cual resulta una gran ventaja.

Tan solo pesa 59 gr, así que probablemente ni recuerdes que lo llevas puesto mientras entrenas, ya que no se siente como un sobrepeso. De paso, es muy cómodo y sus cintas se sujetan fácilmente.

Como es de esperar, este producto se conecta con la app de Garmin, a la cual envía todos los datos de tu frecuencia cardíaca.

La correa tiene amplias funciones, como arrojar información sobre tu estilo al correr, ya que también se fija en los movimientos verticales. De esta forma, evalúa las pisadas y zancadas que des.

Para nadar va bien siempre y cuando se trate de tandas largas. Por el contrario, las pruebas de velocidad se volverán un poco incómodas, ya que puede llegar a resbalarse con la presión del agua. Además, ajustarla con más fuerza puede hacer que no rindas lo que debes.

Ventajas
  • Su precisión es bastante alta.

  • Ofrece gran comodidad, y ni siquiera notas que la tienes puesta.

  • Se conecta con tus otros dispositivos Garmin, para tener una completa evaluación del rendimiento en los entrenamientos.

Desventajas
  • El tejido de algunas zonas de la correa no es muy resistente.

Ver precio Amazon
Monitor de frecuencia cardíaca – Garmin HRM-Run

Con este dispositivo obtendrás numerosos datos en tiempo real, que incluyen tu frecuencia cardíaca y la oscilación vertical. Además, mide el tiempo en el que tus pies mantienen contacto con el piso, así como el de la cadencia en tus entrenamientos.

Como es de esperarse, se sincroniza con la app de Garmin para mandar la información, y también puede hacerse con otros dispositivos de esta marca. Así que puedes tener conectado el SmartWatch con el sensor para obtener un registro más completo sobre tu rendimiento en las actividades deportivas.

Gracias a su correa cualquier persona, sin importar sus medidas, puede usarla. Esto hace que sea muy cómodo y proporcione una mayor seguridad al adaptarse a diferentes cuerpos.

Cabe resaltar que este dispositivo se diferencia de los otros de la marca en que su módulo es más pequeño. En general, está especialmente diseñado para los corredores, brindándole una mejor experiencia que los llevará a un mejoramiento seguro.

Aunque puede sumergirse en el agua, no está recomendado para nadadores, ya que al no tener memoria, los datos no se sincronizarán con otros dispositivos. Además, no está diseñado para la práctica de este deporte, y lo más probable es que se corra hasta los pies mientras estás nadando.

A diferencia de los dos anteriores que te presentamos, este sensor pesa un poco más (0,92 kg). Sin embargo, no deja de ser ligero y cómodo de usar.

Ventajas
  • Ofrece una panorámica de las dinámicas al correr.

  • Soporta el contacto con el agua.

  • Es ligero y cómodo.

  • Tiene encendido automático.

  • Puede lavarse en la lavadora.

Desventajas
  • Ninguna relevante.

Ver precio Amazon
Monitor de frecuencia cardíaca - CooSpo

Este es un modelo que se utiliza en el brazo, ya que es un brazalete que contiene sensores de frecuencia cardíaca. Aparte de brindar datos sobre el indicador mencionado, también lo hace acerca de las calorías quemadas junto a los lugares en los que has entrenado.

Toda la información que recopile durante las jornadas de entrenamiento pueden ser enviados a la mayoría de aplicaciones fitness más populares.

Así que podrás escoger cualquiera que sea de tu preferencia y que ya estés usando. La conectividad funciona a través de ANT+ y Bluetooth, conectándose con cualquier teléfono inteligente o tablets.

A rasgos generales, se trata de un producto bastante cómodo y que se lleva con gran ligereza. Tiene cualidades transpirables para que no se te acumule sudor en la zona en el que lo tienes puesto.

Además, en la pantalla LED que trae consigo podrás ver cuando el dispositivo está encendido o apagado, para entenderte mejor con el.

Uno de los puntos a favor de decantarse por este tipo de sensores es que sus baterías son recargables. Esta simple cualidad hace posible que se pueda usar por más tiempo en entrenamientos más prolongados.

De esta manera, se diferencian de los de pecho, ya que estos últimos generalmente solo soportan 1 hora de entrenamiento por día, si quieres extender su vida útil.

Ventajas
  • Se conecta a cualquier dispositivo con Bluetooth.

  • Su durabilidad está garantizada.

  • Puedes usarlo hasta 20 horas seguidas.

  • Tienen encendido automático

  • Lecturas con alta precisión.

Desventajas
  • No indica su porcentaje de batería.

Ver precio Amazon
Monitor de frecuencia cardíaca – Polar OH1+

Este modelo de Polar se contrapone con el que te presentamos primero el cual se coloca en los brazos. Es útil para la práctica de cualquier deporte, incluso la natación pues es resistente al agua.

En este último deporte puedes colocártelo en la sien con ayuda de unos clips que trae para ponerlos en las gafas. También puedes sumergirte hasta 30 metros y seguirá funcionando.

Es uno de los sensores más cómodos que hay en todo el mercado. Además de conectarse con la app de Polar Beat, puede hacerlo igualmente con Nike+ y Strava. Asimismo, se sincroniza con los SmartWatch de Appel, Polar y otras marcas. Todo ello puede hacerse simultáneamente a través de la conexión Bluetooth y ANT+.

Una memoria interna permite entrenar sin tener otros dispositivos cerca, ya que guarda todos los datos para el momento en que se enciendan el móvil. Esto es especialmente útil cuando te sumerges dentro del agua, ya que los Smartwatch no reciben datos en estas circunstancias.

Como añadidura, trae seis luces LED en su sensor óptico que indica la actual configuración del brazalete. Su batería recargable permite que lo puedas usar durante largas jornadas, sin perjudicar su vida útil.

En general, resulta óptimo para la práctica de diferentes deportes, haciéndolo un modelo muy versátil.

Ventajas
  • Brinda gran comodidad.

  • Precisión garantizada.

  • Su batería aguanta hasta 4 días de entrenamiento.

  • Soporta todas las circunstancias.

Desventajas
  • Para usarlo adecuadamente necesitas aprender sobre código de leds y de pulsaciones, ya que solo cuenta con 1 led y un botón.

Ver precio Amazon
Monitor de frecuencia cardíaca – Auriculares Jabra

Ahora te presentamos unos auriculares inalámbricos deportivos que integran la función de monitorear tu frecuencia cardíaca. Cuando se usan mandan estos datos a aplicaciones fitness que puede instalar en su móvil.

Las marcas compatibles con estos audífonos son iPhone, Samsung y Kindle. A todos estos dispositivos pueden conectarse por medio de Bluetooth. Cuando están en uso constante tienen una duración de 4,5 horas y en dos horas se recargan totalmente.

Cuentan con una capa protectora impermeable que los hace resistentes al agua. Por otra parte, se han posicionado como un elemento de gran aceptación y valoración, no solo para controlar la frecuencia cardíaca, sino para escuchar música en cualquier momento.

Ventajas
  • Precisión bastante buena para ser unos audífonos.

  • Integra múltiples funciones, así que mientras entrenas puedes oír música al tiempo que mides tu rendimiento.

  • Tienen resistencia al agua y sudor.

Desventajas
  • No son tan cómodos.

Ver precio Amazon
Monitor de frecuencia cardíaca – iGPSPORT

Este brazalete viene con un sensor óptico de luces LED que monitorea la frecuencia cardíaca con un alto nivel de precisión. Sincronízalo con una gran variedad de aplicaciones fitness para obtener tu información. Conéctalo tanto por Bluetooth como por ANT+.

El rendimiento de tu frecuencia cardíaca se ve fácilmente en una de sus tres luces, las cuales indican diferentes rangos. De esta manera, con una mirada rápida puedes conocer en cuál se encuentra la tuya.

Con este dispositivo puedes pasar hasta 20 horas entrenando sin que se descargue su batería, lo cual resulta un tiempo bastante prolongado. Eso si lo comparamos con otros sensores disponibles. Además, solo necesita 2 horas y media para recargarse conectándolo por medio de un cable USB.

Los materiales con los que está hecho son muy seguros y no se dañan fácilmente. Incluso, para las personas con alergias va muy bien, ya que su correa es anti-alérgica.

Ventajas
  • Su carga dura bastante tiempo, así que puedes medir tus entrenamientos prolongadamente.

  • Resiste las condiciones adversas.

  • Es muy cómodo.

Desventajas
  • Precisión poco garantizada.

Ver precio Amazon
Monitor de frecuencia cardíaca - CooSpoo

Con este dispositivo obtendrás en tiempo real datos sobre tu frecuencia cardíaca, calorías quemadas y lugares de entrenamiento. Solo basta conectarlo con tu Smartphone para ver reflejados toda esta información.

Todo ello lo puedes hacer a través de conexión por Bluetooth y ANT+, a través de las que podrás conectarte con diferentes apps. Entre ellas destacan Map My Run, Runkeeper, Nike+, Wahoo y otras más.

Su correa es bastante cómoda de llevar tanto por su suavidad como por longitud que se puede ajustar a cualquier tamaño.

Ventajas
  • Es muy cómodo.

  • Buena relación calidad/precio.

  • Tiene un pitido que indica cuando se enciende y se apagada.

Desventajas
  • En algunos casos la conexión tiene poco alcance.

Ver precio Amazon
Monitor de frecuencia cardíaca – iGPSPORT HR40

Mide tu frecuencia cardíaca conectándose por medio de ANT+ o Bluetooth. Tiene una cinta que se ajusta a medidas que van desde los 65 a los 95 cm, y solo pesa 47 g.

Se conecta con una gran variedad de apps para que lo hagas con la que ya tienes otros dispositivos conectados.

Su batería tiene una larga vida de 1 año si entrenas una hora por día.

Ventajas
  • Se ajusta a diferentes medidas.

  • Puede conectarse a diferentes apps.

Desventajas
  • Trae algunos errores de fábrica.

Ver precio Amazon

Este grandioso equipo ayuda a rastrear y capturar la frecuencia cardiaca en tiempo real. Usando el smartphone o tableta se puede hacer ver esto, así como zonas de entrenamiento y calorías quemadas con las aplicaciones compatibles. Este monitor cuenta con conexión Bluetooth y Ant+, por lo que puede conectarse con la mayoría de dispositivos móviles.

Entre estos dispositivos podemos mencionar smartphones, tablets, relojes GPS y ciclo-computadoras, siendo compatible con la mayoría de las aplicaciones como Zwift, Endomondo o Nike+. También funciona perfectamente con los relojes Garmin y Polar. Este sensor deportivo vigila tu frecuencia cardiaca y transmite la señal a tu terminal de preferencia.

La banda se ajusta al tórax cómodamente para unas medidas de entre 95 y 95 cm. Siendo a prueba de agua y polvo, se puede lavar en lavadora, retirando previamente el detector electrónico. Sumergible hasta unos 30 metros de profundidad.

Este dispositivo de frecuencia cardiaca es uno de los más buscados y valorados por los deportistas. Gracias a que presenta uno de los medidores más avanzados, tiene la capacidad para transmitir la información en tiempo real. También destaca por su comodidad, pequeño tamaño y ligereza, convirtiéndolo en ideal para acompañarte en tus sesiones de entrenamiento.

No solamente puedes monitorear tu frecuencia cardiaca, también puede ver en tiempo real cuantas calorías han sido quemadas, perdida de agua, entre otras funciones. Las aplicaciones compatibles con este dispositivo son: Wahoo, Zwift, Endomondo, Runkeeper, IpBike, Nike+, Peloton, Map my Run, Elite HRV app, iCardio, DDP Yoga y más.

Este dispositivo no es compatible con el Redmi 6 pro, Redmi 7 pro, dispositivos Motorola, Google Pixel y Amazon Fire Tablets.

Ventajas

  • Transmite información en tiempo real.
  • Compatible con diversas aplicaciones.
  • Compatible con relojes Garmin y Polar.

Desventajas

  • Debe usarse previamente antes de emparejarlo con otros dispositivos.
  • No funciona si se empareja con el Bluetooth de un smartphone.
Ver precio Amazon

El Polar Pro funciona con todos los sensores de frecuencia cardiaca Polar. Se caracteriza por ser una banda muy cómoda de llevar y se mantiene en su sitio incluso durante los entrenamientos más intensos. Debiéndose a que posee un suave material textil, a los puntos de silicona antideslizantes y a un cierre de seguridad.

Esta banda es extremadamente sensible a los pulsos eléctricos del corazón gracias a los electrodos adicionales que posee, los cuales impiden interferencias. Así, esta correa proporciona la máxima precisión en las lecturas del sensor de frecuencia, sin permitir, o de hecho eliminando, las interferencias.

El sensor de frecuencia cardíaca puede recoger ésta de forma bastante rápida y con mucha precisión. Esto se logra por la fusión inteligente de tejidos suaves y electrodos adaptables, de forma que la banda es extremadamente sensible a las señales eléctricas.

También es compatible con todos los sensores de frecuencia cardíaca Polar con su método de fijación por presión.

Esta banda es un accesorio para el pecho versátil diseñado para todo tipo de entrenamientos, ya sea trotar, andar en bicicleta, gimnasio y más. El seguimiento de la frecuencia cardíaca se podrá realizar con precisión óptima, con una posición justo sobre el corazón y un ajuste perfecto. El diseño es discreto y de bajo perfil, con una correa cómoda y fácil de usar.

Se puede enjuagar la banda después de cada uso con agua corriente, colgándola al final para que se seque. De vez en cuando es recomendable lavar la banda con agua y jabón suave, no humectante, ya que este puede dejar residuos.

Ventajas

  • Alta precisión en las lecturas del sensor de frecuencia.
  • Limita las interferencias.
  • Diseño discreto.

Desventajas

  • Puede resultar incómodo llevarlo alrededor del pecho.
  • Se debe lavar regularmente para mantener la banda funcional.
Ver precio Amazon

Guía de compra de los Sensores de Frecuencia Cardíaca

Mejores monitores de frecuencia cardíaca | No pierdas el ritmo

Ventajas de comprar Sensores de Frecuencia Cardíaca

Si eres un atleta, llevar sensores de frecuencia cardíaca a cada entrenamiento te será muy útil por varios motivos. En primer lugar, puedes mejorar tu rendimiento al tener un control de la reacción de tu organismo a los diferentes tipos de ejercicio a los que lo sometes.

Este es básicamente el principal beneficio por el que todos los deportistas deben llevar un control de su FC.

Las bandas cardíacas que te hemos mostrado son dispositivos muy cómodos de llevar y gran practicidad. Están diseñadas para no molestarte en nada los entrenamientos y son muy eficientes cumpliendo con su objetivo.

Con una banda medidora de frecuencia cardiaca de estas colocadas en tu pecho o brazo, tienes una alta precisión de tu frecuencia cardíaca. Algunos tienen diseños exclusivos para deportes determinados, pues incorporan más funciones, y otros sirven para todos.

Además, no necesitas hacer un registro manual de todas las frecuencias arrojadas en todos tus entrenamientos. Como ya te habrás percatado, los sensores de frecuencia cardíaca se conectan con tu dispositivo móvil y smartwatch y te va informando sobre todos tus datos. En algunos casos ni siquiera tienes que llevar tu Smartphone contigo, ya que muchos tienen memorias internas.

Tipos de Sensores de FC

Los modelos que te presentamos se rigen por diversas clasificaciones que dependen de la zona en la que se coloque el sensor. Hemos visto que algunos se colocan en el pecho, otros en el brazo  y otros en el oído. Del mismo modo, hay modelos que se clasifican según el mecanismo por el que obtienen la información sobre la frecuencia cardíaca.

  • Sensores de brazo. Son brazaletes que se colocan en la zona del antebrazo para medir la frecuencia cardíaca. Son muy cómodos y ligeros y casi no generan molestias. La batería que usan suele ser recargable, así que tienen más duración que los de pecho.  Por lo tanto, pueden utilizarse por tiempos más prolongados.
  • Sensores de pecho. Como su nombre lo indica, se colocan en el pecho con ayuda de una cinta ajustable. El mecanismo de encaje varía de un modelo a otro. Su nivel de precisión es muy alto ya que obtiene la información directamente del pecho. No utilizan pilas recargables y por tanto, no es mucho el tiempo que pueden usarse.
  • Sensores de oído. Vienen integrados en algunos auriculares deportivos que complementan la experiencia de los atletas con un monitor de la frecuencia cardíaca. No obstante, su precisión no es tan alta como sucede con los tipos anteriores.

¿Cómo funcionan las bandas de Frecuencia Cardíaca?

Estos productos emplean pulsos eléctricos que leen la frecuencia cardíaca directamente desde el pecho. ¿Cómo lo hacen? Leyendo las señales eléctricas que manda el cuerpo cada vez que el corazón se contrae.

En tanto, otros modelos se valen de sensores ópticos que envían luces a la piel, la cual luego es recibida con la información sobre la frecuencia cardíaca. ¿Cómo funciona? Pues, la luz se dispersa por el torrente sanguíneo y de ahí extrae los datos que se traducen en pulsaciones.

Los sensores de frecuencia cardíaca incorporan conectividad por medio de ANT+ y Bluetooth. De esta forma pueden sincronizarse con otros dispositivos que también cuenten con estos medios.

Las apps fitness y de salud se descargan y son las encargadas de traducir los datos y almacenarlos como registros. Lo mismo puede hacerse con los Smartwatch.

¿Qué debes tener en cuenta antes de comprar una cinta de FC?

Antes de decidirte por uno u otro modelo, tienes que considerar varios factores que te harán tomar una decisión correcta. Encontrar un sensor de calidad es conseguir un producto que te durará muchos años sin darte problemas y contribuyendo con tu buen rendimiento deportivo.

Precisión

Lo primero que debes buscar en un sensor de frecuencia cardíaca es precisión, ya que de esto depende la exactitud de los datos arrojados. De ahí se obtiene un buen funcionamiento del dispositivo.

Según hemos evaluado a lo largo de este artículo, los que dan mejor resultado son aquellos que usan pulsos eléctricos y sensores ópticos.

Comodidad

Es importante que las correas de los sensores se adapten muy bien a la forma de tu cuerpo. Sin importar si la colocas en tu pecho o brazo, casi ni debes notar que está ahí. Tener un buen rendimiento pasa por sentirse cómodo y no tener ningún elemento que perjudique tus capacidades aeróbicas.

Si un sensor de pecho presiona demasiado, déjalo, no vale la pena. En cambio si casi no lo sientes, es una señal de que algo va bien con él.

Conectividad

Los sensores usan tanto Bluetooth como ANT+ para transmitir los datos a las aplicaciones con las que se sincronizan. Aunque el ANT+ tiene más trayectoria que el Bluetooth, los teléfonos móviles generalmente no la incorporan. Por este motivo, es probable que te resulte muy complicado sincronizarla con tu Smartphone.

No sucede lo mismo con el Bluetooth, conexión que está presente en la mayoría de los celulares hoy en día. Sin embargo, los sensores con ANT+ se conectan muy bien con otros dispositivos como smartwatch, los cuales también trabajan con esta tecnología.

Lo mejor es que el dispositivo tenga ambas formas de conectividad. Esto también podría permitirte la sincronización con múltiples aparatos simultáneamente.

Disciplina

El deporte que practiques también es un factor determinante. El motivo es que hay dispositivos exclusivamente diseñados para la práctica de uno de ellos. Mientras que hay otros que van bien para varios. Así, hay sensores cuyo diseño está enfocado en los corredores, ya que además de medir la frecuencia cardíaca, lo hacen de otras dinámicas de running.

Igualmente, hay otros que son perfectos para los triatletas, ya que incorporan la función de sumergirse en el agua y soportar todo tipo de condiciones. En este sentido, si los usas nadando, por ejemplo, sabrás que no se deslizarán por tu cuerpo terminando en tus pies.

Otros pueden no ser adecuados para correr y para ir al gimnasio. Y así sucesivamente.

¿Dónde comprar los mejores Medidores de frecuencia cardíaca?

Si ya te has decidido a comprar uno y estás buscando un buen lugar para hacer la transacción, te recomendamos Amazon por sobre las demás plataformas. Si bien es cierto que existen muchas páginas web y tiendas físicas que pueden ofrecerte un buen producto, Amazon brinda muchas ventajas.

No solo porque encuentras información proveniente de otros compradores. En las reseñas de cada producto puedes leer la experiencia que ha tenido cada comprador y una valoración general. Además de ello, la atención suele caracterizarse por la excelencia y búsqueda de satisfacción para con los clientes. Esto  lo logran con medidas de seguridad para proteger al comprador.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es el mejor medidor de FC?

Depende de varios factores que comienzan con el deporte que practiques. Si te dedicas a la natación, te recomendamos uno que se especialice en esta área. Si eres un corredor, tal vez podrías optar por el Polar Run. Si eres triatleta, te recomendamos el Polar Tri, ya que es útil tanto para ciclismo, como para el running y la natación.

¿Qué pasa si el sensor no se conecta a mi móvil?

Puede ser que se trate de un problema de compatibilidad. De todas formas, es preciso que averigües muy bien cuáles dispositivos son compatibles antes de hacer la compra. Si ya la hiciste y tienes este problema, contacta con el vendedor para que le de una solución a tu problema. Tal vez necesites hacer un reembolso.

¿Cuál es la mejor app para conectar mi sensor?

Las mejores apps para manejar tus datos de rendimiento deportivo son Polar Beat y Garmin. Se trata de marcas muy preocupadas por brindar una buena experiencia con sus productos y esto también se refleja en su trabajo en el software.

¿Cuánto dura la batería de los sensores?

Eso varía de acuerdo al modelo. Generalmente los de pecho duran un año si lo usas una hora al día, y luego hay que cambiarles la pila o comprar uno nuevo. En lo que respecta a los brazaletes, su batería es recargable y la mayoría de ellos puedes usarlo hasta 20 horas seguidas.

¿Las cintas de los sensores de pecho son cómodas?

La cinta de los modelos que te hemos mostrado no dan problemas de incomodidad. De hecho, llega un punto en el que ni siquiera recuerdas que las tienes puestas.

Te puede interesar: