¿Por qué se me hinchan las rodillas después de correr?

¿Por qué se me hinchan las rodillas después de correr?

¿De casualidad se te hinchan las rodillas después de correr? A continuación responderemos a las posibles causas y soluciones a este problema.

La hinchazón de la rodilla puede ocurrir en el momento inmediato después de correr, de igual manera, es importante saber diferenciar entre la hinchazón que se da después de la actividad y la hinchazón que se produce mucho más tarde cuando los músculos se enfrían.

Los traumatismos ocurridos en la rodilla de forma aguda tales como las distenciones del ligamento cruzado anterior, las roturas, los esguinces del ligamento colateral medial y las lesiones del menisco, pueden ocasionar que casi de forma inmediata la hinchazón de rodilla aparezca.

En estos casos la hinchazón puede ser muy fuerte y pronunciada (Es muy notoria, incluso se diría que parece una pelota de fútbol). Esta respuesta se debe al daño tisular o el trastorno interno de la estructura de la rodilla.

En el caso de una hinchazón de rodilla de forma rápida y pronunciada, se puede deber a un sangrado dentro de la articulación; esto se conoce como hemartrosis.

En el momento en que lo comparamos con la hinchazón leve que se produce horas después de correr, que particularmente suele ocurrirles a los atletas más longevos, esta hinchazón puede ser ocasionada por la secreción excesiva del líquido sinovial, que viene de la membrana sinovial de la articulación de la rodilla.

Los atletas con artropatía de rodillas sistemática suelen experimentar a menudo la hinchazón o el derrame del líquido de la rodilla después de correr. De igual forma los atletas con dolor en la parte anterior de la rodilla o en la zona de la rótula llegando al femoral, también pueden llegar a tener un derrame leve o moderado alrededor de la rodilla varias horas después de haber corrido.

En el caso de que la hinchazón persista más de un día, es decir, 24 horas después de correr, esto puede ser indicio de que la capacidad de la articulación fue excedida en la carrera. Si se trata de una hinchazón leve a moderada, entonces solo se necesita de un buen reposo o descanso antes de volver a correr.

Un dato importante a conocer es que debes de tomar nota de cuándo se produce la hinchazón y así saber en relación con la duración del tiempo realizado en la carrera cuanto te puede afectar y  acortar el ejercicio según sea necesario o aumentar el descanso.

Para resumirlo todo, en el caso de una hinchazón significativa de rodilla, para todo tipo de ejercicios o entrenamientos para correr y busca ayuda de un médico profesional o de un fisioterapeuta que realice un buen trabajo y diagnostique lo que puedas tener.

En los otros casos donde la hinchazón de rodilla va de leve a moderada, normalmente se puede seguir corriendo de forma segura; sin embargo, hay que estar atentos a los posibles problemas que esto puede desencadenar y por consecuencia descansar lo necesario.

Nos vemos en los entrenos!!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)