Samsung Galaxy Watch Active 2: Análisis

El Samsung Galaxy Watch Active 2 es un reloj inteligente que no esperábamos ver durante al menos otro año. Quizás incluso más tiempo.

El primer Watch Active se lanzó en los primeros meses de 2019 como sucesor del reloj inteligente Gear Sport de Samsung y como una alternativa más pequeña (y más barata) a las dos versiones del Galaxy Watch.

Ofrecía casi todo lo que podías encontrar en los Galaxy Watch más caros, aunque le faltaba una gran característica: el exclusivo bisel giratorio de Samsung.

Si bien se perdió el bisel, el Active fue, en muchos sentidos, el mejor reloj inteligente de la familia de relojes inteligentes de Samsung.

Te puede interesar: El Samsung Galaxy Watch 3: Análisis y opinión

Era agradable de llevar, ofrecía fuertes características de seguimiento de actividad física y tenía un precio bueno, por lo que era una mejor opción que la mayoría de los relojes inteligentes Wear OS y una buena alternativa a la serie Fitbit Versa.

Tal vez Samsung vio la recepción que recibió el Active y decidió sacar el Active 2 solo unos meses después, con un diseño mejorado y nuevas características para competir mejor con los mejores relojes inteligentes.

Otra cosa que ha cambiado desafortunadamente es el precio. El modelo de 40 mm del Active 2 (solo con Bluetooth) tiene un precio inferior a los 300 euros mientras que el modelo más grande de 44 mm tiene un precio de casi los 300 euros. Si deseas conectividad LTE / 4G, eso elevará el precio.

Entonces, ¿tiene motivos Samsung para sacar otro Active tan pronto? ¿Ha realizado grandes mejoras para garantizar dicha actualización?

Ponemos a prueba el Active 2 para descubrirlo.

Comenzamos!!

Samsung Galaxy Watch Active 2: diseño

Si quieres un reloj inteligente Samsung, pero no quieres algo que se voluminoso en la muñeca, el Active es lo que buscas. A diferencia de la primera entrega, Samsung ahora ha decidido ofrecer el nuevo Active en tamaños de 40 mm y 44 mm.

Samsung hizo lo mismo con el Galaxy Watch, pero con el Active 2, las diferencias entre los dos tamaños no se ven tan diferentes. Independientemente del tamaño que elijas, tendrás un reloj con un diseño aerodinámico, sin bisel grande y un marco circular más suave que se ve mucho más discretamente en la muñeca.

Hay algunos cambios sutiles en el diseño que hacen que el reloj sea un poco más agradable a la vista. El estuche tiene una sensación un poco más elegante, mientras que en el lateral tenemos un altavoz. El diseño de los sensores FC en la parte posterior también ha cambiado, pero profundizaremos en ello más adelante.

Sin embargo, el cambio de diseño principal es el regreso del bisel giratorio. Bueno, más o menos. Nos sorprendió ver que Samsung había abandonado una de las formas más creativas de navegar por su software.

Parecía haber escuchado esa decepción fuerte y clara, y, sin romper ese diseño aerodinámico, la ha traído de vuelta en forma de bisel sensible al tacto.

No ofrece esa sensación de clic cuando la usas, como los modelos más antiguos, pero la retroalimentación cuando deslizas los dedos sobre ella todavía funciona.

Además del bisel, usar el Active 2 se siente muy similar a usar el Active original. Todavía tiene una pantalla táctil AMOLED de 1,2 pulgadas de primera gama, una banda cómoda y realiza tus actividades de una manera mucho más discreta que el Galaxy Watch.

Ver precio en Amazon

Samsung Galaxy Watch Active 2: seguimiento de estado físico



En cuanto a seguimiento del estado físico, no hace nada que no hayamos visto en otros relojes inteligentes de seguimiento de actividad física o en medidores de actividad física más especializados.

Pero todo está empaquetado de una manera realmente agradable que motivará más para contar tus pasos y, en general, estar más en movimiento.

Tu atención se centrará de inmediato en el riff en forma de corazón en los anillos del Apple Watch, que está a un paso de la pantalla principal del reloj.

La idea es llenar los tres segmentos de ese corazón quemando calorías, registrando los minutos de entrenamiento y registrando las horas que has permanecido activo durante el día.

El widget principal te brinda una instantánea de tu progreso, y un simple toque se expandirá para mostrar los números y tu progreso semanal también.

¿Es tan agradable como la interfaz de usuario de seguimiento de fitness de Apple? Tal vez no, pero no es una versión terrible y ofrece una forma rápida de absorber tu progreso durante el día.

El aspecto más impresionante es lo que Samsung ha hecho con los momentos en que te vuelves inactivo.

Al igual que otros relojes, se enfoca en mantenerte en movimiento cada hora del día. Si no lo has hecho, te mostrará una animación y te indicará una serie de ejercicios cortos que puedes hacer para cambiar eso.

Cuando te levantes después de permanecer inactivo por un tiempo, te felicitará por haber decidido hacer un movimiento.

Es todo lo mismo que vimos en el primer Active y nos alegra que siga siendo tan efectivo para mantenernos activos durante todo el día, y no solo para ese entrenamiento en el gimnasio a la hora del almuerzo.

En lo que respecta a la precisión, lo comparamos con un Garmin. Por lo general, hubo una diferencia de alrededor de 100 pasos entre los dos relojes, lo cual es muy bueno.

Estos dos relojes nunca darán números idénticos, ya que usan algoritmos diferentes para interpretar los sensores de movimiento que miden tu movimiento durante el día, pero nunca hubo nada en los datos de seguimiento de pasos que sugirieran que el Active 2 estaba completamente fuera de lugar.

Sin embargo, generalmente hubo una disparidad mucho mayor entre los números producidos por la quema de calorías, ya que el reloj de Samsung estima alrededor de 1,000 calorías menos que se queman al caminar en comparación con el Garmin.

Los números de Samsung, obviamente, parecen más fiables, cuando considera lo que normalmente esperaría quemar una caminata promedio.

Cuando no te estás moviendo, el Active 2 controla tu hora de acostarse. Se hace automáticamente, y su capacidad para hacerlo ha ido a pasos agigantados desde los primeros días.

Al igual que tus pasos, los datos del sueño se almacenan dentro de la aplicación del teléfono Samsung Health. También puedes ver el sueño de la noche anterior yendo a la pantalla de Samsung Health en tu reloj.

Sin embargo, imaginamos que irás a la aplicación del teléfono para ver cómo te fue. A partir de ahí, verá datos como Tiempo total de sueño en un gráfico, junto con aspectos como la eficiencia.

El monitor de frecuencia cardíaca también puede producir datos de la etapa de sueño, aunque, en nuestra experiencia, generalmente nos encontramos con un mensaje de que nuestro reloj no pudo obtener una lectura de frecuencia cardíaca constante, por lo que generalmente lo dejó en blanco.

La opinión sobre Samsung Health realmente no ha cambiado desde la última vez que lo analizamos. A priori, parece una buena aplicación, pero usarla todavía se siente un poco arcaico y encontrar los datos que te interesan es mucho menos intuitivo que, por ejemplo, en la aplicación Fitbit.

Te puede interesar: Mejores relojes GPS para correr

Samsung Galaxy Watch Active 2: seguimiento deportivo

Cuando incorporas la palabra ‘Activo’ al nombre del reloj, estás diciendo que está hecho para sudar. En el caso de este reloj inteligente, tiene casi todo lo que necesitas para completar tu entrenamiento HIIT o entrenamiento de fin de semana.

Todo lo que traía el primer Active está en su predecesor: GPS, monitor de frecuencia cardíaca, diseño a prueba de natación y seguimiento de natación.

La versión de 40 mm se adapta mejor a los entrenamientos que el Galaxy Watch, en mi opinión, y la experiencia en el gimnasio o fuera no ha cambiado drásticamente. Eso tiene sus puntos buenos y malos.

En lo que respecta al seguimiento deportivo real, es fácil de poner en marcha.

Desliza el dedo hacia la pantalla de seguimiento de ejercicios en el reloj, encuentra tu actividad y empieza a medir. Las métricas en tiempo real son fáciles de ver en su pantalla nítida, tienes acceso a los controles de música y puedes presionar el botón físico para detener la sesión, luego presiona Finalizar para sincronizarla.

El problema surge cuando necesitas revisar los datos más adelante en el reloj.

Samsung hace que sea casi imposible localizar dónde se encuentra esa información después del resumen inicial del entrenamiento. Está ahí, pero tienes que trabajar para encontrarlo. Los resúmenes de entrenamiento deben presentarse mejor en el Active.

Desde el punto de vista de la precisión, los resultados son similares a los del Active original, no es tan preciso como nos gustaría.

Para la natación, registró un entrenamiento más largo que nuestro Forerunner 945, pero midió la misma distancia. Sin embargo, esa mayor duración del entrenamiento tiene más que ver con el hecho de que no mide los descansos.

Otro aspecto del seguimiento deportivo es simplemente dejar que el reloj detecte cuando estás entrenando con el reconocimiento automático de ejercicio.

En general,  solo registra la duración del entrenamiento y la información de calorías, nada más.

Más preocupante es que, en raras ocasiones, esta función puede detectar un ejercicio que nunca has hecho…

Sin duda, es una buena característica, y es más útil para cuando estás caminando, pero si tienes la oportunidad de medir manualmente, definitivamente te aconsejo que pongas esa configuración para evitar sorpresas.

Ver precio en Amazon

Samsung Galaxy Watch Active 2: precisión de la frecuencia cardíaca

El sensor ofrece monitoreo continuo de tu frecuencia cardíaca durante el día, seguimiento del estrés y datos de entrenamientos.

Para las lecturas diarias, fue bastante consistente en comparación con el monitor de frecuencia cardíaca incluido en el Forerunner 945.

También se ha probado con una correa para el pecho del monitor de frecuencia cardíaca para ver cómo su funcionamiento y en líneas generales estoy bastante sastifecho.

Es durante los entrenamientos, como siempre, donde estaba más intrigado por ver cómo le iba al sensor. ¿Podría medir correctamente cuando la intensidad aumenta? La respuesta a esa pregunta es, en su mayoría, sí.

Como en otros relojes el sensor del Active 2 puede tener las repentinas caídas y picos, a medida que aumentas-reduces la velocidad, descansas y vuelves a acelerar, vamos que si vas hacer series mejor una correa para el pecho.

Samsung Galaxy Watch Active 2: ECG y detección de caídas

Para el primer Active, Samsung prometió controlar la presión arterial y, aunque no he probado la función, es justo decir que su integración fue un desastre.

Solo funcionaría cuando el reloj estuviera emparejado con un teléfono inteligente Samsung y, en función de las personas que lo probaron, no funcionó muy bien, si es que lo hizo.

Esta vez, no ha habido ninguna mención de que la monitorización de la presión arterial.

En cambio, estamos obteniendo ECG, al igual que el Apple Watch, para ofrecer monitoreo cardíaco de grado médico. Excepto que aún no está listo. Al igual que Apple y Withings, Samsung necesitará llevar a cabo las pruebas necesarias y buscar la aprobación reglamentaria adecuada para que los propietarios de Active 2 puedan comenzar a utilizarlo.

Se ha sugerido que la función podría activarse a principios de 2020, aunque es probable que sea solo en algunos países antes de que se lance a otros territorios.

Junto con el ECG, Samsung también promete una función de detección de caídas que puede identificar cuándo los usuarios han sufrido una caída grave y pueden activar alertas y alarmas.

Una vez más, es una función que busca reflejar lo que el Apple Watch es capaz de hacer, pero también es otra característica que tendrá que esperar.

Samsung Galaxy Watch Active 2: características del reloj inteligente

Hemos hablado mucho sobre la destreza en el seguimiento de la salud y el estado físico del Active 2, pero en el fondo es un reloj inteligente, que trae todo lo bueno que Samsung ha hecho con su plataforma y lo exprime en un marco más pequeño.

El Active 2 todavía se ejecuta en el propio sistema operativo Tizen de la compañía, brindando todos los elementos básicos de los relojes inteligentes, como notificaciones, controles de música y transmisión, la capacidad de descargar aplicaciones, soporte de pago y conectividad LTE, si tienes el modelo apropiado.

El sistema operativo de Samsung se encuentra en algún lugar entre watchOS de Apple y el sistema operativo Wear de Google.

No es tan elegante como lo que ofrece Apple, pero es un gran paso adelante de lo que Google ha creado.

Es posible que no tenga la misma cantidad de aplicaciones o software a los que recurrir, pero funciona mucho mejor. Si eres un usuario de un teléfono Android, estás obteniendo una mejor experiencia combinada con un reloj inteligente Samsung que con uno Wear.

Llegar a las notificaciones no leídas en solo un deslizamiento, con un pequeño punto en la pantalla principal del reloj que se utiliza como indicador para las no leídas. Es un buen enfoque donde no tienes esa pantalla principal inundada de notificaciones flotando.

Puedes responder a las notificaciones con simples mensajes predeterminados, escribiendo un mensaje con el teclado virtual o dejando un mensaje de voz.

La mayoría de las veces, es suficiente para poder ver la notificación, desplazarse hacia abajo para leer el mensaje completo y luego descartar. Pero al menos tienes la opción de responder de múltiples maneras.

Difundir la información que más te interesa en pantallas dedicadas funciona bien, y es bueno tener el bisel de retorno para navegar por el cajón de aplicaciones circular.

También hay una buena colección de esferas de reloj a bordo. Si quieres más, deberás dirigirte a Galaxy Store, que no está en el reloj como lo hace en los relojes Apple Watch o Google’s Wear.

Sin embargo, eso no es malo, ya que navegar por las pantallas y las aplicaciones de los relojes es más fácil de hacer en una pantalla más grande.

Hablando de aplicaciones, todavía es un poco confuso en términos de lo que obtienes aquí. Y una buena cantidad de las aplicaciones cuestan dinero. Lo entendemos, los desarrolladores necesitan hacer caja, pero parece que hay más aplicaciones de pago aquí que en otras plataformas.

Las aplicaciones siguen siendo uno de los aspectos más débiles del sistema operativo de Samsung, pero, en general, ofrece una mejor experiencia que Wear y se está convirtiendo lenta pero seguramente en una alternativa decente al watchOS de Apple.

Ver precio en Amazon

Samsung Galaxy Watch Active 2: duración de la batería

Sinceramente no me gustó la duración de la batería en el primer Active. Duraba alrededor de un día y medio, tal vez dos, de una vez, si pones en uso el modo de ahorro de energía.

Para el Active 2, ahora hay, por supuesto, dos modelos para elegir. El Active 2 de 44 mm incluye una batería de 340 mAh, mientras que el reloj de 40 mm lleva una batería más pequeña de 247 mAh. Se dice que le da una duración de la batería de 3 a 4 días con el «uso típico».

Sin embargo, según pruebas, es más probable que alcance a lo máximo dos días. Y de nuevo, necesitarás ponerlo en modo de ahorro de energía para que eso suceda. También hay un modo Watch Only que hará que dure más la batería, pero inevitablemente restringirá las funciones que puedes utilizar.

Si a eso le unes que entrenas todos los días y incorporas la tecnología LTE, la duración en mucho menor. Por lo que nos gustaría que fuera diferente.

En términos de carga, es el mismo pequeño disco de carga que la parte posterior del reloj se enganchará magnéticamente en su lugar para encenderse. Tardará entre 1,5 y 2 horas en cargarse completamente del 0 al 100%.

Por lo tanto, no es exactamente rápido, pero bastante en línea con otros relojes inteligentes.

Samsung Galaxy Watch Active 2 v Active: ¿Debería actualizar?

Cuando Samsung anunció el Watch Active 2, los propietarios del original tenían muchas razones para estar molestos porque el sucesor aterrizó solo unos meses después.

Siendo realista, si comparamos ambos modelos, los diseños son básicamente los mismos, la experiencia del software es casi idéntica y la duración de la batería es casi la misma.

La clave que pueda hacerte cambiar de opinión es el bisel táctil y la opción de un tamaño más grande. Si no estás tan preocupado por el bisel perdido y estás contento con el Active de 40 mm, quédate con lo que tienes.

Los otros factores a considerar son las características que Samsung agregará al Active 2 en el futuro. El ECG no estará disponible en el primer Active, y no está claro si el modo de detección de caídas sí lo estará.

Si esas características son importantes para ti, entonces esa podría ser una razón suficiente para comprar el modelo más nuevo.

Samsung - Reloj para Galaxy Watch Active 2,...
Pantalla más amplia; Seguimiento de ejercicio; Seguimiento de frecuencia cardíaca; Resistente al agua y al polvo