Skipping: ejercicios para mejorar tu técnica de carrera

Skipping: ejercicios para mejorar tu técnica de carrera

Si quieres llegar primero en las competiciones o mejorar tu rendimiento es importante que practiques constantemente las diferentes técnicas de carrera. Es por eso que en este post te contamos todo lo que tienes que saber del skipping.

¿Por qué el skipping? por ser una de las técnicas de carrera más eficientes, mejorando la resistencia, la velocidad y que incluso ayuda a prevenir lesiones. De ahí la importancia de que todo atleta sepa qué es el skipping, los tipos de skipping y por qué es tan importante en los atletas.

Qué es el skipping

El skipping es uno de los ejercicios de alto impacto dentro de las técnicas de carrera del que se obtienen grandes beneficios para el rendimiento.

La forma más tradicional del skipping consiste en la elevación de la rodilla alternando las piernas mientras que el tronco se mantiene en una postura recta ligeramente inclinada al frente, se  puede hacer estático o simulando una carrera dando brazadas, el impacto del pie en el suelo  siempre es de medio pie a la altura del metatarso manteniendo el centro de gravedad.

Es importante saber que hay más de una forma de hacer skipping y que también que estos deben incorporarse luego del calentamiento o como ejercicios de entrenamiento y no antes de haber calentado el cuerpo.

Tipos de skipping

Como en esta vida hay de todo en el skipping también hay variedad. Si buscas mejorar la técnica de carrera para la próxima competencia, estás incursionando en el mundo del running o en el atletismo nos podéis perderos de los diferentes tipos de skipping. Te contamos acá algunos estilos:

Skipping alto

El skipping alto es la forma básica de hacer este ejercicio que consiste en: estar de pie con la cabeza erguida, la espalda recta mientras que se elevan las rodillas a la altura de la cadera o pecho, mientras que los brazos están en ángulo de 90 grados y van sincronizados con el movimiento de las piernas. Los pies en este ejercicio van con las puntas elevadas hacia arriba.

Los movimientos se pueden hacer tanto estáticos como dinámicos avanzando unos 20 o 50 metros y regresando de igual forma al punto de inicio. Otra variante es hacer el skipping lateral es decir de lado y lado.

Skipping bajo

Ejecuta el movimiento de skipping bajo con una pierna y luego con la otra. Este tipo de skipping se ejecuta levantando la rodilla llevándolo a una altura menor que la cadera.

En el skipping bajo se simula estar corriendo de forma ligeramente exagerada si lo haces con una pierna a la vez la pierna no flexionada sube como consecuencia del impulso de la otra pierna.

Los brazos deben mantenerse en movimiento igualmente flexionados donde el brazo que avanza es el contrario de la pierna que flexiona. Recuerda mantener siempre el cuerpo recto con el centro de gravedad elevado.

Skipping sostenido o ruso

El skipping sostenido o ruso también conocido como el soldadito consiste en mantener la espalda recta mientras se impulsan las piernas hacia adelante en línea recta, es decir sin flexionar las rodillas.

Los brazos en el skipping ruso mejoran el impulso yendo sincronizados con las piernas por su parte los pies llegan al suelo y suben rápidamente trabajando los gemelos, los bíceps, peroné, el sóleo entre otros. Una variante puede ser agregando zarpazos.

Skipping atrás o Skipping talón al glúteo

El skipping atrás o hacia atrás también conocido como skipping talón al glúteo, llamado así por el movimiento de las piernas.

En este tipo de skipping las rodillas se doblan para atrás hasta que el talón toca los glúteos, el movimiento se hace alternando las piernas al tiempo que se mueven los brazos con movimientos hacia adelante y hacia atrás siempre en un ángulo de 90 grados para mantener la coordinación.

Una variante del skipping atrás es alternando en cada movimiento de  talón al glúteo con un  paso intermedio.

Skipping en cuadrado

El skipping en cuadrado se hace ejecutando la misma técnica del skipping alto o bajo desplazándose en forma de marcar un cuadrado con el movimiento.

Comienza marcando el skipping alto en un punto y sin parar el movimiento desplázate a la derecha con un metro de distancia bastará, luego vas a atrás manteniendo una línea recta imaginaria, luego al lateral izquierdo y de nuevo subes al punto de inicio.

Como ves hay muchísimas variantes de skipping para trabajar y fortalecer diferentes puntos y será el atleta o el entrenador quien seleccione los que más se adaptan a las necesidades de cada uno.

Si aún buscas otros tipos hay:

  • Skipping en diferentes superficies,
  • Skipping circular,
  • Skipping medio,
  • Skipping de tracción,
  • Skipping con vallas,
  • Skipping dinámico.

Aunque los mencionados arriba son muy efectivos y una buena forma de comenzar a practicar la técnica de carrera.

Por qué es tan importante el skipping en la técnica de carrera

Si quieres convertirte en Eliud Kipchoge entonces agregar ejercicios de skipping a tu técnica de carrera es el primer paso. Con el Skipping  trabajas tanto la parte superior del cuerpo como el tren inferior e incluso ayuda a mejorar la cadencia.

Son muchas las formas de hacer skipping, todas ellas destacan entre los mejores ejercicios de técnica de carrera por beneficios como:

  • Ayudan a mantener una postura correcta para correr y evitar frenar el movimiento.
  • Mejoran la coordinación de braceo con el movimiento de piernas.
  • Educan a los músculos para disminuir el riesgo de lesiones por un mal movimiento.
  • Cuando se trabajan las rodillas se aumenta la potencia.
  • Con la espalda recta y las caderas arriba evitas poner carga en la parte inferior.
  • En el skipping se trabajan y fortalecen zonas como: los cuádriceps, los gemelos, los glúteos, isquiotibiales y tibiales.
  • Mejoran la resistencia de los tobillos.
  • Fortalecen la parte baja o tren inferior.
  • Es indispensable para aprender, mejorar o corregir el apoyo del pie que siempre debe apoyar con la parte media del pie o metatarso. Evitando apoyar con la punta del pie o el talón.
  • Contribuyen a mejorar la fuerza reactiva del tobillo.
  • Mejoran la potencia de la zancada.

Como ves, el skipping es una técnica de carrera muy completa que bien vale la pena poner en práctica dos o tres veces por semana.

Te puede interesar: