Cómo correr libera la mente

Es como un mantra entre corredores, cómo el correr te ayuda a despejar tu mente.

Una buena carrera a veces puede hacerte sentir como una persona completamente nueva. Y, de alguna manera, ese sentimiento puede ser literalmente cierto. ¿Tienes un bloqueo negativo? Sales a correr. ¿Debes decidir algo que marcará tu vida? Sales a correr. ¿Estás enfadado, triste o estresado? Sales a correr, correr y correr.



Alrededor de tres décadas de investigación en neurociencia han identificado un fuerte vínculo entre el ejercicio aeróbico y la claridad cognitiva posterior, y para muchos en este campo, el hallazgo reciente más emocionante en esta área es el de la neurogénesis (Proceso en el que se crean nuevas neuronas).

No hace muchos años, las mentes más brillantes en la neurociencia pensaban que nuestros cerebros tenían una cantidad fija de neuronas, y que en etapa de adulto, no nacerían nuevas neuronas.

Pero esto resultó no ser cierto. Los estudios en modelos de animales han demostrado que se producen nuevas neuronas en el cerebro durante toda la vida y, hasta el momento, se sabe que solo una actividad desencadena el nacimiento de esas nuevas neuronas: ejercicio aeróbico vigoroso.

Otro aspecto fascinante aquí es donde surgen estas nuevas células: en el hipocampo, una región del cerebro asociada con el aprendizaje y la memoria.

Esto podría ayudar a explicar, al menos parcialmente, por qué tantos estudios han identificado un vínculo entre el ejercicio aeróbico y la mejora en la memoria. Si haces ejercicio para que sudes, unos 30 a 40 minutos, nacen nuevas células cerebrales.

Prueba nuestros planes de entrenamiento para todos niveles y distancias 

Se han registrado otros cambios post-carrera en el lóbulo frontal del cerebro, con una mayor actividad observada en esta región después de que las personas adoptan un hábito a largo plazo de actividad física.

Esta área del cerebro, a veces llamada sistema de «red ejecutiva frontal» (perdonad si la traducción al español no es lo más adecuada), se ubica, obviamente, en la parte frontal: justo detrás de la frente.

Después de aproximadamente 30 a 40 minutos de carrera aeróbica  (suficiente para sudar), los estudios han registrado un aumento en el flujo sanguíneo a esta región, que, dicho sea de paso, está asociado con muchos de los atributos que asociamos con el pensamiento claro: planificar con anticipación, enfoque y concentración, fijación de objetivos y gestión del tiempo .

¿Pero realmente el ejercicio aeróbico ayuda a superar problemas de ansiedad o ánimo?

Personalmente pienso que sí, pero lo siento, soy triatleta y no científico, por lo que para averiguarlo, científicos hicieron un experimento con la escena del final de una película que era bastante triste.

Antes de ver la escena de la película, algunos de los 80 participantes trotaron durante 30 minutos; otros simplemente estiraron el mismo tiempo.

Te puede interesar: Mejores libros para correr

Aquellos que habían hecho la carrera de 30 minutos eran más propensos a haberse recuperado de la «punzada emocional» que aquellos que acababan de estirarse, y, según mostraron sus resultados, las personas que inicialmente se habían sentido peor parecían beneficiarse especialmente de correr.

Actualmente se sigue investigando para saber por qué ocurre esto.

Pero hay otro gran beneficio mental que ganas cuando corres: la maravillosa forma en que tu mente se desplaza de un lugar a otro a medida que pasan los kilómetros.

La atención plena, o estar aquí, ahora , es algo maravilloso, y está comprobado científicamente lo bueno que puede aportar a tu vida.

Te puede interesar: Lo que pensamos cuando corremos

El hecho de que los beneficios de perderse en nuestros propios pensamientos no se midan fácilmente no significa que no sea importante o tengan gran valor.

Hay pocas formas que conozco que induzcan a este estado mental.

Cientos de estudios recientes han tratado de responder lo que cada corredor, ya sea profesional o aficionado, sin duda ha sido preguntado por amigos y familiares: ¿Qué demonios piensas mientras corres tantos kilómetros?

Esto, como lo señaló el escritor Haruki Murakami en su libro de lo que hablo cuando hablo de correr (Enlace Amazon), casi no tiene importancia.

A veces piensas mientras estás huyendo; a veces, él no. Realmente no importa. «Solo corro. Corro en un vacío», escribe. «O tal vez debería decirlo de otra manera: corro para adquirir un vacío».

Nos vemos en los entrenoss!!