Cómo Mejorar La Postura En El Running: Tips Sencillos Que Puedes Aplicar Y Sus Beneficios

Tal vez hayas pensado en algún momento, triloco, que hacer running era tan simple como ponerse un par de zapatillas y correr como loco. Quizá fue cuando eras principiante, o estás empezando y aún lo piensas.

Si es así, ten por seguro que existe una postura correcta para correr, puesto que se debe manejar una técnica. Mientras mejor corras, más beneficios. Quédate a leer cuáles son, y los tips para correr mejor.

Cómo mejorar la postura en el running

¿Existe una postura correcta para correr?




La respuesta a esta pregunta, triloco, es un rotundo sí. Cuando se trata de correr bien, no es solo el hecho de ponerse zapatillas deportivas y a correr.

El running es un deporte de alta exigencia, donde la salud se puede poner en riesgo si no se hace correctamente. Riesgo a lesiones en articulaciones y musculares son solo algunas.

Además, también importa la resistencia, que puede aumentar es a través de una mejor postura. Si no es así, la energía se puede perder, con lo cual, con menor esfuerzo, tendrás más cansancio. La idea es rendir más.

Así que sí, sí existe una postura correcta para correr. La postura influye mucho en tu forma de correr y en tu técnica, por lo que dominarla tendrá muchos beneficios para tus entrenamientos y competiciones.

De hecho, uno de los principales beneficios al corregir tu postura es el hecho de proteger tus articulaciones de lesiones.




Y no solo eso, sino que podrás tener una mayor destreza en general para el deporte, además de conservar y distribuir eficientemente la energía.

Beneficios de mejorar la postura para el running

Aunque el running tiene muchos beneficios que inciden, no solo en tu salud, sino también en tu estado de ánimo, hay que hacerlo bien. Todo deporte tiene su técnica.

Así que, ¿cuáles son los beneficios de mejorar la postura para el running? Pues, toma nota de todos ellos, triloco.

  • Conservas energía: esto es fundamental para poder rendir mejor en tus entrenamientos, y a su vez, entrenar más duro.
  • Reduces el riesgo de lesiones: naturalmente en cada deporte de actividad física puede haber riesgo de lesiones. Por ello, manejar la técnica es fundamental. Al mejorar la postura, menos te lesionas.
  • Podrás trabajar más eficazmente el tren inferior: si con el running quieres aumentar la fuerza de tus glúteos, cuádriceps, isquiotibiales, y pantorrillas, ten por seguro que con una mejor postura, lo harás.
  • Se reduce el estrés y la ansiedad: este deporte es muy liberador, así que hacerlo correctamente te ayudará a liberar tu mente y la tensión de tu día a día.
  • Correr libera endorfinas: esto incide en tu humor, haciéndote tener una sensación de felicidad luego de cada sesión de training.

Cómo mejorar la postura en el running

Cómo mejorar la postura en running: Los mejores tips

Si con todo lo que se ha dicho hasta ahora, tienes ganas de corregir tu postura para el running, toma nota de estos tips.

Relaja tu cabeza, hombros y brazos, y con la vista hacia el frente

Si hay un consejo bastante importante para mejorar la postura en running, es mantener la vista hacia el frente, con la cabeza hacia arriba.

Sí, seguramente te parecerá cómodo el hecho de bajar la cabeza un momento mientras corres para conservar energía, pero en realidad solo la desperdicias.

Y si eso no fuera suficiente, al bajar la cabeza obstruyes tu garganta y limitas tu respiración, además de arriesgarte a lesionarte el cuello.

Por otro lado, también es importante liberar la tensión de tus hombros al correr. Debes mantenerlos abajo y relajados, paralelos a la cadera. Si no es así, también afectas negativamente a tu respiración.

Y, si tus hombros (realmente también los trapecios) deben estar relajados, tus brazos y manos también.

Mantén los brazos paralelos a tu torso, y tus brazos y antebrazos deben formar un ángulo de 90º; es decir que debes flexionar los codos para mantener los antebrazos rectos hacia el frente.

También debes mantener tus manos relajadas. Si cierras el puño, no te enfrasques en apretarlo como si de eso dependiera tu vida.

Apretar las manos termina por aumentar la tensión en tus hombros y brazos, y la idea es ir relajados.

Te puede interesar: Técnica de carrera

Tronco erguido alineando el occipital con la cadera

Cuando salgas a correr, siempre debes mantener tu tronco alineado por encima de tu cadera. Esto es parte natural de tener una mejor postura; no hay ninguna diferencia en este aspecto al hacer running o caminar.

La postura correcta para correr es mantener alineada la cadera con el hueso occipital. Es la forma idónea de conservar energía.

A veces cuando corremos, por el cansancio, tendemos a flexionar la columna y perder la alineación al tirar el torso hacia adelante.

En este caso, se pierde energía más rápidamente, además de no usarse correctamente. Y por si fuera poco, podemos llegar a un desbalance y caer, o terminar con dolor de espalda, sobre todo en la zona lumbar.

Cómo mejorar la postura en el running

Un core fuerte es un running fuerte

Este es uno de los consejos más importantes sobre mejorar la postura para correr. Y es que en esta actividad, tus rodillas y zona lumbar se pueden lesionar si no tienes la técnica adecuada.

Sin embargo, aunque la postura igualmente importa, las rodillas son más protegidas por los músculos de las piernas. Por otro lado, debes proteger tu core.

Lo primero que necesitas hacer al correr es erguir tu lumbar, de manera que tu espalda quede recta. Además, debes hacer un poco de presión en el abdomen para darle mayor fortaleza y estabilidad a la lumbar.

Con ello será más fácil conservar una buena postura, y tu lumbar resistirá más la presión del training. Es como si llevaras una faja.

La fortaleza de tus pies y la técnica de tus zancadas también cuentan

Debes tener cuidado de hacer la pisada correcta, ya que esto puede incidir en tus talones, rodillas, y principalmente, en tus tobillos.

Por un lado, debes amortiguar el impacto de cada zancada apoyando la parte media del pie. Claro, intentando pisar de la forma más suave posible.

Esto hace que los músculos gemelos absorban la energía del impacto, en lugar de tus talones y tobillos. El talón es solo hueso, y el tobillo es una articulación relativamente frágil. Mucho cuidado con eso.

Por otro lado, debes escoger un par de zapatillas que se adapten a tus pies, y si es necesario, unas plantillas ergonómicas. Para esto último podría ser necesario consultar con un especialista.

Adicionalmente, también debes prestar particular atención a tus zancadas y la forma en que las haces. En este caso, tu rodilla, cadera y segundo dedo del pie, deben formar una buena alineación.

Te puede interesar: Cómo respirar cuando corremos

Estira correctamente

Independientemente de que apliques los consejos anteriores, nunca debes omitir la sesión de estiramiento previa y posterior a entrenar.

Esto no solo te hará tener una mayor flexibilidad, sino que estimula la activación de los músculos y de su recuperación.

Además, prepara a los músculos para la actividad a la cual los vas a exponer. Esto al final te ayudará a evitar posibles lesiones.

Si no es así, algunos de los riesgos podrían ser: dolores articulares, sobrecarga de gemelos, acortamiento muscular, etcétera. Es mejor estirar, triloco.

Cómo mejorar la postura en el running

Asiste a actividades que tengan como fin mejorar la postura




Este tipo de actividades te ayudarán con tu objetivo, y no solo podrás tener una mejor postura para el running, sino también en general.

Una de estas actividades es el yoga. El yoga, a través de actividades de elongación, te ayudará a mejorar tu flexibilidad, y adicional a ello, corregir imperfecciones en la postura.

Otra actividad que podrías realizar para corregir tu postura, es la natación terapéutica.

Finalmente, lo que aprenderás de estas actividades es a corregir tu postura, y hacer ejercicios de estiramiento correctamente.

Cómo mejorar la postura en el running

Conclusión

Una vez que apliques todos estos tips para corregir tu postura, triloco, ten por seguro que tendrás resultados notables en cada sesión de training. Además de asegurar buenas prácticas y evitar lesiones.

Entonces, ahora sí. Conociendo todo esto, ahora solo faltará que te pongas tus mejores zapatillas y plantillas, y nos vemos en los entrenos!!

Te puede interesar: