Mejores consejos para corredores lentos

Mejores consejos para corredores lentos

Si eres ese corredor al que todos suelen rebasar en el parque o sobre el pavimento y quieres encontrar alternativas para mejorar tu entrenamiento estas en el lugar indicado. Acompáñanos a descubrir una esta lista con los mejores consejos para corredores lentos.



Lo primero que debes tener en cuenta es que no debe haber espacio en tu mente para el desánimo. Incluso los corredores “lentos” son corredores de verdad y al final lo que importa es su acondicionamiento y aguante.

Hay muchas formas de desarrollar resistencia y aumentar el ritmo de los corredores para solucionar los problemas que le impidan mejorar sus marcas. Por ello a continuación te presentamos una serie de consejos para corredores lentos que te permitirán mejorar tu media de velocidad.

¿Qué es un corredor lento?

Corredores Lentos

Dar con información relacionada con los mejores consejos para corredores lentos puede ser algo difícil. No hay una concepción fija de lo que es un corredor “lento” y tampoco es un término que se emplee de manera despectiva dentro de esta disciplina.

Bien puede un corredor de millas de diez minutos considerar a un homólogo de doce minutos como un corredor lento. Cuando evidentemente para cualquier persona común, completar un recorrido parecido en ese tiempo es toda una hazaña.


Por eso dentro del running no hay este tipo de consideraciones negativas, cualquier corredor es un buen corredor porque correr a un ritmo lento es mejor que no correr, o estarse echado el día entero.

Si bien hay una categoría en la que se establecen corredores lentos por condicionantes como ser un principiante, regresar de una lesión, tratarse de una fémina que ha tenido un bebé o cualquier otra circunstancia. Todo corredor en algún momento u otro pasa por esta categoría y no quiere decir que sea algo malo.

Entrena de forma inteligente para dejar de ser un corredor lento

Entrena de forma inteligente para dejar de ser un corredor lento

Todo el mundo quiere ser más rápido. Aunque esto no signifique ser mejor directamente como ya hemos dicho, lo ideal es no perder la tendencia a superarnos que es lo que a la larga nos permite progresar y ser mejores.

Lo ideal para un corredor que quiere mejorar sus habilidades es trazar un entrenamiento según las conveniencias de su estado físico.

Esto quiere decir que lo correcto no es salir simplemente a correr y completar circuitos y sobre exigir al organismo para que cumpla con una faena a la que no está acostumbrada. Esta dinámica fácilmente puede llegar incluso a atrofiar los músculos.

Por ello, lo recomendable es cumplir un entrenamiento estructurado que vaya de mayor a menor. Cumple carreras reservadas que se amolden a tu entrenamiento, reservando por lo menos una diferente cada semana. Puede ser una de tiempo, luego una de colinas, la siguiente de postura larga e ir variando continuamente, siempre con intervalos de descanso justos. Con esto cogerás la resistencia mínima requerida para los entrenamientos de explosividad.

Importancia de la temperatura para corredores lentos

No hay nada mejor para la confianza que completar un circuito de manera contundente y es esto es lo que se busca en todo momento. Pero antes de lanzarnos a la aventura con todas las ganas es ideal verificar que las condiciones ambientales nos permitirán terminar correctamente.

La realidad es que hay zonas donde la mayoría de los corredores que se adentran en este mundo no tienen noción de los cambios que ocurren constantemente en el ambiente. Es por esta razón que una gran cantidad de atletas ven como su rendimiento es afectado por nieve o días húmedos de lluvia.

Sí, la temperatura influye radicalmente en la velocidad. Por eso no esperes tener el mismo rendimiento en un día cálido que en un día nevado, porque este es un tema que puede llegar a frustrar hasta al corredor más preparado.

Mejores consejos para corredores lentos

Comienza lento, termina rápido

Comienza lento y termina rápido

Una de las cosas más difíciles de lograr en cualquier carrera es comenzar lento y terminar rápido. Al principio es un juego mental en el que arrancas con unas ganas inmensas que tienes que aprender a controlar. En la parte cumbre de tu carrera es cuando vas a entregarlo todo y se verá de qué estás hecho.

El truco es comenzar lento y estable, como si se tratará de un calentamiento extendido que está preparando la musculatura para cuando se acerquen los últimos diez minutos de la carrera. En este punto es cuando progresivamente y no de golpe, el ritmo debe ir progresando de a poco.

Es un tema un poco complicado para los novatos. Pero con mucho esfuerzo y disciplina podrás ir reduciendo el impacto que produce el cansancio y verás como tu velocidad y resistencia irán en aumento.

Ten en cuenta que le estás enseñando a tus músculos a actuar de manera eficiente para que cada día aumenten su ritmo general sin atrofiarse.

Respira cada vez más lento

Es natural acelerar el proceso respiratorio a medida que vamos aumentando nuestra velocidad. Esto es todo lo contrario a lo que debemos hacer.

Durante esta parte es fundamental evitar las respiraciones cortas y buscar la respiración larga y lenta. Las respiraciones cortas no retienen totalmente el dióxido de carbono y lo acumula en los pulmones. Básicamente nuestro organismo se vuelve un retenedor de CO₂ sin oxígeno afectando totalmente nuestro rendimiento.

 Más fuerza, mayor velocidad

No debes caer por nada en la decadencia. Una excelente manera de procesar mejor las cosas es potenciar la zancada concentrando la fuerza y elevando las piernas hacia tus glúteos. Esto te ayudará a mejorar tu capacidad lo que a su vez se traduce en mayor velocidad.

 Consigue tu propio ritmo

Consigue tu propio ritmo

Los ritmos deben ser como una buena conversación, si estos no son cómodos y fluidos seguramente algo estás haciendo mal. Encuentra un ritmo estable y eficaz. Lo más óptimo es que sientas cómo tu cuerpo está trabajando sin sentir presión.

Así podrá evaluar sus intervalos, incluir arranques y ritmo base constantemente. Con el tiempo el corredor se volverá más rápido.

Sea feliz

Los corredores deben encontrar su propio ritmo y correr por gusto. Sin importar que para algunos esto pueda parecer lento, lo ideal es que usted se sienta feliz y se esfuerce en todo momento para conseguir resultados que se traducirán en progreso.

Uno de los mejores consejos para corredores lentos que se pueden dar es que cada día es un nuevo reto en el que te prepararás para romper tu propia marca.

Te puede interesar: