Overstriding: qué es y por qué debes corregirlo

Overstriding: qué es

Cuando estamos en una carrera de fondo o de running queremos ir cada vez más rápido para ganar. El problema es que con en el afán de llegar a la meta o hacerlo en el menor tiempo posible podemos caer en el  overstriding sin darnos cuenta y lejos de beneficiarnos nos perjudica




¿Qué es el overstriding? y ¿Por qué debes corregirlo? Te lo cuento en este post para que puedas reconocerlo, modificarlo y obtener mejores resultados en tu próxima competición.

Qué es Overstriding

El overstriding en su traducción directa es sobrepasando, por lo tanto se refiere a las zancadas sobrepasadas. El overstriding es un error común especialmente en quienes recién inician el mundo del running.

Las zancadas sobrepasadas se refieren a que el aterrizaje en cada paso está muy por delante de nuestro centro de gravedad.

Incurrir el overtraining representa un error que debe corregirse pues este modifica la postura correcta del corredor y disminuye la cadencia, perjudicando de esta manera la técnica de carrera.




Overstriding: por qué debes corregirlo

Si has incurrido en overstriding, es decir con zancadas por delante del centro de gravedad, es necesario corregirlo pues a mediano plazo trae consecuencia que van más allá de los resultados de la carrera, como:

Causa molestias en músculos importantes para correr o lesiones

El overstriding causa un impacto al aterrizar con el talón y no con el medio pie, lo que a la larga termina afectando el rendimiento y causando molestia en zonas como: las rodillas, gemelos, el sóleo y en algunos casos en el psoas iliaco.

Aumenta el gasto energético

Adelantar con pasos exagerados junto al mal aterrizaje que eso conlleva trae como consecuencias un mayor gasto energético, fatiga muscular que a medida que avanzamos causa sensaciones de agotamiento.

Disminuye la cantidad de pasos por minutos o cadencia

Como es de esperarse, si llevamos un mal apoyo en la pisada que ocasiona desgaste muscular y fatiga por el aumento del contacto de la pisada en el suelo, afectando directamente la cantidad de pasos por minutos.

Es que una zancada sobrepasada produce un parón por la mala postura del cuerpo como: el tronco muy recto o inclinado hacia atrás y rodillas mal flexionadas, lo que a larga  se notará en tu podómetro.

Cómo mejorar la zancada sin perder la técnica de carrera

Para nadie es un secreto que para aumentar la cadencia debemos aumentar las zancadas pero que eso no te confunda pues debe hacerse siempre:

  • Manteniendo el apoyo con el centro de gravedad.
  • Colocando el cuerpo en una posición ligeramente inclinada hacia adelante entre unos 8 a 10 grados en relación a la cadera, manteniendo siempre la espalda recta.
  • Si recién comienzas es mejor dar zancadas cortas aumentando la frecuencia o cadencia a unos 180 ppm y de igual manera tendrás mayor velocidad.
  • Cuida de mantener siempre las piernas o rodillas un poco flexionadas para mantener el soporte a medida que avanzas.
  • Recuerda apoyar en la parte media del pie o hacia el metatarso y no en el talón que es justo lo que ocurre en el overtraining.
  • Mantén la técnica de carrera al igual que el control de la respiración.

Consejos para mejorar evitar hacer overtraining

Una vez que sabes que es el overstating y no quieres volver a caer en error hay una serie de concejos que pueden ser muy útiles como:

  • Para mejorar el punto de apoyo del pie y la fuerza muchos aconsejan andar descalzos, sin embargo no es una solución permanente pero funciona para fortalecer los músculos.
  • Mejora el ritmo perfeccionando el ataque y el impulso y verás como el centro de apoyo mejora.
  • Para dominar las zancadas es necesario estar relajados y cómodos.
  • No olvides mantener la cabeza mirando al frente, los hombros relajados y los brazos doblados a unos 90 grados aproximadamente.
  • Un consejo quizás obvio pero antes de cada runing es necesario hacer ejercicios de técnica de carrera como el skipping si gustas primero con una pierna y luego con la otra por unos 100 0 150 metros.
  • Recuerda hacer ejercicios de movilidad del pie.

Recomendaciones finales

Para evaluar que tanto has mejorado aplica entrenamientos con intervalos de sprint.

Usa un podómetro para medir la cadencia mientras que para observar cómo estás dando la zancada una buena opción es hacerlo con tu entrenador o grabándote en vídeo para ver después y corregir. Es mejor dar zancadas cortas pero rápidas que zancadas largas que pueden ocasionar lesiones.

Te puede interesar: