Como pedalear con viento

como pedalear con viento

Pedalear con viento puede ser un problema para muchos ciclistas. Me duele ver que los ciclistas cometen errores porque simplemente no controlan las habilidades o no entienden la dinámica del ciclismo en un día con viento. Ya sea que hayas estado montando durante 20 años o estés empezando, te voy a enseñar a ahorrarte un poco de angustia con estos consejos.

Empezamos!!

Tipos de vientos cuando pedaleamos

Viento de cola



Cuando conduces solo, un viento de cola es gloria bendita. Cuando vas en línea o en un pelotón, puede ser cualquier cosa menos fácil.

El beneficio de ir a rueda es que tienes menos resistencia al aire para luchar en comparación con los ciclistas que van primeros.

El problema con un viento de cola es que reduce la resistencia al aire neta para los ciclistas en la parte delantera del pelotón.

Cuando pueden ir más rápido, el beneficio de ir juntos disminuye y todos tienen que trabajar duro. Por lo tanto se recupera menos pedaleando de los primeros.

Los vientos de cola son calientes

El aire que fluye sobre tu cuerpo es crucial para el enfriamiento por evaporación.

Pedalear en contra del viento aumenta la velocidad del aire que fluye sobre tu cuerpo, por lo que puedes enfriarte con el viento en contra. Por el contrario, puedes sobrecalentarte con un viento de cola porque el flujo de aire neto sobre tu cuerpo disminuye a medida que disminuye la diferencia entre tu velocidad y la velocidad del viento.

Durante el verano es importante concentrarse en la hidratación durante los vientos de cola prolongados porque vas a estar sudando mucho.

En climas fríos, es importante abrir la chaqueta en un viento de cola para que puedas mantener tu ropa más seca. Porque cuando se convierte en un viento de frente si tienes la ropa empapadas de sudor, te enfriarás muy rápidamente.

Si tiene una chaqueta o chaleco, guárdatelo para el viento en contra.

No puedes dominar un viento de frente

Elegir una pelea con viento en contra es uno de los mayores errores que veo que hacemos los ciclistas.

No puedes ganar esa pelea; cuanto más duro vayas, más rápido te desgastas.

Piénsalo de esta manera: si tu potencia de escalada sostenible máxima es de 265 vatios, mágicamente no te vuelves más fuerte con el viento de cara. Sin embargo, los ciclistas intentan suben su pedaleo a 300 vatios contra el viento en un esfuerzo por mantener la velocidad que sería normal en ese terreno.

Eso solo dura unos minutos, y luego gana el viento.

Si sales solo con el viento en contra durante mucho tiempo, deja de lado tus expectativas de mantener un ritmo específico. No dejes que tu orgull0 implacable o el empuje del viento en tu cara te provoquen a pedalear más fuerte de lo que puedes soportar. Concéntrate en tu potencia de salida y / o esfuerzo percibido y mantente estable.

Sé inteligente con vientos cruzados

Ponerse en una buena posición con viento en contra es fácil; posicionarse en un viento cruzado es un juego de ajedrez. Deberás  ajustar constantemente tu posición con respecto al ciclista en tu lado de barlovento y el carril o la carretera siempre es más estrecho que la cantidad de ciclistas que van en el grupo.

La anticipación es la clave del éxito en vientos cruzados.

En particular, debes anticipar que se acerca el viento cruzado y ponerte en posición antes de alcanzarlo. Si estás fuera de posición cuando giras hacia el viento cruzado, puede ser demasiado tarde para entrar en el primer escalón. E incluso si puedes abrirte paso en el primer escalón, requerirá de mucho más esfuerzo llegar allí.

Cuando tengas viento cruzado, aléjate con el viento y luego regresa rápidamente a través del grupo. No te entretengas luchando con el viento. Del mismo modo, si no logras estar en el primer escalón, comienza el segundo inmediatamente. No luches en la cuneta por un proyecto inexistente.

Organiza el segundo escalón antes de que se abra una brecha en el primer grupo.

Cuidado con las ráfagas de viento

Un viento fuerte y constante puede ser un dolor, pero pedalear con vientos racheados puede ser francamente aterrador, especialmente en descensos.

Acoplarte y apoyarte sobre rueda delantera puede ayudarte a mantener la estabilidad y el control de la dirección presionando más peso sobre la rueda delantera y permitiéndote usar más fuerza en la parte superior del cuerpo para mantener la rueda recta.

También es importante seguir pedaleando con vientos racheados para mantener el impulso hacia adelante y contrarrestar la fuerza desde un lado. Si estás pedaleando cuando la ráfaga te golpea desde un lado, será más difícil mantenerte en tu línea.

Deja de evitar el ciclismo en el viento

Acostumbrarte a pedalear con viento es como cualquier otra cosa; Se necesita práctica. Cuando miras por la ventana y las banderas están ondeando, no te subas a tu rodillo. Sal ahí fuera con el viento. Conduce hacia el viento de frente al salir y pedalea más tiempo sabiendo que la vuelta con viento de cola te hará ir más rápido y recuperar tiempo.

Nos vemos en los entrenos!!

Te puede interesar: