Tos después de correr: todo lo que necesitas saber

Tos después de correr

Una de los inconvenientes más usuales presentes en la mayoría de los corredores es la tos después de correr. Si alguna vez has pasado por este inconveniente, la realidad es que no eres el único.

Hay una cantidad de variantes que afectan, síntomas habituales y afecciones que se presentan comúnmente al practicar disciplinas deportivas. Esto ocurre con mucha más frecuencia cuando se trata de ejercicios exigentes como pueden ser el running, el ciclismo o cualquier tipo de entrenamiento aeróbico.

¿A qué se debe esta tos? ¿Se trata de alguna enfermedad crónica? ¿Puedo hacer algo para prevenirlo? Estas son preguntas muy interesantes que vamos a resolver a continuación.

¿Por qué presento tos después de correr?

Como ya se ha mencionado este es un síntoma bastante frecuente, por ello antes de pensar que está usted enfermo hay que evaluar la gravedad de los síntomas.

Se recomienda entonces, plantearse una autoevaluación que le permita detectar si su tos después de correr se debe realmente se debe al ejercicio o a atenuantes inducidos por factores externos.

Plantearse una autoevaluación correcta

Autoevaluación correcta

Aunque esta incómoda particularidad se presente siempre justo después de correr, hay ciertas consideraciones que debe usted tomar antes de concluir que padece de alguna anomalía. La recomendación médica es suscitar interrogantes como: ¿Este es el único síntoma?, ¿Ha presentado fiebre?, ¿Padece de congestión nasal?, ¿Siente presión en el pecho o cosquilleo en la garganta?

Luego de haber descartado estas posibilidades como causantes de su tos después de correr hay que mirar un poco más allá y observar las condicionantes externas que pueden existir en el ambiente.

Condicionantes ambientales

Debes observar la densidad de polvo o el nivel de contaminación que hay en el aire del espacio donde corres. Si vives en una zona industrializada o con mucho tráfico es posible que este sea el aspecto que genere mayor impacto.

Hay casos en los que se han registrado presencia de afecciones en atletas que se desenvuelven en lugares adyacentes a incendios forestales que reducen considerablemente las partículas de oxígeno presentes en el ambiente.

Climas fríos

Tos después de correr en climas fríos

Esta condición ambiental es una de las más duras pruebas que debe afrontar un atleta. En bajas temperaturas el aire tiende a estar mucho más seco que el aire contenido en los pulmones, por eso la tos tiende a surgir como reflejo natural del organismo.

Es muy propio de las zonas con esta característica producir goteos nasales que entorpecen un poco la función del sistema respiratorio y por ello la tos se hace presente al término de la faena deportiva.

A pesar de esto hay corredores más expertos que mediante el entrenamiento constante pueden sobreponerse a cada estación. Esto se logra de manera progresiva, reduciendo de a poco el impacto generado por cada estación mediante la constancia y la disciplina.

En estos casos se recomienda respirar debajo de un buff o servirse de cualquier cubierta bucal, sobre todo en lugares con corrientes de aire continuas.

Alergias estacionales

Alergias estacionales

Este es otro aspecto muy común que suele terminar siendo el culpable. Si usted sufre de alguna alergia estacional es muy probable que su tos arrecie en ciertas épocas del año. Hay corredores que informan la pronunciación de la tos en una temporada del año en concreto, en la que no pueden parar de toser.

La solución, aunque muy poco aceptada dentro de la comunidad de corredores es ir a la cinta, especialmente en días con alta producción de polen.

Para quienes no soportan correr dentro por lo que esto representa o que simplemente no disponen de una cinta de correr, se les suele recomendar una dosis baja de medicamento. Una que les ayude a lidiar con la tos después de correr.

Hay algunas zonas donde la condensación de alérgenos en el aire es tan pronunciada que algunos atletas deben utilizar protección visual y bucal, tomando precauciones que para algunos pueden parecer exageradas.

Todo con la intención de no irritarse los ojos o lidiar con incómodas erupciones en la piel y una tos que parece no parar nunca.

Si usted padece de alergias estacionales graves se le recomienda no correr con tanta velocidad para controlar la respiración tratando de aspirar la menor cantidad de alérgenos. Esto previene en algunos casos la tos de los corredores.

Reflujo o acidez

Si sufre de acidez estomacal es muy probable que el reflujo ácido sea el culpable de su tos después de correr. Esta reacción hace que su corazón se sobre esfuerce con los latidos intensos al momento de realizar actividades deportivas, evitando que su respiración se efectúe con naturalidad.

Hay fármacos reductores que reducen esta posibilidad y lo mejor es que son de venta libre. Otra opción a considerar es evitar alimentos que le generen este inconveniente. La mayoría de las personas manifiestan sufrir este inconveniente luego de ingerir alimentos picantes, es por eso que se recomienda evitarlos en todo momento.

¿Cuánto puede durar la tos después de correr?

Cuando el inconveniente realmente se manifiesta por correr, la tos suele aparecer de diez a quince minutos después de haber finalizado la carrera. Esta desaparecerá en el transcurso aproximado de una hora.

Cuando la tos es causada por cualquiera de las razones antes enumeradas, su duración variará. Por eso los corredores con gripe, asma o alergia se topan con que la duración de la tos es mucho mayor a la de cualquier otra persona con enfermedades crónicas.

Broncoconstricción inducida por actividad física

Si ninguna de las razones que hemos expuesto son las causantes de la tos, esta es el resultado de la broncocostruncción. Tus vías respiratorias están constreñidas y esto se ve acentuado por la actividad deportiva. Lo propio y recomendable es acudir a tu médico de confianza.

¿Puedo prevenir la tos después de correr?

Prevenir la tos después de correr

Hay indicaciones derivadas de fuentes muy sólidas que afirman que esta tendencia se puede evitar consumiendo cierta dosis de cafeína horas antes de correr, además utilizar protector bucal si tiene alergias es esencial.

Descansar es otra recomendación que debemos seguir por instinto cuando la tendencia a toser se vuelve frecuente. Así también es propicio consumir medicamentos y seguir al pie de la letra las indicaciones médicas pertinentes a nuestra condición de salud.

No olvides nunca ser inteligente a la hora de escuchar a tu cuerpo y consultar a un médico ante cualquier tipo de duda. La tos después de correr es un síntoma que frecuenta a corredores de distintas edades.

Te puede interesar: