Mallas de compresión para correr: ¿Mejores que las no compresivas? Todo lo que debes saber

Mallas De Compresión Para Correr

Triloco, ¿Alguna vez te has preguntado sobre por qué hay gente que usa mallas de compresión para correr? Probablemente, también has notado que no todo el mundo las usa, y algunos usan mallas no compresivas.

En este artículo, se abordará el tema sobre todo lo que tienes que saber con respecto a las mallas para correr, compresivas o no.

Ahora, este artículo se centra más en las prendas compresivas, ya que son las que tienen más estudios y más información al respecto. Por lo tanto, ¿Quieres saber más? Quédate a leer esta entrada, triloco.

Las mallas de compresión te darán beneficios para tus entrenamientos

Las mallas para correr

Algunas personas acostumbran a cumplir sus entrenamientos con la ropa que les siente más cómoda. Es por ello que puedes ver gente corriendo con pantalones deportivos.




Por otro lado, muchos deportistas, incluyendo a los triatletas, recurren a usar mallas para correr. Este es un tipo de ropa bastante habitual para el deporte, y ofrece grandes ventajas para los deportistas; la principal es la comodidad.

Debes saber, triloco, que este tipo de ropa se puede encontrar en dos formas: compresiva y no compresiva. Ambas tienen sus ventajas, así que hay que hablar un poco más a detalle sobre ellas.

El fin de ambos tipos de ropa es mejorar la comodidad, siendo esta ceñida al cuerpo. Además ayuda a evitar la sudoración para las disciplinas exigentes. Entre ellas, el running.

Aunque tanto las prendas compresivas como no compresiva son cómodas, las compresivas tienen un factor fundamental en su uso. Es por ello que su uso es bastante común, aunque no quiere decir que no se usen las no compresivas.

Ahora bien, la función adicional que tienen las mallas de compresión para correr es apretar los músculos. Genera una presión en toda la zona muscular cubierta.

Uno de los objetivos es evitar la sudoración. La ropa de compresión deportiva sirve para evaporar el sudor, evitando la acumulación del mismo en la ropa, evitando a su vez la humedad.

Como dato curioso, triloco, este tipo de ropa se utilizaba inicialmente con fines médico-terapéuticos. Se la colocaban a los pacientes luego de que atravesaban un proceso quirúrgico u otros.




En los años 90 fue que su uso se empezó a ver en el deporte, y hasta nuestros días se ha vuelto tendencia. Las mallas de compresión pueden ser grandes aliadas en tus entrenamientos.

La comodidad es la mejor cualidad de las mallas para correr

Funcionamiento de las mallas de compresión para correr

Ahora bien, es momento de hablar con más detalles sobre cómo funcionan las mallas para correr, pero en particular, las de compresión.

Lo que sucede con las mallas no compresivas es que tienen pocos estudios. Esto implica que no hay suficiente información sobre los beneficios que se obtienen al usarlas.

Adicional a ello, las mallas de compresión son más usadas hoy en día para estos fuertes entrenamientos. En fin, triloco, que el uso del tipo de mallas para correr depende de tus gustos.

Te puede interesar: Mejores calcetines de compresión para correr

Uno de los efectos que genera el hecho de utilizar mallas de compresión es estimular una mejor circulación sanguínea.

A través de la presión que producen las mallas sobre los músculos, la circulación sanguínea y la recuperación postcarrera tienen mejoras sustanciales. De hecho, son mejoras de hasta 40% y 30% respectivamente.

Otro de los objetivos y beneficios de estas mallas es reducir la sensación de esfuerzo que produce el running; bien sea entrenamiento o competición. A través de esto, se reduce la fatiga.




Por otro lado, la presión que esta ropa ejerce sobre los músculos permite evitar las vibraciones de los músculos. Esto, a su vez, previene posibles lesiones y también reduce las consecuencias del impacto de una caída.

Otro punto a destacar de las mallas de compresión es que mantienen a los músculos calientes. Esto permite ahorrar energía al hacer que las fibras musculares de contracción lenta funcionen de forma más eficiente.

Y no solo eso, sino que el punto anterior también influye en la acumulación de ácido láctico en sangre.

Al ahorrar carbohidratos, se produce menos lactato, con lo cual podrás mantener un ritmo intenso más tiempo, sin dolor muscular.

Y hablando de ahorrar energía, esto también se logra gracias a una buena postura. Las mallas de compresión corrigen la postura durante el running.

Una vez que comiences a usar mallas para correr notarás los cambios

Por qué correr con mallas de compresión

Si las funciones de las mallas de compresión para correr anteriores no te convencen, entonces conoce los beneficios directos de correr con ellas.

  • Mejoran tu postura durante los entrenamientos y competiciones. Esto puede mejorar tu rendimiento y economía de carrera.
  • Con su uso puedes prevenir con mayor facilidad alguna posible lesión. De igual forma no debes dejar los estiramientos y calentamientos de lado.
  • Mantiene una buena temperatura corporal, ya que son termorreguladoras. Se recomienda su uso durante la temporada invernal por este mismo beneficio.
  • Evita la acumulación de humedad por sudor, haciendo que este se evapore sin humedecer la ropa.
  • También protege la zona genital y de la ingle de posibles roces durante las sesiones. Esta es una ventaja importante cuando hay mucho calor y humedad en el ambiente.
  • Ayudan a recuperar los músculos más rápido luego de fuertes entrenamientos y competiciones.
  • La presión que ejercen sobre los músculos evita las vibraciones musculares. Esto supone un menor riesgo de lesiones.

Ojo, que estos son los beneficios al correr con mallas de compresión. Las mallas no compresivas para correr también tienen algunas de estas ventajas, pero el factor presión se pierde.

De todos modos, se trata de gustos. Si no te gusta la presión que ejercen sobre los músculos, puedes usar las mallas no compresivas para correr.

Recuerda que se trata de comodidad. Si sientes una mayor comodidad con alguna de estas prendas, puedes usarla sin problemas. De todos modos, siempre puedes consultar con tu entrenador.

Tipos de ropa de compresión deportiva

Aunque en este artículo solo se ha hablado de mallas y poco de ropa, triloco, entérate de esto: la ropa de compresión deportiva puede cubrir todo el cuerpo.

Los beneficios de este tipo de prendas los podrás aprovechar en todo el cuerpo, siempre usando las adecuadas.

  • Mallas para correr.
    • Ejercen presión sobre los músculos de los muslos y glúteos. Generalmente incluyen un cinturón abdominal para mejorar la postura.
    • A veces son largos y ejercen presión sobre las pantorrillas también.
  • Camisetas compresivas.
    • También ayudan a mejorar la postura y ejercer presión sobre los músculos del torso. Esto estimula una buena circulación y mejora el transporte de aire hacia dentro y fuera de los pulmones.
  • Medias compresivas.
    • Pueden usarse cuando no se usan mallas largas. Ejercen presión sobre los músculos de la pantorrilla y los tobillos para evitar posibles lesiones y evitar las oscilaciones musculares.

Estos son los tipos de ropa deportiva de compresión, triloco. Sin embargo, también existen medias de compresión que ayudan a la recuperación, y se pueden usar incluso cuando duermes.

Finalmente, al usar un equipo completo de ropa de compresión deportiva tendrás todos estos beneficios.

No hay razón para no entrenar con ropa de compresión deportiva

Conclusiones

Aunque no hay evidencia 100% concluyente de que la ropa de compresión deportiva genere un gran efecto sobre el rendimiento, efectivamente tiene los beneficios descritos. Diferentes estudios así lo comprueban.

Así que, ¿qué estás esperando, triloco? Ponte tus mejores mallas para correr, y nos vemos en los entrenos.

Te puede interesar: