Aprende a ganar velocidad en la cinta de correr

Como todo atleta apasionado por lo que hace, seguramente te has topado con colegas que han logrado ganar velocidad en la cinta de correr. Claro, indiscutiblemente de la forma tradicional eso se lleva a cabo bajo un exhaustivo entrenamiento en una pista o en un gimnasio.

Sin embargo, se ha demostrado que también es posible alcanzar el mismo objetivo mediante el uso de esta prometedora herramienta.

Si eres un principiante en el área es normal que te sientas temeroso de poner a prueba este método. Las razones pueden variar, pero lo cierto es que te expones a presentar lesiones al no saber cómo manipular la máquina.

Al leer este artículo, verás que no es muy complejo entrar en calor y ver los resultados de tu entrenamiento para ganar velocidad en la cita de correr. Así que no pierdas más tiempo y atrévete a experimentar esta técnica.

Antes de iniciar

Primero que todo, las carreras de velocidad se caracterizan por exigir que el atleta cumpla con ciertos parámetros que no deben ser pasados por alto. Por lo que si estás interesado en este tipo de competencias procura estar en forma para que la experiencia sea lo mejor posible.

ganar velocidad en la cinta de correr

Asimismo, antes de iniciar tu entrenamiento para ganar velocidad en la cinta de correr debes plantearte muy bien la distancia que exige la competencia de la cual formarás parte.

Incrementar tu velocidad en la carrera te permitirá rendir mucho más

Se sabe que hay muchas rutinas Sprint que incluyen diversas distancias que están orientadas a distintos factores de la carrera. No obstante, si quieres entrenar para cierto evento en particular, no hay necesidad de entrenar para un recorrido mucho más largo que el estipulado.

Cinta de correr

Aunque entrenar al aire libre puede ser muy agradable y relajante, además de ser muy recomendado, la cinta de correr también resulta ser muy beneficiosa. Este equipo permite controlar aspectos como la inclinación, el ritmo, y claro hace de lado el viento, cambios en el terreno y las personas a tu alrededor.

Por otro lado, te proporciona un entorno mucho más controlado y seguro, donde te sentirás muy cómodo. Incluso, puedes utilizar espejos para verte mientras correr y tener un desempeño más que eficiente.

6 consejos para el entrenamiento en cinta de correr

Hidratación

De por sí, correr genera cierta cantidad de sudor, pero este incrementa considerablemente cuando lo haces en interiores. De modo que, para contrarrestar ese efecto se recomienda ingerir cerca de 200 ml de agua cada 20 minutos, y claro consumir los electrolitos necesarios.

Un método casero para el consumo de electrolitos, es el de agregarle 2 o 3 pizcas a 500 ml de agua.

Protege tus pantorrillas

A pesar de que la superficie de las cintas de correr suele ser mucho más blandas y suaves que el pavimento, es aconsejable que uses protectores de pantorrillas.

El motivo de ello es que tus pies no están acostumbrados a ese tipo de “terreno” y puede causarte dolor en las pantorrillas. Basta con que te protejas las primeras sesiones hasta que te sientas cómodo.

Escucha música

La música es un perfecto aliado para liberarte del estrés que puede generar el entrenamiento indoor para ganar velocidad en la cinta de correr. Así que alimenta tu playlist con melodías bastante movidas y enérgicas que te motiven a continuar esforzándote.

No saltar para subir o bajar de la cinta en movimiento

Primero que todo, proceder de esta manera en un completo error, ya que las posibilidades de que termines en el suelo con alguna lesión son enormes. Así que, mantente a raya de ese impulso, sencillamente no es nada seguro para ti.

Por otro lado, tu cuerpo tiene la capacidad de manejar los cambios de aceleración y desaceleración, y sino aprovechas esa habilidad la estarás desperdiciando. Sacarle provecho a ello es ideal para acondicionar tus niveles de velocidad.

Si por alguna razón necesitas bajar de la cinta por los lados, lo que es preciso acotar que no es un proceder muy recomendado. En tal caso, primero procura bajar la velocidad hasta que te sientas cómodo y en confianza para apoyarte del manillar y levantar tus piernas.

Muchas cintas de correr disponen de dos sitios que te permiten cambiar la velocidad, bien sean en el manillar o en la pantalla. Por lo general, el primero es mucho más cómodo de manipular cuando estás corriendo muy rápido.

Te puede interesar: Beneficios de correr en cinta

Utilizar el clip de segurirdad

Aunque pienses que es innecesario y tonto usarlo, ten presente que es por motivos de seguridad, sobre todo cuando no eres experto en la cinta. Si se da el caso de que llegues a tropezar, la máquina se detendrá inmediatamente.

Muchas lesiones que ocurren no son ocasionadas por el impacto como tal, sino porque la cinta sigue en movimiento y te quema la piel gravemente.

Limpia tu entorno

Si tienes la fortuna de someterte al entrenamiento para ganar velocidad en la cinta de correr en tu propia casa, pues procura oganizar tu espacio.

Se recomienda dejar una distancia de al menos 1 metro entre la parte trasera del equipo deportivo y la pared u objetos de gran tamaño.

Si por el contrario, te ejercitas en un gimnasio intenta elegir una máquina de correr cuya parte trasera no esté cerca de algún pasillo concurrido.

Tiempo de entrenamiento

Una buena forma de entrenar para ganar velocidad en la cinta de correr y notar sus resultados, es realizarlo de 3 a 4 días a la semana. Esto claramente, sería mucho mejor si lo acompañas con un tiempo en la pista, combinar ambos métodos puede ser clave para tu rendimiento.

¿Cómo utilizar la cinta de correr?

  • Familiarízate con la máquina antes de poder entrenar, procura saber como iniciarla y detenerla, ajuste de inclinación, control de velocidades, y demás.
  • Al encenderla colócate junto a la cinta. No la inicies mientras estés parado en la superficie porque forzarás el motor y puedes dañarlo.
  • Empieza con una velocidad baja.
  • Ubícate a una distancia de 30 o 60 cm de la parte delante del equipo. Si te colocaste muy adelante cabe la posibilidad de que te golpees los nudillos con el manillar. De igual forma, podrías tropezar al patear la misma zona.
  • Antes de detener la cinta de correr, procura bajar poco a poco la velocidad. No detengas el equipo de golpe puesto que te expones a salir volando por los aires.
  • Se consiente de la ubicación del botón de emergencia en caso de que llegues a necesitarlo.
  • A fin de contrarestar la falta de resistencia del viento, ajusta la pendiente en 1% – 2%.

Rutinas para ganar velocidad en la cinta de correr

Pese a desarrollarse en un entorno diferente al convencional (aire libre), el entrenamiento para ganar velocidad en la cinta de correr es muy similar a éste. Básicamente, tiene un segmento donde te mueves con mucha intensidad y luego pasas a un momento de descanso total o activo.

Incluir estos intervalos en la rutina es lo que hace posible que puedas desarrollar tu velocidad en un ambiente cerrado como tu casa.

Las rutinas indicadas a continuación están orientadas según la distancia que tienes como meta recorrer.

Carreras largas:

Al seguir este entrenamiento estarás recorriendo unas 1.5 millas intercaladas, y la distancia en caminata es aproximadamente de la misma.

  • Calentamiento, camina por unos 5 minutos a un intensidad que te resulte cómoda.
  • Ajusta la velocidad de la cinta colocándola a un ritmo bajo y realiza diversos ejercicios para adecuar los músculos de tus piernas y resto del cuerpo a la carrera. Dedícale 20 segundos a los saltos, correr hacia atrás, trotar golpeando los glúteos con los talones. Puede parecer algo complicado de hacer en esta maquina, pero ya le agarrás la vuelta. Un truco útil es empezar a un ritmo bajo y seguro para ti, luego aumentarlo poco a poco según tu comodidad.
  • Inicia una carrera tán rapido como te sea posible por 1:15 minutos, incrementa la velocidad hasta que estés en tu punto máximo.
  • Camina por el mismo lapso de tiempo a un ritmo lento, permitiéndote así descansar y recuperarte para continuar.
  • Repite 3 veces más estos últimos dos pasos.
  • Ahora tienes que correr lo más rápido posible por 45 segundos e ir aumentando la velocidad hasta que alcances tu límite.
  • Por 1 minuto camina a un ritmo bastante lento para que puedas recuperarte.
  • Una vez más, repite estos últimos dos pasos.
  • Por último, caminan por un lapso de 5 minutos.

Carreras medias

Es un entrenamiento muy similar al anterior, simplemente debes seguir los mismos pasos pero con algunas diferencias. Haz 8 series en total de 40 segundos y luego descansa por 45 segundos.

Carreras cortas

De antemano, esta rutina es bastante intensa y exhaustiva, por lo que debes prepararte mentalmente para el esfuerzo que debes depositar. La meta principal que correr muy velozmente por 10 o 20 segundos, pero claro es super difícil, así que puedes probar lo siguiente:

  • Inicia una carrera a un ritmo que te sea cómodo por 30 segundos.
  • Pídele a un familiar o amigo que aumete la velocidad hasta tu nivel máximo, luego que la disminuya para que puedas acelerar.
  • Baja de la cinta y descansa por 60 o 90 segundos.
  • Repite el procedimiento por 10 veces.

Inclusión del gimnasio

Veamos, se sabe que quieres ganar velocidad en la cinta de correr, y es perfecto, pero también necesitas fortalecer tus piernas e incrementar su potencia en el gimnasio.

Entrenar la parte superior de tu cuerpo de ayudará a tener impulso hacia adelante. Asímismo, tienes que entrenar la parte superior de tu cuerpo, como los hombros, brazos y espalda.

Por tanto, tu entrenamiento debe estar destinado a fortalecer todo tu cuerpo sin olvidar incluir los ejercicios pliométricos.

rutinas para ganar velocidad en la cinta de correr

Ventajas de ganar velocidad en la cinta de correr

Comodidad

Independientemente de que entrenes en tu casa o en el gimnasio, la comodidad de entrenar en interiores salta a la vista. Primeramente, no tienes que lidiar con condiciones climáticas (frío, lluvia, viento) típicas del entrenamiento al aire libre. Además de ello, no te cruzarás con otros corredores, bicicletas, cambios en el terreno, vehículos, entre otros.

Portar accesorios

Al entrenar en la cinta en lugar de hacerlo al aire libre, cuentas con la posibilidad de llevar contigo ciertas cosas de utilidad.

Algunos son la botella de agua, una bebida energizante o toalla, sin tener que cargar con ellas mientras corres. Además, el acceso a estos utensilios está a tu alcance puesto que puede colocarlos en el apoyo que trae el mismo equipo.

Redución de las lesiones

Las articulaciones en ciertas zonas de tu cuerpo (rodillas, tobillos y caderas) que más se ven afectadas en las carreras no se exponen tanto a las lesiones. Esto es debido al sistema de amortiguación y absorción de impactos que forma parte de las cintas de correr.

Mayor control y planificación del entrenamiento

Esto es posible gracias a que las cintas de correr te permiten ajustar la velocidad y la inclinación de la superficie. Por si fuera poco, muchos modelos incorporan un sistema de monitor de frecuencia cardíaca. Esto último es fenomenal al momento de conocer la intensidad de tu entrenamiento y el impacto que tiene en ti.

Programación del entrenamiento

Muchas cintas de correr traen este tipo de programas que te permiten entrenar de acuerdo a tu condición física. Además, vienen con un panel en el que puedes visualizar información de utilidad como las calorías quemadas, ritmo de la carrera, hora, y mucho más. Sin duda, son datos de gran relevancia para saber de tu avance en el entrenamiento.

Desventajas de ganar velocidad en la cinta de correr

Superficies de amortiguación

A pesar de ayudar a evitar lesiones, estas superficies blandas tienden a ser algo lentas.

Velocidad

Al someterte a carreras de altas velocidades, el peligro al que te expones se asoma cada vez más mientras aumentas el ritmo.

Falta de curvas

En las cintas de correr te planteas una dirección en línea recta, mientras que la pista si presenta curvas. Al entrenar estrictamente en estas máquinas limitas tu capacidad de carrera en terrenos curvos.

Precios

Cómo todo, lo mejores productos tienen un alto coste, principalmente las que integran ciertas funciones de utilidad en tu rendimiento.

Resistencia del viento

Al ganar velocidad en la cinta de correr tu entrenamiento se limita a cuatro paredes, donde evidentemente no cuentas con la resistencia del viento. Este factor aumenta tu resistencia aerodinámica y elevación vertical, que son fundamentales en tu rendimiento. Ahora bien, para contrarrestar la ausencia de este elemento, tienes que ajustar la inclinación de la superficie.

Conclusiones

Ganar velocidad en la cinta de correr puede parecer intimidante, sin embargo con mucho esfuerzo y contancia disfrutarás de sus resultados. Procura seguir con las recomendaciones indicadas para que la experiencia sea lo más agradable y beneficiosa posible. En ese sentido, para opmizar tu rendimiento, no olvides incluir algunas sesiones en el gimnasio, te vendrá fenomenal.

Del mismo modo, antes de iniciar tu entrenamiento en la cinta ten muy claro la distancia que tienes por meta, pues las sesiones variarán según sea el caso.

Te puede interesar: