Cómo acelerar tu metabolismo. 12 Estrategias simples para lograrlo

como acelerar tu metabolismo

Cuando se trata de perder peso, un metabolismo fuerte es la clave no solo para alcanzar sus objetivos, sino también para alcanzarlos en un tiempo récord. Lamentablemente, muchas dietas y programas de pérdida de peso tienen el efecto contrario.




La mayoría de los regímenes alimentarios programados terminan reduciendo la capacidad de tu cuerpo para quemar calorías, lo que hace que tu viaje hacia el peso ideal sea mucho más difícil de lo que debería ser. Pero ¡No te preocupes!, aquí te mostramos cómo acelerar tu metabolismo.

¿Cómo acelerar tu metabolismo?

En términos más simples, el metabolismo de una persona es la velocidad a la que se gastan las calorías para mantener sus funciones corporales. Bajar de peso depende en gran manera de cómo funciona el mismo (si es rápido o lento). Aquí hay algunas acciones efectivas que puedes tomar en cuenta para tener un metabolismo mucho más rápido:

1. Desarrolla y mantén la masa muscular corporal

Las personas que tienen más músculos corporales generalmente tendrán un metabolismo más alto, según varios especialistas. Eso es porque se necesita más energía para mantener la masa muscular en su cuerpo que la grasa.

Cuando las personas pierden peso, no solo pierden grasa, también pierden masa muscular. Por lo tanto, si pierde músculo, su tasa metabólica basal tenderá a disminuir y hará más difícil quemar calorías para perder peso.

2. Consume comidas más pequeñas durante el día

Primero, algunos antecedentes: cada vez que comes, le das un ligero impulso a tu metabolismo. Se conoce como el efecto térmico de los alimentos y representa el 10 por ciento de tu metabolismo general. Todos los alimentos son termogénicos. Todos tienen que ser quemados en tu cuerpo. Crean energía en tu cuerpo, y de esa manera ayudan a acelerar tu metabolismo.

Se ha demostrado que la frecuencia con la que comes, aumenta la velocidad del metabolismo. Si comes comidas abundantes y luego no ingieres nada durante mucho tiempo, el mismo se ralentiza entre esas sesiones de alimentación, según especialistas.

3. Evita las comidas nocturnas

Desde el punto de vista del metabolismo, no importa a qué hora del día comas. Siempre que comes, sigues quemando calorías. “No es necesariamente porque las calorías sean más impactantes por la noche, te dan la misma cantidad de energía, pero tienes menos tiempo para quemarlas”.

4. Bebe suficiente H2O

El agua es realmente importante en el proceso metabólico, y si no tienes suficiente de esta puedes ralentizar tu metabolismo. Según especialistas, al tomar dos litros de agua al día puedes acelerar tu metabolismo. De hecho, se ha comprobado que las personas que toman mucho más líquido tienden a ser más delgadas.

5. Aumenta tu ingesta de proteínas

La proteína, además de ser un componente clave de la mayoría de los alimentos, requiere más de tu energía para digerir. En esencia, esto significa que eliminará las calorías adicionales de una comida rica en proteínas, algo que se conoce como el “efecto térmico de los alimentos”.

Las proteínas son las que requieren más energía para digerir, ya que consumen entre el 20 y el 35 por ciento de la energía que contienen. Por lo tanto, es recomendable mantener una alta ingesta de proteínas, ya que no solo impulsará la recuperación muscular, sino que quemará calorías adicionales.

En pocas palabras, comer alimentos ricos en proteínas también ayuda a acelerar tu metabolismo, así que considera consumir más carnes magras, frijoles, nueces y otros alimentos que las contengan. Idealmente, consume algún tipo de proteína en cada mini-comida.

6. Elige alimentos picantes

Otra forma de acelerar tu metabolismo es comer alimentos que contengan especias picantes, como chiles y mostaza picante. Como beneficio adicional, algunos estudios han encontrado que comer alimentos «calientes» también te hace sentir lleno de forma más rápida, lo que significa que probablemente comerás menos como resultado.

7. Obtén más vitamina D

Muchos estudios han relacionado niveles más altos de vitamina D con una mayor pérdida de peso, por lo que obtener más de este nutriente puede ayudar a acelerar el proceso. Es posible encontrarla en productos lácteos bajos en grasa, pero pasar unos minutos al día bajo la luz solar directa también funciona.

8. Toma esa taza de café de la mañana

Aparte de los obvios beneficios energizantes que se obtienen con un café doble, resulta que la cafeína también tiene un impacto sorprendente en tu capacidad para quemar calorías. La cafeína es una forma eficaz de acelerar temporalmente tu metabolismo. Las dosis más grandes tienen un mayor efecto, hasta un 13% de aumento.

Esta es la razón por la que la mayoría de las tabletas quemagrasas disponibles en el mercado son en realidad solo cápsulas de café del tamaño pequeño, vestidas como algo más extravagante con adiciones elegantes como la naranja amarga. Sin embargo, los efectos de estas no están científicamente probados para hacer diferencias significativas, así que limítate a tu café o té verde regular para acelerar tu metabolismo.

9. Sé más activo

Si bien lo que ingieres en tu cuerpo a través de la comida y la bebida definitivamente puede afectar tu metabolismo, también lo puede hacer tu nivel de movimiento. Recuerda que cuanto más activo seas cada día, más acelerarás tu metabolismo. Por lo tanto, intenta moverte más y quemarás más calorías a un ritmo más rápido.

10. Consume té verde

El té verde es una gran ayuda para perder peso, ya que no solo estimula tu metabolismo, sino que también ayuda a proteger tu cuerpo contra enfermedades. ¿Cuánto debes beber al día para obtener efectos positivos? Según los expertos en salud, 2-3 tazas diarias deberían ser suficientes.

11. Dormir

Incluso puedes aumentar tu metabolismo mientras duermes, lo cual es una buena noticia para aquellos de nosotros que caminamos cansados todo el tiempo. ¿Cómo? Al bajar la temperatura de tu habitación durante la noche y dormir lo suficiente con regularidad para tener más energía durante el día.

12. Mantente alejado del azúcar

Durante demasiado tiempo, la grasa fue conocida como el lobo feroz de las dietas modernas. Resultó que estábamos todos equivocados, ya que ciertas grasas pueden ser tremendamente beneficiosas para una dieta equilibrada. El descubrimiento de esta verdad permitió que el verdadero villano, el azúcar saliera a la luz.

El azúcar no solo se convierte en grasa cuando no se usa como fuente de energía, también aumenta la cantidad de insulina para que los niveles de azúcar en sangre vuelvan a la normalidad. Los niveles altos de insulina promueven el almacenamiento de grasa y pueden ralentizar su metabolismo.

Puedes acelerar tu metabolismo de manera muy sencilla y hacer que tu proceso de pérdida de peso sea mucho más eficaz y saludable. Como pudiste notar, se trata de cosas naturales que puedes hacer en casa sin tener que someterte a tratamientos invasivos. Al hacer estas cosas, lograrás que tu metabolismo funcione para ti y alcanzarás tus objetivos de adelgazamiento más rápido que nunca.