Fatiga Muscular: Por qué Aparece y Cómo Evitarla

Fatiga Muscular

Si eres un atleta es necesario que te mantengas alejado de la famosa fatiga muscular que ha sido considerada: la enemiga principal de los deportistas.

La fatiga o cansancio muscular no solo disminuye el rendimiento sino que puede llegar a causar lesiones graves. Por todo eso en este post te contaremos todo lo que debes saber de la fatiga muscular, por qué aparece y cómo evitarla.

Qué es la fatiga muscular

La fatiga muscular o las agujetas son dolores que se presentan por roturas fibrilares por sobrecarga de trabajo.

Se suele sentir en todos los músculos cuando se ejercita, entrena o luego de una competición. En atletas es común a nivel de los miembros inferiores por exceso de trabajo causando espasmos musculares.

Síntomas de la fatiga muscular

  • Dolor o mialgia en los músculos al intentar flexionar.
  • Sensación de que los músculos o el cuerpo están duros y rígidos.
  • Poca movilidad en especial en los miembros inferiores.
  • Aumento o disminución de la presión arterial.
  • Incremento del ritmo cardiaco.
  • Falta de respiración.

Es importante no confundir la fatiga muscular con el cansancio o la fibromialgia, esta última es una enfermedad crónica que se desconoce su causa pero que inflama los tendones causando molestia en todo el cuerpo de forma constante y que además no tiene cura.

Por qué ocurre la fatiga muscular

  • La fatiga muscular ocurre porque los niveles de lactato están muy altos y al músculo le cuesta oxigenarse.
  • Por déficit de calcio que afecta la contracción muscular.
  • Cuando se excede por ejemplo al hacer ejercicios y se sobrepasa el número de series o repeticiones causan fatiga o espasmos en los músculos.
  • También suele presentarse después de una competencia donde los músculos están aún estimulados y no se hace una correcta recuperación para que el músculo vuelva a su estado normal.

Cuáles son las causas de la fatiga muscular

Existen muchas causas que pueden desencadenar una fatiga muscular, sin embargo hay unas que son más comunes por agotamiento de reservas de energías o nutrientes en los músculos como por ejemplo:

  • Contracción máxima sostenida
  • Contracción durante la ejecución del ejercicio
  • Fatiga central
  • Agotamiento de las reservas de glucógeno en los músculos
  • Exceso de ácido láctico en los músculos
  • Pérdida del fosfato en sangre y músculos que como consecuencia interviene con la formación de ATP que se encarga de disolver o eliminar coágulos en la sangre.
  • Falta de oxigenación de los músculos por bajo aporte sanguíneo.

Quiénes sufren fatiga muscular

Ningún atleta está exento de padecer un espasmo muscular aunque suelen ocurrir principalmente en deportistas principiantes que buscando avanzar rápido abusan de su capacidad en las rutinas y series de ejercicios.

La consecuencia es el agotamiento por completo tanto de las reservas de energías de los músculos como la oxigenación causando dolencias también conocidas como agujetas.

Cuánto duran los espasmos musculares

La fatiga muscular puede ser aguda, subaguda o crónica y su duración dependerá del tipo de fatiga. Aunque por lo general en deportista duran de dos a cinco días.

Aun así, existen personas que no practican ningún tipo de deporte que presentan casos más crónicos que duran seis meses o más y son causados por otras patologías asociadas como por ejemplo problemas renales.

Cuál es la cura para los espasmos o fatiga muscular

La buena noticia es que ya existen formas de eliminar los espasmos a través de un especialista en rehabilitación muscular que junto a un equipamiento hace posible que desde una primera sección se corrija la molestia o dolor.

Los masajes profundos son la principal cura para la fatiga muscular y estos pueden ser:

  • Masajes descontracturantes.
  • Masajes drenantes.
  • Posteriormente se aplica electroestimulación.

Por cuánto tiempo se hace la terapia contra la fatiga muscular

Estos tipos de masajes se pueden hacer en una o varias sesiones y se aplican en la piel cremas o geles refrescantes para aliviar las sensación de quemazón que llega a sentirse a causa de los espasmos.

La duración de los masajes profundos es de 30 a 45 minutos aproximadamente y luego por 10 o 15 minutos se aplica la electroestimulación para ayudar a descomprimir los músculos que están tensos y a limpiar las toxinas activando la circulación.

Advertencia: los masajes tanto descontracturantes como los masajes drenajes duelen. Incluso pueden llegar a inflamar pero posteriormente se irá el dolor y el músculo volverá a su estado normal.

Cómo evitar la fatiga muscular

Es importante evitar la fatiga muscular con entrenamientos bien dirigidos especialmente por técnicos o entrenadores, en el caso de los atletas, para evitar caer también en la fatiga mental y fatiga física y no bajar el rendimiento deportivo.

Otro de los factores que ayudan a evitar la fatiga muscular es tener una alimentación balanceada con una adecuada ingesta de hidratos de carbono, en especial los carbohidratos complejos, sin olvidar la hidratación constante antes, durante y después de los entrenamientos o competiciones.

Para evitar la fatiga después de una competencia se recomienda:

  • Estiramientos de los músculos suaves para relajar.
  • Tomarse el tiempo para hacer los estiramientos.
  • Estimular al atleta para que respire calmadamente para relajar la mente y el cuerpo.
  • Usar geles o baños fríos que ayuden a bajar la temperatura muscular (en caso de los baños se hacen inmersiones de a poco por ejemplo de un minuto a tres)
  • Terapia de cambio de temperatura con agua o paños fríos y calientes que se colocan directo en los músculos alternándolos para estimular el flujo de la sangre.
  • Masajes relajantes sin aplicar presión.
  • Mantenerse hidratado.

Es importante que, aunque cuando no tengas actividad deportiva el día posterior a la competencia, igualmente hagas los estiramientos y algunos ejercicios aeróbicos de baja intensidad para que el músculo se recupere más rápido.

Te puede interesar: