¿Cuáles son los Músculos más Importantes para Correr?

¿Cuáles son los Músculos más Importantes para Correr?

Como en toda actividad física ejecutada por el cuerpo humano, correr compromete una cantidad importante de músculos desde los músculos lisos, esqueléticos y cardiacos. En este post te contamos cuáles son los músculos más importantes para correr y así puedas fortalecerlos para ser el primero en el próximo triatlón, maratón o carrera de padres contra hijos… ;)

Estos son los músculos principales del cuerpo

Antes de irnos a los músculos para correr es importante hacer un pequeño repaso para tener claro qué son:

Según la wiki

“Los músculos son tejidos que recubren el cuerpo humano y que responde a los impulsos eléctricos del sistema nervioso y que se dividen en: tejido muscular estriado, cardiaco y liso”

¿Y por qué es importante saber esto?

Puede que pienses que para correr basta con tus dos piernas y listo a salir andando. Es cierto pero es necesario tener en cuenta que cada músculo del cuerpo se activa para poder realizar esta actividad.

Qué función cumplen los músculos del cuerpo

Somos una máquina digna de estudiar por la biomecánica formada por más de 650 músculos (solo contando los músculos esqueléticos). Cada tejido muscular tiene funciones específicas  y entre las principales funciones destacan:

  • Cubrir y proteger los huesos.
  • Facilitar la entrada del oxígeno al cuerpo.
  • Permitir la locomoción o movimiento.
  • Hacer que el cuerpo se mantenga erguido y en equilibrio.
  • Actuar en órganos para expandirse y contraerse como: en el estómago, la vejiga, el útero entre otras.
  • Ayudar a que las articulaciones se encuentren unidas.
  • Mantener la temperatura corporal al generar calor.
  • Enviar la sangre a todo el sistema circulatorio.

Cuáles son los músculos más importantes del tren inferior para correr

Como toda máquina para que el funcionamiento sea el correcto todo debe ir engranado y para correr esto no es la excepción. Para que puedas verlo más claro te explicamos cuáles son los músculos principales del tren inferior para correr:

Cuádriceps

Los pilares que hacen posible correr son justamente los cuádriceps. Este músculo está dividido entre el vasto interno, vasto externos, recto anterior y crural. Sin él sería imposible dar las zancadas pues este es el encargado de extender la rodilla y al tiempo flexionar la cadera. Los cuádriceps soportan junto al músculo tibial el peso del cuerpo cuando el pie entra en contacto con el suelo en la llamada fase de apoyo.

Tibial anterior

No hay triatleta o runner que no haya escuchado hablar del metatarso, pero del tibial anterior seguro que no tanto y justo ese músculo va después de la rodilla hasta el metatarso.

Es el tibial anterior quien mantiene el equilibrio del pie, ayuda a subir y bajar la punta la punta de los dedos del pie lo que se conoce como: dorsiflexión del pie, importante en la fase de vuelo.

Dentro de los músculos que más se deben trabajar es el tibial anterior pues de este depende en gran medida la estabilidad del tobillo y la amortiguación del peso.

Para tener una pisada correcta es justo el tibial anterior el encargado de hacer que el pie haga contacto con el suelo con la planta y no con el talón, evitando el arrastre, disminuyendo la fricción y el frenado que ocurre cuando se apoya con el talón.

Te puede interesar: Lesiones más comunes del running

Gemelos

Los gemelos o músculos gastrocnemio no necesitan mucha presentación, es uno de los músculos más trabajados por los atletas. Se ubica en la parte posterior de la pierna interviene tanto en la flexión de la planta del pie como el la flexión de la rodilla.

Al correr o durante la marcha los gemelos soportan grandes cargas y cumplen con la función de estabilizar el fémur para que las rodillas no pierdan el equilibrio y se vengan hacia adelante y por supuesto que también ayuda a la extensión del tobillo.

Se recomienda siempre antes de cualquier entrenamiento calentar correctamente los gemelos para evitar lesiones comunes como las contracturas o roturas musculares.

Sóleo

El sóleo o pantorrilla interna trabaja junto a los gemelos formando el tríceps sural. El sóleo comienza desde los extremos de la tibia y el peroné, tiene forma plana, es de suma importancia para ejecutar la marcha junto a los gemelos y el peroné específicamente para la flexión plantar y en las articulaciones del tobillo.

Un dato que quizás no sepas pero en el tema de la circulación o bombeo de la sangre el sóleo se encarga de la bipedestación para hacer que la sangre circule y que retorne al corazón.

Te puede interesar: Los mejores relojes para correr

Isquiotibiales

Siguiendo con los músculos del tren inferior tenemos a los isquiotibiales ubicados en la parte posterior de las piernas. Está formado por el bíceps femoral, semimembranoso y  semitendinoso.

Es justo sobre el bíceps femoral largo y el tendón semimembranoso donde nos apoyamos para sentarnos, mientras que en el semitendinoso insertado en la parte media de la tibia que está junto al recto interno nos ayuda en la extensión y flexión de la rodilla.

Por ejemplo, cuando nos disponemos a caminar o correr los isquiotibiales son los encargados de la flexión y extensión de la cadera cuando la rodilla está extendida o flexionada.

Una advertencia: si eres un maratonista o corredor novato es importante ejercitar este músculo con cuidado para evitar la tendinitis de pata de ganso.

Psoas ilíacos

El Psoas ilíaco es el encargado de mantener la unión entre la zona lumbar y la cadera. Este se encarga de flexionar la cadera y hace rotar el muslo de forma ligera, también interviene en la rotación del tronco hacia adelante.

El psoas iliaco es un músculo muy importante para el desplazamiento y la rotación, aunque puede llegar a tensarse por lo que se recomienda hacer técnicas de correr, específicamente técnicas de cadencia cinética abierta y cerrada.

Glúteos

Venga, que viene muy bien saber que los glúteos no son solo para lucirlos bien, pues  que  son parte importante de los músculos y que se dividen en tres:

  • Glúteo mayor: que ayuda a mantener la estabilidad del tronco manteniéndolo erguido y esto se debe a que es el músculo más ancho de la cadera.
  • Glúteo medio: durante la marcha es el glúteo medio quien se encarga de estabilizar la pelvis, es importante entrenar el glúteo medio de ambos lados para que la pelvis no se vaya o incline a los lados.
  • Glúteo menor: se encarga de la extensión de la cadera flexionando el muslo sobre la pelvis hacia adelante.

Músculos del pie

No pueden faltarnos los músculos del pie cuando hablamos de los músculos más importantes para correr, sería algo casi ilógico.

El pie es una estructura o parte del cuerpo muy compleja y sus músculos dan material para un post entero, así que veamos a los más básicos.

En los pies se encuentran los músculos intrínsecos y extrínsecos, a su vez estos se dividen en funciones plantares y dorsales.

La zona plantar, los ligamentos y tendones junto al flexor corto del pie del dedo gordo son  los protagonistas ya que trabajan para estabilizar el pie durante las zancadas.

Para cuidar los pies es importante que cada atleta cuente con la mejor zapatilla de running para evitar lesiones.

Te puede interesar: Planes de entrenamiento para correr: Todas las distancias y niveles ¡Gratuitos!

Cuáles son los músculos más importantes para correr del tren superior

Porque correr no solo se trata de los miembros inferiores. Al caminar, trotar o correr se involucran los músculos del tren superior como:

Abdomen, oblicuos y erectores espinales

Todo el núcleo central que incluye el abdomen con sus  músculos internos y externos, los oblicuos hasta los erectores espinales forman parte de la zona llamada core.

El core  o centro del cuerpo está conformado por la parte delantera y trasera de nuestro tronco que cumplen con la función de mantener la estabilidad del cuerpo para proporcionar y distribuir fuerza a las extremidades.

A partir del core se genera la fuerzas que nos permite impulsarnos para caminar, trotar saltar o hacer cualquier tipo de actividad física incluyendo pues claro ser ciclista, nadador o corredor.

Para tener un core fuerte es necesario ejercitarlo para mantenerlo firme y en el intento verás cómo consigues además de más potencia y resistencia un cuerpo de Adonis.

Brazos y hombros

Los brazos y hombros en el running juegan un papel fundamental ya que estos se mueven en coordinación con las piernas, es decir de adelante hacia atrás, claro siguiendo la postura correcta de la técnica de carrera.

El movimiento o braceo nace desde el hombro ayuda a fortalecer los deltoides, los tríceps e incluso los bíceps como consecuencia del ángulo 90 grados en los que van los brazos.

Conclusiones finales

Si has llegado hasta aquí te has dado cuenta que al ejecutar una acción que parece tan sencilla como correr se activan todos los músculos del cuerpo.

Aquí hemos mencionado sólo una mínima parte y ya con estos tienes una idea de lo importante que es cuidar de los músculos para poder ser un atleta de alto rendimiento.

Nos vemos en los entrenamientos!!