Después de entrenar mi base de triatlón, ¿qué hago?

Si crees que tu trabajo de base ya es el adecuado, te muestro cinco áreas en las que te recomendaría que trabajaras antes de tu primera carrera.

La primavera significa tiempo para salir y ver lo que todo ese entrenamiento básico ha hecho por ti durante el invierno. Es hora de dejar atrás las clases de spinning (en muchos casos) y llevar el entrenamiento al siguiente nivel.

Una de las preguntas más frecuentes es:

He realizado mi entrenamiento de base y aún faltan semanas para mis carreras, ¿qué debo hacer?

Determina tus debilidades



Trabaja en los aspectos de tu entrenamiento con los que no estás satisfecho al 100%.

Si sientes que te falta resistencia para nadar, entonces haz series de natación más largos. Si sientes que te falta fuerza para las escaladas en la bicicleta, este es el momento de hacer repeticiones adicionales en el entrenamiento.

Algunas personas se sienten fuertes y tienen mucha resistencia, pero carecen de habilidades. Si este es el caso, puedes pedir consejo de un entrenador de natación o de carrera para evaluar tu forma y técnica.

Los cambios sutiles pueden hacer mucho para mejorar el rendimiento.

Mejora tu resistencia mental.

Tener las habilidades, la resistencia y la velocidad no tienen sentido si no tienes la capacidad mental para respaldarlo.

Los triatletas de mente débil piensan en términos de ‘esperanza’ y ‘deseo’, mientras que los triatletas con una mente fuerte piensan en términos de ‘lo haré’ y ‘yo soy’.

Si escuchas a alguien decir: «Espero llegar a menos de 50 minutos durante la carrera de 10k», las posibilidades de que lo consigan sean muy escasas.

Si escuchas a un triatleta decir: «Estoy corriendo a un ritmo de 50 minutos en el entrenamiento y lo haré en la carrera también», sus posibilidades de éxito son mucho mayores.

Establecer metas, escribirlas y mantenerlas realistas forma parte de mejorar el aspecto de la dureza mental del entrenamiento.  Compra un libro sobre la resistencia mental si no sabes por dónde empezar.

Un buen libro de resistencia mental tendrá ejercicios que te ayudarán a descubrir exactamente cuáles son tus debilidades mentales. Los mejores atletas trabajan en su fortaleza mental todo el tiempo. Si no lo hicieran, no estarían en la cima.

Desafíate a ti mismo a hacer un entrenamiento que no creas que puedas completar.

¿Qué? Sí, presiónate para ir un poco más lejos de lo que crees que puedes. Si tienes un triatlón sprint y estás preocupado por la distancia, programa un día de entrenamiento en el que vayas más allá de la distancia.

Nadar 1200 metros, bici 32 kilómetros y correr 6 kilómetros. Todas esas distancias son más largas que el sprint típico y en el día de la carrera, será mucho más fácil.

Otra idea podría ser recorrer 60 kilómetros en bicicleta si lo más largo que has recorrido es 40, o correr 16 kilómetros si tu carrera más larga ha sido de 10 kilómetros.

En pocas palabras: descubre dónde están tus límites y supéralos. No te estoy dando permiso para salir y lastimarte a ti mismo, pero ve afuera y ve cuánto o cuánto tiempo puedes ir.

Practica tus transiciones.

La mayoría de nosotros correremos después de una salida en bicicleta antes de nuestra primera carrera de la temporada, pero ¿cuántos de nosotros practicamos cómo quitarnos los trajes de neopreno, ponernos los cascos y los zapatos y montar nuestras bicicletas?

Ir a una carrera de temporada temprana y tendrás tu respuesta. Practica la transición; es tiempo LIBRE contra tus oponentes, si tu oponente es solo el reloj.

Entrenar en condiciones de carrera.

Esta es probablemente la más importante de las cinco recomendaciones.

Si no puedes entrenar en el curso real en el que correrás, deberías hacer lo mejor para simularlo.

Si el recorrido tiene muchas subidas largas y lentas, ve a entrenar y correr en algunas subidas largas y lentas.

Si el recorrido termina con viento en contra, intenta hacer lo mismo en el entrenamiento. Si el campo está en condiciones de calor, entrena con mangas largas para acostumbrarte al calor.

Cualquier cosa que puedas hacer en el entrenamiento para simular el recorrido, lo hará mucho más fácil para ti el día de la carrera.

Espero que trabajes en tus cinco puntos entre el final de la base y tu primera carrera. Cuando se trata del día de la carrera, ¡te alegrarás de haberlo hecho!

Nos vemos en los entrenos!!