Dureza mental en triatlón: Hacer lo que otros no hacen

La tenacidad mental en el triatlón es una habilidad importante para ir desarrollándola a través de nuestro entrenamiento mental de triatlón.

Aunque todos intentamos nadar, montar en bicicleta y correr juntos, la forma más rápida de lograr el éxito es hacer lo que otros NO hacen.

Como suelo hablar a menudo, puedes leer entrenamiento mente de triatlón,  hay muchas más disciplinas o elementos en el triatlón que simplemente nadar, montar en bicicleta y correr.

Sin embargo, la mayoría de los triatletas solo nos enfocamos en estos tres elementos.

No se nos puede culpar, pero esto solo significa que la mayoría de los triatletas ignoramos los otros puntos claves que crean un gran éxito en el deporte.

Para lograr un entrenamiento y resultado de éxito en triatlón deberemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Transición
  2. Nutrición
  3. Fuerza
  4. Flexibilidad
  5. Fortaleza mental
  6. Recuperación 

Muchos triatletas conocen la importancia del desarrollo de la fortaleza mental en el triatlón, pero no muchos no la usan en su beneficio.

Estoy seguro de que lo que puedes estar pasando por tu mente… «Pero si apenas tengo tiempo para entrenar los tres deportes ¿de dónde voy a sacar tiempo para hacer otra cosa?»

Tienes razón; sin embargo, si ignoramos la importancia de la dureza mental, estaremos muy por debajo de nuestro potencial.

La tenacidad mental, el ensayo y su práctica no necesitan de mucho tiempo. Vale la pena y hará que tu entrenamiento físico actual sea mucho más efectivo.

En un mundo donde gastamos miles de euros en una bicicleta para conseguir una ventaja de peso de 30 gramos sobre nuestros rivales, ¿por qué no aprovechar todas las ventajas posibles?

La dureza mental en el deporte es tan importante que todos los atletas de élite emplean un entrenador mental

¿Por qué?
Simplemente porque funciona!

La psicología deportiva y la fortaleza mental pueden ayudar a un atleta a conseguir resultados mucho más allá de lo que alguna vez soñó que era posible.

También puede ayudarte a deshacerte de esos obstáculos que te frenan (que usualmente somos nosotros mismos).

Estoy seguro que has visto a muchos atletas en diferentes deportes fallar o venir abajo en el día de la carrera debido a los nervios, abrumados y con presión para tener éxito.

¿Qué conseguiré con el entrenamiento de la dureza mental?

La dureza mental generará la fuerza mental para permitirte:

• Entrenar más duro durante las sesiones
• Concentrarte en la tarea que tienes entre manos y no pensar en cosas aleatorias que distraigan tu atención
• Controlar tu conversación (¡muy importante!)
• Controlar tus emociones
• Mejorar tu motivación
• Agudizar tus habilidades y técnicas, dándote mejores tiempos
• Superar el estrés del día de la carrera

La falta de dureza mental y concentración es la razón número uno para el bajo rendimiento.

La fortaleza mental no solo nos prepara para un gran día de carrera, sino que también nos ayudará a obtener más de cada sesión de entrenamiento.

Info

Entrena tu mente durante tus sesiones de entrenamiento para ENFOCARTE en la meta, no en el dolor y nunca rendirte. Cuando rindes al máximo nivel CUANDO estés cansado, ¡podrás hacerlo cuando lo desees! En la carrera.

Entrenamiento mental de triatlón

Lo que estás pensando, sintiendo y enfocando durante el entrenamiento físico es muy importante.

Si estás distraído, cuando estás entrenando, pensando en el trabajo o pensando en lo cansado que estás, ¿cuáles son las probabilidades de que tus músculos se esfuercen por completo?

¡Pocas!

Comenzarás con una mala postura, técnica incorrecta y tu esfuerzo no será el suficiente.

Estarás reforzando los malos hábitos que necesitarás tiempo para corregirlos más adelante.

Probablemente es mejor no salir en absoluto

¿Cómo empezar a cambiar nuestra mentalidad?




En cambio, antes de comenzar a entrenar, respira profundamente, concéntrate en lo que estás a punto de hacer.

Recuérdate lo que quieres salir de la sesión.
Limpia tu mente de aquellas cosas que te alejan de tu objetivo.

Entrenar la disciplina de cada vez que coloques el pie en el suelo, debería estar en el lugar correcto, cada vez que tu mano entre en el agua de la piscina, debería estar en el lugar correcto.

Tu núcleo rígido, tu cuello relajado, tus ojos enfocados hacia donde quieres ir.

Recuerda en todo momento, la práctica no es perfecta; la práctica perfecta hace al maestro.

Info

Tu mente estará charlando como siempre lo hace en el fondo. Anula las cosas negativas con  imágenes positivas y autoconversación positiva.

La dureza mental debe practicarse

Uno no nace sabiendo. A veces puede ser natural pensar «¡Odio correr!» Y estoy seguro de que muchas personas hacen esto.

Si estás pasando el tiempo centrándote en lo difícil que es y lo doloroso que es para ti, tu cuerpo tenderá a sentir más dolor, más fatiga.

En cambio, practica alejar tu mente de estas sensaciones y de emociones en sentimientos positivos.

Desarrolla tus propios pensamientos como:

  • «Estoy mejorando todo el tiempo»

  • «Correr es una de mis mayores fortalezas»

  • «Soy un triunfador»

  • «Me encanta nadar, me deslizo por el agua»

  • «Cada día me encuentro mejor y más fuerte»

Entrenamiento de dureza mental como una sesión específica

Info

Encuentra tiempo en tu semana para realizar ensayos mentales específicos.

Solo necesitas hacer 10 minutos al día, aunque muchos triatletas comienzan a hacer más ya que ven los beneficios en su entrenamiento.

Siéntate en un lugar cómodo, donde no te vayan a molestar. Pon tu alarma por 10 o 15 minutos para que no ver el reloj.

Comienza a hacer respiraciones agradables, profundas y relajadas.

La respiración superficial en sí misma empeora el rendimiento y conduce a un mayor estrés y ansiedad.

Cuando estés establecido, comience a ensayar.

Intenta despejar tu mente de todas las otras distracciones.

Luego comienza a concentrarte en lo que quieres lograr en esta sesión.

¿Estás teniendo una buena carrera en general?
¿Es entrar al agua en un día frío y darte un baño increíble?
¿Es una mejorar tu técnica de correr?

Imagina la escena tan real como puedas.

¿Que puedes ver?
¿Qué puedes escuchar?
¿Qué puedes oler, sentir y saborear?

Quizás has elegido correr para concentrarte y pretender que estás corriendo en el bosque. Tal vez las hojas estén ligeramente húmedas y tengan un olor fresco y encantador. Tienes un gorro de carrera y estás usando tu reloj deportivo.

Visualízate corriendo perfectamente.

Piensa en cómo quieres verte y concéntrate en eso; imagínatelo exactamente.
Piensa en una buena técnica de carrera:

  1. Levantamiento de rodilla alto
  2. Levantar tu talón en la parte posterior
  3. Piensa en tener un torso fuerte y estable
  4. Aterrizar en la parte delantera de su pie.
  5. Concéntrate en tus codos a tu lado, ayudando a tus piernas a avanzar.
  6. Respiración relajada y en mantener el cuello y los hombros relajados, incluso cuando te estás cansando.
  7. Piensa en tu núcleo y tener una sección media fuerte y estable.
  8. Examina el cuerpo mientras te imaginas corriendo perfectamente, arregla esta imagen en tu mente.

Recuerda sentir emociones positivas mientras haces esto. Concéntrate en él como si estuvieras allí, como si realmente estuvieras corriendo.

Cuando hayas terminado, sal de este estado lentamente y siéntate bien al respecto.

Esto se traducirá muy rápidamente en interpretaciones en carrera mucho mejores.

El camino hacia el éxito es sencillo.
Encuentra a alguien que estás aspirando a ser.
¡Descubre lo que están haciendo y hazlo!

Simplemente eso ;)

Los atletas de todos los deportes hablan sobre lo importante que es el entrenamiento de la dureza mental.

Los atletas experimentados practican diariamente imágenes altamente detalladas y «recorren» toda su actuación, involucrando a todos sus sentidos en su ensayo mental.

Funciona ya que estimula las mismas áreas del cerebro y establece las mismas vías neuronales que la práctica física.

Aún mejor, en tu mente puedes correr de la forma perfecta, la transición perfecta, la brazada de natación perfecta sin ningún error, sin ningún dolor o sufrimiento.

Sin embargo, cuando hacemos prácticas físicas, a menudo practicamos malos hábitos y reforzamos los malos patrones motores. Esto empeora si estamos cansados ​​o distraídos por otros pensamientos.

Cuando piensas vívidamente acerca de algo en la mente, la mente no puede distinguir entre la imaginación y la realidad.

No esperes al día de la carrera, o hasta que te conviertas en un «atleta patrocinado2, comienza esta práctica ahora y obtendrás lo mejores resultados.

¡La habilidad natural no es garantía de éxito!

El poder de la autoconferencia positiva

En el triatlón hay muchos desafíos: Sed, fatiga, dolor, lesiones, calor, hambre, multitudes, transiciones. La lista es interminable.

¿Cómo reaccionas a esto? ¿Te desaniman?

Siempre hay dos voces compitiendo por tu atención en su cabeza.

La negativa llenando tu mente con duda, con odio, con resentimiento y la positivo, que puede ser un poco tímida.

Usa el entrenamiento mental para calmar la voz negativa y hacer que la positivo grite más fuerte.

El pensamiento negativo es destructivo y peligroso. Es simplemente malvado.

Recuerde que el 90% de las cosas de las que nos preocupamos nunca ocurren.

Tendemos a pasar mucho tiempo pensando «¿y si esto sucede? ¿Qué pasa si eso sucede?

¡90% de las veces nada de eso sucede!

¡No desperdicies energía preocupándote por cosas que no han sucedido!

Debemos practicar el pensamiento positivo.

Esto no es algo natural, debemos practicarlo conscientemente. Debemos tratar de tomar conciencia de todas las veces que tenemos un guión negativo corriendo por nuestra cabeza con los mismos pensamientos destructivos.

La voz negativa SIEMPRE está ahí. Así que acostúmbrate … ¡e ignóralo!

Imagina que si te dices a tí mismo 100 veces al día que eres un nadador terrible, tu cerebro comenzará a creerlo, y cada vez que vayas al agua, será una lucha. ¡No mejorarás mucho tampoco!

Muchos triatletas piensan cosas negativas como:

  • «Todos los demás están más preparados que tú»
  • «Realmente no deberías estar aquí»
  • «Todos se están riendo de ti»
  • «Todos tienen una mejor bicicleta que tú»
  • «Te ves muy gordo con ese traje»
  • «Debes disminuir la velocidad, estás Tan cansado»

Estos pensamientos no serán muy positivos evidentemente para ti.

Parte de tu entrenamiento de dureza mental es cambiar estos pensamientos. Esto es muy importante.

Haz esto en su entrenamiento de dureza mental todos los días en tus sesiones dedicadas de 10 minutos.
¡Piensa en frases y palabras positivas que te hagan sentir genial!

También hazlo durante sesiones de entrenamiento activas. Dite a ti mismo que te sientes fuerte, feliz, en control mientras estás nadando, montando en bicicleta y corriendo.

De hecho, entrenarás más duro y más rápido si te dices esto mientras entrenas.

Aquí te dejo algunas ideas:

  • «Esto es muy divertido»
  • «Estoy tan feliz de estar aquí afuera»
  • «Me siento muy bien, cada vez más cerca de la línea»
  • «Mi entrenamiento está yendo muy bien»
  • «Estoy superando a mucha gente»
  • «No importa ya sea que gane o pierda, ¡estoy ganado a todos los que están sentados en el sofá! «

Debes dejar ir todos los pensamientos negativos. No te servirán. No escuches esta voz negativa. Interferirá con tu entrenamiento. Reemplázalo con pensamientos positivos.

Concéntrate en el hecho de que el dolor es temporal y cada paso o brazada te llevará más cerca de la línea de meta y esa gloriosa sensación de logro.

Grandes logros nunca vienen con facilidad.

Tenemos que esforzarnos, superar las zonas de confort, para hacer que nuestra mente y nuestro cuerpo hagan lo que no quieren hacer.

Recuérdate a ti mismo que todos están entrenando o corriendo al límite.

Es solo una cuestión de cuánto dolor puedes soportar.
Depende de si escuchas la voz negativa que te dice que disminuyas la velocidad o la voz positiva que te dice que sigas adelante, ¡lo estás haciendo muy bien!

No importa si corres 5 km en 35 minutos o menos de 15 minutos, ¡aún duele si haces tu mejor esfuerzo!

Parte de tu entrenamiento es entender que el dolor estará ahí pero puedes continuar de todos modos.

Desarrollar un ritual previo a la carrera

Esta es una estrategia de dureza mental muy importante. Te ayudará mentalmente a «entrar en la zona».
te ayudará a lidiar con el estrés y calmarte.

En este ritual, debes planear hacer las mismas cosas cada vez, en el mismo orden para darte confianza.
Algunas personas desarrollan  una señal para activar mentalmente su estado de «preparación para la carrera».
Puede ser cualquier cosa, usar sus calcetines de running verdes favoritos o una rutina rápida de 3 movimientos de potencia.

Antes de la carrera, despeja tu mente de desorden. Piensa en la habilidad de enfocarte aquí, ahora mismo.

Usa tu aliento; di tus mantras. Llena tu mente con una auto-conversación positiva, con imágenes de fuerza, éxito y control.

Esto debe practicarlo con bastante anticipación.

El día de la carrera, si no estás mentalmente preparado, es fácil sentirse fuera de lugar, asustado, pequeño, débil, temeroso y un poco patético.

No dejes que esto suceda.
Recuerde que todos sienten lo mismo.

Concéntrese en los mantras de su raza que ha practicado una y otra vez.

«Merezco estar aquí»
«Me siento más fuerte»
«No puedo esperar para empezar»
«He hecho todo el trabajo duro»
«Ejecutaré mi plan de carrera a la perfección»

¿Qué hace la mayoría de la gente?

La mayoría de los triatletas piensan en cosas malas que suceden y fracasan obsesivamente.
Se involucran en conversaciones negativas con ellos mismos y con otros acerca de cómo son un nadador terrible, cómo van a sufrir un ataque de asma, cómo no tienen suficiente tiempo para entrenar y probablemente tendrán que retirarse y adivinar qué sucede.

Haz tu práctica de dureza mental. Notarás resultados increíbles. Haz por lo menos 10 minutos una vez al día. Es mejor hacer poco y a menudo.

Algunos triatletas encuentran que el entrenamiento de la resistencia mental les ayuda tanto que comienzan a hacer sesiones de 30 minutos a 60 minutos.

Si viajo al trabajo, uso ese tiempo, si estoy en un ascensor, lo hago allí. Si estoy esperando en una cola, lo hago allí.

Trato de inundar mi cerebro con autodiscursos positivos, con imágenes positivas de la carrera, con imágenes correctas de mi técnica de natación, con imágenes relajadas de cómo me siento con respecto a la carrera :)

Conclusión

Elige en qué te centrarás para esta sesión, por ejemplo, la natación: visualiza el nado perfecto. Piensa en todos los sentidos, cómo te siente, huele y sabe. Practica sentirte fuerte y sentir el control.

Al principio, perderás la concentración fácilmente y te distraerás. Solo sigue llevando tu mente a la imagen del éxito en el que te estás enfocando. Llena tu mente con mantras positivos.

Visualiza tu técnica perfecta, visualícela sintiéndote sin esfuerzo, visualiza la entrada de tu mano, el codo alto,  patada fuerte regular…

NO permitas que ningún pensamiento negativo o ningún sentimiento negativo entren en su mente. Practica la sensación de disfrutarlo, sintiéndote seguro.

Visualízate nadando más allá de otros nadadores y sintiéndote fuerte.

Visualiza la carrera en sí. Escucha la señal de comienzo de carrera. Visualízate saliendo con todos, estás en la posición perfecta, te metes en tu ritmo rápidamente, nadas bien, tu respiración es fácil. Sigues repitiendo: «Me encanta esto, me encanta nadar, me encanta esta carrera hasta ahora»

Recuerda que tu mente controla tu cuerpo. Su poder no tiene límites.

A nivel de élite, todos tienen entrenamiento mental y un ensayo mental estructurado. Recuerda que todos estos atletas tienen más o menos la misma forma corporal, aproximadamente han hecho el mismo entrenamiento físico, tienen la misma nutrición, la principal diferencia se vuelve en cuán fuertes son mentalmente, consistentes  y cómo lidian con el estrés del día .

La práctica de visualización y dureza mental te ayudará

1) Controla la tensión muscular. Te permitirá relajarte antes y durante un evento y guardar tu potencia para cuando la necesites.
2) Controla tu ritmo cardíaco y tu energía nerviosa para no quemarte en cosas estúpidas como preocuparte por cosas, que nunca sucederán, ¡esto es agotador!
3) Haz frente fácilmente a las cosas que suceden fuera de lo común y retoma el camino rápidamente sin entrar en cólera
4) Disfruta el proceso, disfrute de la mayoría de las experiencias de entrenamiento. (Elimine las frases «Odio esto, esto es tan difícil, desearía estar en casa, ¿por qué vine aquí, mi vida se acabó?» De tu cabeza y reemplázalo con una autoconversación positiva)
6) Reduce la ira o la decepción contigo mismo si no tuviste un buen día
7) Recuperarse más rápido del entrenamiento
8) Superar a tu competencia cuando las cosas se ponen difíciles
9) Obtener mayores mejoras físicas del entrenamiento al controlar tu enfoque

¡Puedes estar seguro de que la mayoría de sus competidores NO lo harán! (¡Me encanta este arma secreta!)

Esto es ideal para ti y para mí: pruébalo, e incorpóralo en tu entrenamiento de triatlón y verás lo que sucede.

Comenta y hazme saber tus resultados.

Nos vemos en los entrenos!!!