Correr para adelgazar

¿Te gustaría adelgazar corriendo? ¿Eres novato en el asunto y deseas conocer cuáles son los principios a los cuales debes ajustarte para correr de la forma más óptima posible? En este artículo te brindaremos la respuesta a estas incógnitas.

Si quieres adelgazar corriendo, hemos de informarte que has tomado la mejor decisión, ya que es una forma muy sencilla y, de paso, menos costosa que ir a un gimnasio, lo único que se necesita es tener actitud, unas zapatillas cómodas y ropa deportiva ligera y salir a trotar; lo más difícil de todo esto es crear el hábito y mantenerlo.

Correr para adelgazar: consejos



Para adelgazar corriendo se deben seguir ciertas recomendaciones que las vamos a mencionar a continuación:

  • No dejar de comer; si corres y dejas de comer o comes menos, estas cometiendo un error muy grave ya que es perjudicial para la salud, debido que el cuerpo tiene que tener el combustible necesario, para poder rendir en el trote, lo que si debes alejar son las golosinas y agregar a la dieta más frutas. Hacer mínimo 6 comidas al día.
  • Hidratarse; se debe ingerir mínimo dos litros de agua, agregando que el correr te hará sudar excesivamente por lo que es necesario mantener el cuerpo hidratado.
  • Descansar; se debe tener cuidado ya que por salir a trotar todos los días no vas adelgazar más, el sobre-entrenamiento es dañino.
  • Sal a trotar 3 días a la semana de 40 a 60 minutos no te excedas, lo importante es dejar descansar tu cuerpo al dormir, al contrario, estarás agotado y no querrás continuar con este excelente deporte.
  • Si al inicio te cuesta mantener el ritmo y no llegas a cinco minutos, no te preocupes es normal si no estás acostumbrado a correr entonces combínalo con caminatas, a medida que los meses transcurran aprenderás a quemar más calorías con el mismo esfuerzo. Debes ser paciente y variar el entrenamiento como por ejemplo de hacer carrera continua pasar a ritmo tranquilo.

Te puede interesar: Planes de entrenamiento para empezar a correr

Es recomendable que, si realizas una carrera continua, debe ser a un ritmo el cual te permita sostener una conversación con alguien que estuviese al lado sin la necesidad de sentirte acelerado, no te debes preocupar si hay personas que van más de prisa que tú, cada quién lleva su entrenamiento.

Debes hacer un buen estiramiento particularmente al terminar de entrenar, como también no olvides mantenerte hidratado ya que es imprescindible, consume unos 2 litros de agua por lo mínimo por día, si llegas a 3 es mucho más saludable.

Agrega a tu régimen alimenticio unas cuantas frutas al día lo cual sería muy beneficioso. Tener unas buenas zapatillas para entrenar es recomendable para así evitar futuras lesiones.

Recuerda descansar entre sesiones para que tu cuerpo vaya recuperándose y así poder mantenerte en el trote por mucho más tiempo

Factores que debes considerar si eres un corredor principiante

Recuerda el factor motivante que te ha llevado a correr

Al disponer de un propósito en mente podrás mantener la dedicación. A medida que el entusiasmo de empezar con la actividad disminuye, por qué te beneficiará en recobrar el impulso.

Mediante una meta concisa sobre cuántos kilos deseas bajar mediante las carreras podrás animarte a salir de la monotonía y dar con carreras cada vez más grandes.

Pensar solamente que deseas correr para adelgazar no es la vía más motivante; debes cuantificar tu deseo en metas pequeñas y concretas.

Dedica tiempo al estiramiento

Es común que percibas cierto dolor muscular y estés agarrotado cuando inicias con el running.

Debes calentarte antes de correr, por esto, el estiramiento será fundamental. Estira después de la carrera también te ayudará en el proceso de reparación, permitiendo que el músculo regrese a la longitud correspondiente.

Posiblemente no percibas lo genial que te sientes, pero los estiramientos terminarán obteniendo cierta repercusión favorable en tu estado de ánimo, empezando por el hecho de que te ayudarán a mejorar la flexibilidad.

Busca un grupo con el cual participar

A pesar de que prefieras disfrutar en soledad de esta actividad, es ideal que te reúnas una vez a la semana (como mínimo) con u grupo de running.

Esto te permitirá conocer un cumulo de expertos del cual aprender. También te ayudará a salir de la zona de confort ya que percibirás un cambio de aire, donde podrás compartir tus ideales y metas con el resto de los participantes.

Evita aumentar el ritmo y el volumen rápidamente

Como un corredor principiante, es probable que veas emocionante la forma en la que aumenta la distancia y baja el ritmo.

Así podrás batir tus records de una forma más eficaz y tener una mayor distancia alcanzada (repetitivamente). Esto producirá no solo resultados progresivos, sino que tendrás una satisfacción interna que te impulsará a batir records de forma continua.

Usa las zapatillas de running adecuadas

Todos disponemos de distintas formas de correr, pero es imprescindible que conozcas tus zancadas. En caso de que tengas un puente alto es muy probable que tu pie tienda a inclinarse hacia afuera cuando intentes aterrizar en el suelo.

Es decir, eres un supinador. En caso de que tengas un puente normal, lo más probable es que tengas una zancada neutral, esto es demostrable cuando tu pie aterriza de forma eficiente y efectiva en el suelo.

En caso de que tengas los pies planos, lo más probable es que seas pronador, es decir, el pues e se aplanará cuando el pie entre en contacto con el suelo, ocasionando que el tobillo y el pie terminen inclinándose hacia dentro.

Se recomienda que grabes la forma en la que corres para que analices posteriormente los resultados y determines a cuál grupo perteneces.

Esto te ayudará a obtener un desempeño adecuado en tu propósito de correr para adelgazar.

Guiándote por cada uno de los principios que hemos mencionado en este artículo, esperamos que puedas adquirir los resultados deseados en un periodo de tiempo relativamente corto. Invariablemente del caso (o bien, al nivel que cuantifiques la meta), la constancia será el factor más decisivo.