Personaliza tu pantalla de reloj GPS o ciclocomputador de forma inteligente

La mayoría de nosotros usamos algún tipo de dispositivo electrónico para el entrenamiento de triatlón, ya sea una aplicación para correr en nuestro teléfono, un reloj de triatlón, un potenciómetro o un ciclocomputador GPS para nuestra bicicleta entre otros…

A continuación te ofrecemos algunos consejos: no necesitas leer el manual de usuario completo, pero ten en cuenta cuándo algo te molesta durante la primera semana de uso de una nueva aplicación, reloj u otro dispositivo.

Después de una semana de uso deberías coger un realizar una configuración de tu nuevo dispositivo.

A menudo, las configuraciones predeterminadas son bastante buenas, pero rara vez son perfectas para nuestros hábitos de entrenamiento individuales.

Por ejemplo, es posible que desees que tu aplicación de teléfono te aviste del ritmo cada cuarto de kilómetro en lugar de cada kilómetro durante una carrera.

Es posible que desees que la pantalla principal de tu reloj muestre tu ritmo cardíaco, ritmo y distancia, mientras bloquea las notificaciones de tu teléfono hasta que finalices el entrenamiento.

La mayoría de estas personalizaciones son fáciles, pero después de algunas semanas de usar nuestros dispositivos, olvidamos lo que nos molesta y nos acostumbramos a ello.

Especialmente si entrenas solo, es posible que no te des cuenta de que le podrías sacar un mayor partido.

A continuación te muestro personalizaciones de dispositivos que deberías considerar:

Batería



Maximiza la vida útil de la batería al elegir configuraciones que usen menos energía, controles de GPS menos frecuentes y un funcionamiento más eficiente.

Muchos dispositivos tienen configuraciones específicamente creadas para asegurarse de que tu dispositivo no esté gastando la batería en la carrera a largo plazo, o de que se agote a la mitad de tu salida en bicicleta épica o triatlón.

El modo Ultra Trac de Garmin es un buen ejemplo. No importa tu dispositivo, busca en Google el nombre del dispositivo y el «modo de ahorro de batería» para encontrar la configuración correcta.

Pantalla de datos

Muchos dispositivos recopilan datos sobre la distancia, el ritmo, la temperatura del aire, la eficiencia de funcionamiento, la frecuencia cardíaca, la ganancia y pérdida de elevación, el tiempo de vuelta y más.

Es imposible mostrar todo esto a la vez en la esfera de un reloj o incluso en la pantalla de un teléfono. Cuando estés corriendo y eches un vistazo a tu reloj o teléfono, desearás ver la métrica que deseas de inmediato.

Tómate cinco minutos para personalizar las pantallas de datos… al menos la principal para cada deporte.

Notificaciones

Configura tus preferencias para notificaciones y sonidos. Algunos relojes de entrenamiento funcionan como relojes inteligentes, y nos transmiten todo tipo de sonidos y vibraciones de nuestro teléfono.

Esto puede ser útil, pero nadie quiere ser interrumpido en medio de duros intervalos con un sonido que no significa que tu segmento de sprint esté terminado, sino que te informa sobre las últimas noticias políticas 🙁

Estadísticas personales

Si te tomas el tiempo para introducir tu estatura, peso y edad, recibirás más información útil sobre las zonas de frecuencia cardíaca, el tiempo de recuperación recomendado y las calorías quemadas.

Sincronización automática de datos

Configura la sincronización automática a tu software favorito. Por ejemplo, mi Garmin se sincroniza con la aplicación Garmin Connect a través de Bluetooth o WiFi, que carga mis datos de entrenamiento en Garmin Connect y los transmite a Strava, por lo que puedo ver mi progreso en comparación con mi plan de entrenamiento sin ninguna entrada de datos manual.

Esto mejorará tu experiencia general con su dispositivo.

Aunque puede tardar al principio algunos minutos y demasiadas búsquedas en Google, pero el tiempo que dediques a configurar tu reloj y ciclocomputador a tu gusto se verá recompensado en entrenamientos más felices y estadísticas más precisas.

Nos vemos en los entrenos!!