El poder de la mente cuando corres

Cómo engañar a tu mente para correr

¿Qué papel desempeña la mente en tu carrera? ¿Qué pasa si cuando tu cerebro indica que has alcanzado el punto máximo de agotamiento durante una carrera, en realidad puedes correr más?

Existe una teoría, basada en el argumento de que la mente anulará tu capacidad física para correr, casi como una señal de advertencia que te dice que reduzcas la velocidad.

Pero aunque la mente indica que tu cuerpo está exhausto, fisiológicamente todavía podrías dar más y si puedes anularlo, podrías ir más rápido y durar más tiempo del que alguna vez habías imaginado.

¿Hasta qué punto nos afecta el poder de la mente en el entrenamiento o carrera?




Un estudio de Stephen A. Mears y un equipo de la Universidad de Loughborough investigó si la mera percepción de la ingestión del desayuno en la mente mejoraría el rendimiento de ciclismo de alta intensidad.

Muchos intentan comer antes de las carreras o sesiones de entrenamiento de alta intensidad, ya sea debido a la hora del día, los nervios antes de la carrera o los problemas gastrointestinales durante el evento y, como resultado, muchos optan por correr en ayunas.

La carrera en ayunas tiene un objetivo, principalmente para ayudar al cuerpo a mejorar su capacidad de utilizar reservas de grasa junto a las reservas de carbohidratos, pero no siempre es la mejor opción para carreras o sesiones de alta intensidad.

Aconsejamos que si eres principiante nunca hagas carreras en ayunas o consultes algún especialista antes de hacerlo.

Y aunque en la investigación se trataron a ciclistas, los resultados deberían ser relevantes para todos los atletas de resistencia.

Cuando la duración del ejercicio es superior a 60 minutos, generalmente se recomienda que los atletas consuman carbohidratos entre 1 y 4 horas antes del ejercicio, pero para el ejercicio que dura menos de 45 minutos parece haber poca evidencia, de haber alguna, se sugiere que la ingestión de carbohidratos antes del ejercicio mejorará el rendimiento.

En el estudio, Mears y su equipo analizaron si solo la percepción del desayuno (placebo), cuando se probó junto con un desayuno de 2 g de carbohidratos por kilogramo de masa corporal y otro con solo agua, hizo alguna diferencia en un rendimiento de prueba de alrededor de 20 minutos.

Te puede interesar: Mejores zapatillas para correr

La percepción del desayuno fue proporcionada por un placebo de textura y sabor similar.

Lo que descubrieron fue interesante, realmente interesante. El primer grupo, aquellos que tomaron solo agua antes del tiempo, registraron tiempos más lentos que el grupo que tomó un desayuno con carbohidratos, lo que se esperaría de un entrenamiento de alta intensidad.

Antes de una sesión dura, debes asegurarte de que tus reservas de glucógeno tengan energía suficiente para aprovechar al máximo esa sesión.

Por último, los resultados del placebo. Podríamos esperar que el placebo tenga un efecto similar al del grupo de solo agua.

Sin embargo, curiosamente el grupo de placebo fue un poco más rápido que el grupo de carbohidratos.

La sola percepción de tener el desayuno fue suficiente para proporcionar un tiempo más rápido que el agua y, curiosamente, un tiempo más rápido que el grupo de desayuno con carbohidratos también.

Conclusiones

Mears concluyó que: «la mejora en el rendimiento probablemente sea atribuible a un efecto psicológico más que fisiológico, y los sujetos perciben la ingestión de desayuno y nutrientes como beneficiosos, lo que resulta en una mayor intensidad autoseleccionada».

Te puede interesar: Mejores planes de entrenamiento para descargar

Entonces, ¿qué significa esto para los ciclistas, o incluso corredores, teniendo esta información? Es un indicador claro de que incluso la percepción del desayuno es beneficiosa antes que los esfuerzos de alta intensidad de 45 minutos o menos.

Desde un punto de vista práctico, también parece que el contenido nutricional de dicho desayuno no es un factor determinante en el rendimiento para esfuerzos breves y de alta intensidad, y sería mejor tener cualquier cosa, incluso una pequeña fuente de desayuno o carbohidratos. antes de tu carrera / sesión.

Esto podría ser útil para los corredores que, por lo general, no pueden soportar la comida antes.

Una dietista especialista, McGregor dice: «es la misma teoría sobre los enjuagues bucales con carbohidratos, que pueden ser útiles durante breves períodos de tiempo, pero pueden engañar al cuerpo para que piense que hay más carbohidratos disponibles».

McGregor también señala que no debería » hacer un gran negocio con respecto a los desayunos previos a la carrera, ya que en realidad cuando te estás preparando para una carrera, debes planear al menos 24-48 horas previas.

Nos vemos en los entrenos!!!

Te puede interesar: