Los beneficios del entrenamiento hipóxico

Entrenamiento hipoxico

El entrenamiento hipóxico, es aquel que controlas la respiración cuando nadas. Este tipo de entrenamiento ha recibido muchas críticas en los últimos años, especialmente en la comunidad de triatlón.

Pero en contra de lo que dicen puede aportar beneficios para la natación y tu condición física.

Beneficios

La respiración es uno de los problemas más comunes de los nadadores principiantes y no tan principiantes.

Muchos nadadores mantienen la respiración bajo el agua y luego exhalan todo. Y luego tratan de respirar con cada brazada.

Este patrón de respiración hace que la frecuencia cardíaca aumente y los músculos se contraigan debido a una respiración superficial (por lo que se consume menos oxígeno) siendo malos en tus resultados en el sector de natación.

La razón de esto se debe principalmente a que los nadadores no se sienten cómodos en el agua. Y les entra una especie de dentro del agua.

Para superar estos problemas respiratorios, existen para los nadadores, una serie de ejercicios que ayuda a sentirse cómodo exhalando bajo el agua, girando para respirar y respirando desde el diafragma en el momento correcto. Esto les ayuda a nadar de forma relajada.

La mayor parte del pánico que sienten los nadadores no es la falta de oxígeno sino la sensación de pánico en el cerebro.

Entonces, si el cerebro puede sentirse cómodo al no poder respirar, entonces el cuerpo puede calmarse.

El entrenamiento hipóxico puede llevar esta familiaridad con el agua un paso más allá.

Cuando realizas un entrenamiento hipóxico estás conteniendo tu respiración. O mejor dicho, estas controlando tu exhalación para sentirte cómodo sin respirar en cada brazada.

Ejercicios Entrenamiento Hipóxico




Un ejemplo sería un 3-5 x 100 m donde en los primeros 25 respiramos cada 3 brazadas, los segundos 25 respiramos cada 5, luego cada 7 brazadas y por último cada 9 brazadas.

La clave es no respirar

En lugar de eso, exhala bajo el agua gradualmente para que al final de la cantidad de brazadas (3/5/7/9), tus pulmones estén vacíos.

Siempre deberías ver burbujas en el agua. A medida que aumentas el número de brazadas entre las respiraciones, tendrás que exhalar menos y controlar más la corriente de burbujas con cada brazada.

Trata de mantenerte relajado durante toda la serie y concéntrate en tu aliento.

Se recomienda que vayas despacio para que puedas prestar el 100% de tu atención a exhalar, respirar y relajarse.

Te puede interesar: La clave del éxito en la natación: la Eficiencia

Otra forma de incluir el entrenamiento hipóxico en tus entrenamientos es antes de los sprints y los esfuerzos muy duros.

Cuando se trata de sprints entre 25-100 m, cuanto más respiras, más lento irás.

Eres mucho más hidrodinámico cuando no estás respirando. Por lo tanto, cuanto menos respires, menos arrastre crearás.

Al incluir series hipóxicas antes de los sprints, enseñarás a tus pulmones a usar el oxígeno que tiene y le enseñarás a tu mente que todo estará bien si vas 25 m sin respirar.

Un buen ejemplo es patear bajo el agua 25 m sin levantarte para respirar. Una vez más, no contengas la respiración. En lugar de ello, exhala gradualmente y concéntrate en las burbujas.

Para hacer este ejercicio puedes usar aletas. Incluye un total de 4 a 6 antes de los sprints.

Ojo, esto no es para todos, es para nadadores más experimentados

Asegúrate de sentirte cómodo cuando te falta ese oxígeno en el cerebro antes de incluir series hipóxicas.

Una vez que hayas dominado la burbuja y el ejercicio 6/3/6, entonces incluir los entrenamientos hipóxicos podrían ser el siguiente paso para convertirte en un nadador más seguro y relajado.

Te puede interesar:

– Guía de trajes de neopreno para triatlón

– Guía cómo elegir tus gafas de natación

– Por qué nadar es bueno para ti

Sobre el autor:

El Último Triatleta
Después de practicar muchos deportes y estudiar Ed. Física, decidí dar un giro a mi vida y lanzarme a lo que realmente me apasiona, que es el triatlón y las carreras de larga distancia. Todo el camino que recorro para ello, te lo cuento en el blog de elultimotriatleta.com donde aprenderás todo lo relacionado con lo que llaman running, ciclismo o natación ayudándote a enfrentarte de una mejor manera a tus proyectos deportivos.

Deje su comentario

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies significa que aceptas la política de privacidad y de cookies Ok