Los Dolores o las molestias más típicas del triatlón

En los últimos años se ha incrementado la cantidad de personas que participan en los triatlones de manera asidua, y con ello la cantidad de errores y molestias más típicas.

Normalmente son personas comprometidas con todos los entrenamientos, pero en ocasiones cometen errores por querer auto prepararse sin la adecuada formación.

Los entrenadores especializados pueden elaborar un plan de entrenamiento que se adapte a todas las necesidades y las características que tenga cada persona.

Puedes prevenir los errores que se llegan a cometer en el entrenamiento y que requieren de la visita de un médico o algún fisioterapeuta trabajando con el equipo adecuado y con una excelente planificación de toda la alimentación, sobre el descanso y los entrenamientos que requiere la persona.

Los deportes se encuentran compuestos por tres diferentes disciplinas que sean los más complejos para todo el organismo humano y utilizan diferentes músculos que ayudan al desplazamiento.

Uno de los ejemplos es que en la natación nos colocamos en una posición horizontal; en las carreras hacemos uso de la una posición vertical la cual impacta todo el peso del cuerpo en la superficie, y por último está el ciclismo el cual se realiza en una posición semisentada y con ejercicios de movimientos completos de empuje.

Por ello, todas las disciplinas requieren de un entrenamiento especializado para cada persona y con su total adaptación.

Todos los errores típicos que se comenten en el triatlón



Los participantes en el triatlón tienden a cometer errores que a lo largo de los años se han convertido en situaciones cada vez más comunes y estas se clasifican de la siguiente manera:

La total falta de descanso

Durante los entrenamientos el tiempo para el descanso disminuye considerablemente y esto desarrolla múltiples lesiones como la tendinitis o las roturas de las fibras.

Por ello debes tomar en cuenta que el descanso es una parte fundamental para lograr un excelente entrenamiento.

El aumento del volumen e intensidad del entrenamiento

Todo el incremento que ocurra con la intensidad y el volumen, puede dificultar toda la adaptación que es requerida para toda la estructura de las articulaciones, músculos y los ligamentos.

Las lesiones que se producen a causa de esto son la fatiga o el tener un sobre entrenamiento, las sobrecargas musculares y las fracturas por estrés.

La utilización de una técnica inadecuada

Cada una de las diferentes disciplinas necesitan de una técnica específica que debe ser enseñado por un entrenador que se encuentre especializado en ese deporte.

También resulta de suma importancia elegir una buena postura y un calzado que facilite el desplazamiento en los deportes que sean necesarios.

Por ello, es importante ir a un especialista para que pueda corregir algunos errores en un corto o largo de tiempo.

El exceso o la falta total del estiramiento

Una gran cantidad de estudios determinan que es fundamental el flexibilizar y estirar todos aquellos músculos y las articulaciones, pero estos estiramientos deben ser realizados minutos antes de iniciar con el entrenamiento.

De esta manera, se logrará sentir menos dolor luego de culminar el entrenamiento y se podrá favorecer todo el rendimiento en los entrenamientos.

Mejorar las debilidades

La mayoría de las personas encuentran una disciplina en la que son excelentes. Sin embargo, algunos quieren forjar un camino en otra disciplina y para ello deben trabajar en todas las debilidades que puedan tener y enfocarse mucho más en este nuevo reto

No cumplir con las carreras que están programadas en el calendario

Muchas de las personas que se encuentran en excelentes condiciones físicas anhelan participar en las carreras, lo que conlleva a no tener un descanso adecuado y adquirir un alto grado de estrés que puede provocar unas nuevas lesiones en él o ella.

No tener un entrenamiento adecuado y estrictamente personalizado

Los deportistas necesitan obtener un entrenamiento que sea completamente adecuado para cada uno de ellos, por ello lo más recomendable es conseguir la ayuda de un entrenador personal.

Los suplementos y la alimentación adecuada

Lo ideal es que después del entrenamiento, el deportista tome una gran cantidad de agua o alguna bebida isotónica, así como también es ideal que tengan una dieta completa y variada.

Por ello, es recomendable que te dirijas a un especialista en nutrición debido a que una mala forma de alimentarte puede causar lesiones.

Es importante señalar que todo lo que consumas antes o durante la competición va a determinar un alto porcentaje del rendimiento que puedas tener.

Debes identificar qué alimentos tu cuerpo no ingiere con facilidad para que no puedan aparecer diferentes molestias debido a que el sistema digestivo de los deportistas en ciertas ocasiones es más susceptible que los de otras personas.

Por ello, una dieta equilibrada logra mejorar todo tu rendimiento y las marcas que tengas en el entrenamiento.

Las fracturas causadas por el estrés

Estas fracturas ocurren cuando se eleva de forma drástica el entrenamiento sin una adecuada preparación y recuperación, tras ello un constante impacto puede llegar a fracturar el hueso.

También se necesita de un descanso que esté planificado para que el cuerpo tenga tiempo de recuperarse y así poder prevenir la fractura.

Este tipo de fracturas pueden producirse en su mayoría en la tibia, en la cadera o en el pie. También sus síntomas se verán reflejados durante la actividad física y lo más probable es que comience a hincharse la zona.

Las fracturas por estrés se pueden evitar cuando determinas hasta dónde puede llegar tu cuerpo con sus ventajas y limitaciones, sobre todo si estas iniciando en el deporte. Es fundamental incluir el descanso y la recuperación en tu rutina.

Las lesiones más frecuentes del triatlón:

  • Las lesiones tendinosas y las musculares se dan en un 32%
  • Las fracturas en un 10%
  • Los problemas osteoarticulares en un 16%
  • Las contusiones son las más frecuentes debido a que se dan en un 42%

Conclusión

Es importante ir a un especialista para que nos indique qué solución utilizar para aliviar los dolores o las molestias que se puedan desarrollar durante los entrenamientos.

Tampoco se debe subestimar a las lesiones debido a que si no se curan como es debido, pueden agravarse y estar constantemente molestando.

Por ello, es necesario realizar un chequeo con un experto en la materia y darle a nuestro cuerpo el trato que merece.

Nos vemos en los entrenos!!