10 trucos para disfrutar de correr

Correr feliz

He de reconocer que cuando empecé a correr yo no amaba este deporte. Siempre recordaré la primera vez que corrí, salí por la puerta, recorrí unos 2 kilómetros ( o menos) y tuve que parar porque estaba cansado no, muerto. Me estuvo doliendo el cuerpo durante tres días.

Lo curioso era que cuanto más corría, más fácil y más divertido me sentía.

No tienes la obligación de correr, pero si vas a correr, debería ser una actividad alegre, que te sienta bien. Cualquiera puede disfrutar, y cualquiera puede mejorar enormemente.

A continuación te explicamos 10 sencillos trucos para disfrutar cuando corres y no morir en el intento.

Ve más despacio

La mayoría de los nuevos corredores comienzan sprintandoy rápidamente se cansan. La norma es: «Si te duele, es que vas demasiado fuerte».

Tu cuerpo necesita tiempo para desarrollar la aptitud aeróbica y adaptarse al impacto y movimientos repetitivos de correr.

Te puede interesar: Planes de entrenamiento para correr

Cuando comienzas por primera vez, deberías alternar la carrera suave/trote con andar, por ejemplo, un minuto de cada una. Cada semana, ajusta tus intervalos (correr más, caminar menos) hasta que estés trotando constantemente. Es importante que escuches a tu cuerpo.

Ritmo/velocidad

Dicho esto, correr siempre al mismo ritmo puede ser monótono.Una vez que hayas hecho varias carreras continuas, intenta hacer algunos cambios de velocidad de 20 a 30 segundos seguido de al menos un minuto de carrera suave.  O bien, sube una cuesta rápido y luego corre lentamente.

Comienza haciéndolo un par de veces y luego ve auméntalo semana por semana.  Además de hacer que se te pase el tiempo más rápido, estos esfuerzos cortos y duros aumentarán el ritmo cardíaco y ayudarán areducir el riesgo de lesiones.

Corre con música

La música motiva. En un pequeño estudio se demostró que los corredores iban más rápido y realizaron mejores registros cuando escuchaban música. De hecho para los días que corras más suave, elige una música más tranquila y para los días intensos, música cañera.

Los podcasts también funcionan, y a menudo vienen en episodios de entre 30 y 45 minutos que son fáciles de escuchar durante el ejercicio.

Te puede interesar: Mejores artículos para correr

Mejor acompañado

Cuando corres con un amigo o varios, los kilómetros pasan volando. Además te animarán para aquellos días que no te encuentres con fuerza o viceversa, y ya te digo que es muy gratificante. ¿No puedes encontrar a un amigo para correr? Pues… puedes buscar por internet, ir a un club local para carreras grupales; a menudo salen de tiendas, bares y gimnasios. Es posible que conozcas a un nuevo amigo que tenga tu mismo ritmo.

Concentra tu mente

Aunque los compañeros de entrenamiento y la música pueden servir como buenas distracciones, realmente concentrarte con lo que estás haciendo también puede ayudarte a disfrutar más. Una investigación muestra que los atletas que son conscientes cuando corren tienden a mostrar un mayor optimismo, una mayor confianza en sí mismos y menos ansiedad.

Para empezar, dedica los primeros pasos de tu carrera a realizar un análisis completo de tu cuerpo, mente y el mundo que te rodea. Observa la sensación de tus pies golpeando el suelo, el sonido de los pájaros que cantan… Si notas que tu mente simplemente desconecta, y lo harás, regresa suavemente al momento presente. Encontrarás que sumergirte por completo al enfocarte en tu entorno, cuerpo y mente aumenta el disfrute, incluso en los días en que te sientes menos inspirado para correr.

Libera estrés

Pagar facturas, alimentar a tus hijos, trabajo, estudios… hay muchas cosas en la vida que tienes que hacer. Correr, por otro lado, es una elección libre que haces para mejorar tu salud, tu forma física y tu bienestar. Me gusta decir que es una oportunidad, no una obligación. Disfruta de la oportunidad de poner a prueba tus límites, eliminar el estrés y escapar de la presión diaria de una vida ajetreada.

Contempla tu alrededor

Cuando te sientas desanimado, concéntrate en lo que te rodea. Podría ser la forma en que las hojas han caído en el camino o un niño que está aprendiendo a andar en bicicleta. Cualquier elemento puede ser motivo de inspiración para tus rutas.

Te puede interesar: Mejores guías para correr

Cambia tu ruta

A menudo noto que los corredores siguen exactamente las mismas rutas día tras día (Strava es muy chivato). Proponte correr por un sitio nuevo, eso agregará una emoción a tu rutina.

Visualiza el lado positivo

En los días en que no puedes convencerte de que te gusta correr, recuerda lo bien que te sentirás cuando hayas terminado. Después de la carrera de la mañana, vas a ser más feliz, serás más productivo y te comerás el mundo. Es como tomar café, todos somos mejores personas después del café.

Ponte objetivos

Establece un objetivo de carrera específico, como completar un 5K o mejorar el tiempo del año anterior. Reflexiona sobre cuánto significa esa meta para ti, usted puede ayudarte a apreciar cada paso del proceso.

También puedes dedicar tus kilómetros a un ser querido que ya no puede correr, recaudar dinero para una obra de caridad… A veces correr puede parecer un esfuerzo bastante egoísta, hacerlo más grande que tú mismo puede devolver esa alegría.

Te puede interesar: Mejores estiramientos para correr