Cómo correr en zona 2

El entrenamiento dentro de una zona de ritmo cardíaco concreta, puede ser difícil cuando tratas de entrenarla.

«Solo correr» puede hacerte que consigas llegar a la meta para tu primera carrera.

La incorporación de zonas de FC en tu entrenamiento, puede significar que tengas que hacer ciertos entrenamientos para que sean intencionalmente lentos para las adaptaciones de resistencia (Zona 2) mientras que otros entrenamientos tienen como objetivo, ser muy duros y difíciles para mejorar tu capacidad máxima (Zonas 4 y 5).

Los que practicamos deportes de resistencia, como triatlón, correr o ciclismo,  solemos ser buenos para ir fuerte en los días difíciles, pero tenemos dificultades para ir despacio en los días suaves.

Hazme caso cuando te digo que entrenar tu cuerpo para correr lento es un reto. Si bien no es físicamente exigente, la batalla mental de humillarte (ver como otras personas te adelantan cuando sabes que eres más rápido) para ir despacio, incluso caminar, nos lleva a muchos atletas por un camino de frustración que finalmente abandonamos la Zona 2 antes de que puedan realizarse las adaptaciones de resistencia correspondientes.

Después de esta breve introducción, te dejo algunos consejos para ayudarte a permanecer en la Zona 2:

Entrenando en zona 2



Establecer una buena zona suave

Esto significa un rango de frecuencia cardíaca baja, un ritmo significativamente más lento y un esfuerzo ligero a muy ligero.

Empieza despacio

Un calentamiento de la Zona 1 de 5 a 10 minutos puede ayudar a «encender su sistema aeróbico» y permitirle correr / caminar más eficientemente en la Zona 2.Acepta ir sustancialmente más lento de lo normal.

Acepta que no eres una máquina

Si estás entrenando de acuerdo con la frecuencia cardíaca, tu ritmo variará de una sesión a otra e incluso dentro de una sesión.Asegúrate de que tu reloj y / o correa para el pecho estén colocados correctamente y que tengan suficiente batería

Dar a este método 8-12 sesiones de ejecución

Tu cuerpo se adaptará para desarrollar un metabolismo aeróbico más eficiente y cuando lo hagas, llegar y permanecer en la Zona 2 será más fácil y más rápido.

Lo increíble de la Zona 2 es que puedes llegar a ser más rápido entrenando más despacio.

Como modo de ejemplo, recuerdo hace pocos años, cuando me preparaba para una carrera de larga distancia (101 kilómetros de Ronda). Mis entrenamientos durante unos 3 meses fueron en zona 2.

Mi sorpresa fue cuando realicé una carrera nocturna de 8 kilómetros (carrera rápida). Obtuve mi mejor MP sin haber corrido nunca a esos tiempos. Todo gracias al entrenamiento en zona 2.

Cuando la mayoría de tus entrenamientos sean en la Zona 2, estarás más preparado para enfrentarte en tus días más duros y cosecharás más beneficios del entrenamiento porque le estás dando a tu cuerpo la oportunidad de recuperarse, evitando muuuchas lesiones.

Nos vemos en los entrenos!!

Te puede interesar: