Lesión del tendón de Aquiles: Cómo ocurren y cómo prevenirlas

Lesión tendón de aquiles. Último triatleta

¿Cómo ocurren las lesiones del tendón de Aquiles?

El tendón de Aquiles se origina en los músculos de la pantorrilla, insertándose en el hueso del talón.

La lesión puede ocurrir por varias razones, como la biomecánica del pie y tobillo y un cambio reciente en un programa de entrenamiento.

¿Cómo sabrás si lo tienes?

Lo primero y evidente, tendrás dolor en el tendón.

El inicio puede ser repentino o gradual y se describe a menudo como un «dolor» o «opresión», pero puede ser más grave.

El tendón será sensible al tacto y el dolor empeorará después del ejercicio.

¿Cómo puedes evitar las lesiones del tendón de Aquiles?

Crear un programa de entrenamiento adecuado y constante e incluir un programa de estiramiento que implique el uso de un rodillo de espuma para los músculos como este.

Tener el calzado correcto también es esencial. Esto se hace mejor a través de ver a un especialista (por ejemplo, fisioterapeuta o podólogo) para establecer la biomecánica del pie y el tobillo.

¿Cómo rehabilitar una lesión del tendón de Aquiles?

Un fisioterapeuta evaluará tu pie y tobillo y buscará más allá de la pierna e incluso más allá de la cadera por posibles causas.

También evaluará las causas potenciales de sus síntomas y evaluar su estilo de carrera.

Su rehabilitación incluirá programas de carga y fortalecimiento excéntricos, así como ejercicios de estiramiento y trabajo en el control de la articulación de los miembros inferiores.